• NOTICIAS

Ocho personas muertas en el ataque de las fuerzas iraquíes contra residentes iraníes del Campo Ashraf

Según informes, ocho personas han perdido la vida y hasta 400 han resultado heridas en el ataque que las fuerzas iraquíes lanzaron contra residentes iraníes desarmados del Campo Ashraf, al norte de Bagdad, el 28 de julio. Amnistía Internacional ha pedido al gobierno iraquí que investigue el uso aparentemente excesivo de la fuerza empleado por sus fuerzas de seguridad.

Cientos de agentes armados de las fuerzas de seguridad iraquíes irrumpieron en el campo con excavadoras hacia las tres de la tarde, hora local. Utilizaron gas lacrimógeno, cañones de agua y porras contra los residentes iraníes desarmados que trataban de impedirles la entrada al campo.

La grabación de vídeo que ha visto Amnistía Internacional muestra claramente a las fuerzas iraquíes golpeando repetidamente a personas en distintas partes del cuerpo, incluso en la cabeza. Al parecer, de los 400 heridos, al menos 13 se encuentran en una situación crítica.

Los residentes del campo afirman que, además de los numerosos heridos, cerca de 50 personas fueron detenidas. Se desconoce su paradero.

En los últimos meses, el gobierno iraquí ha manifestado públicamente que desea hacerse con el pleno control del Campo Ashraf. El 27 de julio, Ali al Dabbagh, portavoz del gobierno, dijo a un canal iraquí de televisión por satélite que el gobierno “asumirá la responsabilidad de la seguridad interna del Campo Ashraf”. Las autoridades, según los informes, planean establecer un puesto de la policía en el interior del campo.

Amnistía Internacional pide al gobierno iraquí que revele el paradero de los 50 detenidos y que garantice que están protegidos frente a la tortura y los malos tratos, así como frente a la devolución a Irán.

Unos 3.500 residentes del Campo Ashraf son miembros o simpatizantes de la Organización Muyahidín del Pueblo de Irán, organización de oposición iraní cuyos miembros llevan muchos años residiendo en Irak. Hasta hace poco, la Organización Muyahidín del Pueblo de Irán estaba clasificada como organización “terrorista” por la Unión Europea y otros gobiernos, pero en la mayoría de los casos esta designación se ha eliminado alegando que la Organización ya no propugna la oposición armada al gobierno de Irán ni participa en ella.

Las fuerzas estadounidenses estuvieron brindando protección al campo y sus residentes, designados “personas protegidas” tras la invasión de Irak en 2003, pero esta situación se abandonó tras el Convenio sobre el Estatuto de las Fuerzas (CEF) acordado entre los gobiernos de Estados Unidos e Irak. La protección estadounidense se retiró pese a que el CEF no hace referencia alguna al Campo Ashraf o a sus residentes.