Amnesty International

Amnistía Internacional anuncia las personas galardonadas con la beca de derechos humanos en honor de Gaëtan Mootoo

Amnistía Internacional anuncia hoy los nombres de las cuatro personas beneficiarias de una beca en honor del empleado fallecido Gaëtan Mootoo, investigador para África Occidental, que trabajó en la organización durante más de 30 años.

El anuncio se hace público en un momento en el que la organización lo recuerda con gran afecto, en el aniversario de su muerte, el 25 de mayo de 2018. En dos meses, desde la publicación de la presentación de solicitudes, el comité de selección ha recibido un total de 274 solicitudes. De todas ellas, se han elegido a cuatro personas —dos mujeres y dos hombres— como beneficiarias de la primera edición de la Beca para Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos Gaëtan Mootoo.

La implacable determinación de Gaëtan en pro de la justicia hizo que lograra victorias en materia de derechos humanos donde otros habrían desistido. La profunda compasión que sentía por las personas cuya libertad procuraba garantizar, junto con su firme dedicación y humildad, lo distinguen como adalid de los derechos humanos y fuente de inspiración para todos y todas.

Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“La implacable determinación de Gaëtan en pro de la justicia hizo que lograra victorias en materia de derechos humanos donde otros habrían desistido. La profunda compasión que sentía por las personas cuya libertad procuraba garantizar, junto con su firme dedicación y humildad, lo distinguen como adalid de los derechos humanos y fuente de inspiración para todos y todas. A través de su trabajo como tenaz investigador en derechos humanos, cambió las vidas de un incalculable número de personas en todo el mundo”, ha declarado Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“Sentimos profundamente su pérdida, como amigo estimado y como defensor de los derechos humanos y, junto con su familia, honramos su memoria y su enorme legado brindando la oportunidad a otras personas para que sigan con su ejemplo de reivindicar un mundo más justo. Es por ello que me complace felicitar a las personas seleccionadas.”

La beca de Gaëtan Mootoo financiará la asistencia de Tathi Yende Viviane (Camerún), Charlin Ulderel Kinouanii Ntnondele (República del Congo), Alphonsine Demba (Senegal) y Faithe Kouassi Sylvain (Costa de Marfil) a la escuela de verano organizada por el Instituto Internacional de Derechos Humanos de la Fundación René Cassin que tendrá lugar de forma virtual entre el 5 y el 24 de julio de 2021. La formación online se centrará en el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho penal internacional.

Las cuatro personas beneficiarias, con edades entre los 29 y los 31 años, ya han iniciado su trayectoria en el mundo de los derechos humanos en sus países respectivos. Se han sentido inspirados por el ejemplo de Gaëtan y ya están trabajando para hacer llegar la justicia a sus respectivas comunidades.

“Esta beca me brinda la oportunidad de poner en marcha una red sólida de defensores y defensoras de los derechos humanos. También me servirá para aprender a desarrollar mejor mi pasión, que no es otra que defender los derechos humanos en mi comunidad”, ha afirmado Tathi Yende, de Camerún.

El activista de la sociedad civil Charlin Ulderel Kinouanii Ntnondele, de la República del Congo, ha manifestado que su compromiso se debe a la privación al derecho a la educación a que fue sometido durante los cinco años que duró el conflicto armado de su país.

“Por eso debo asistir a este tipo de formación, porque me servirá para defender mejor los derechos humanos y la consolidación de la democracia en mi país”, ha concluido.

La ciudadana senegalesa Alphonsine Demba, cuya labor se centra en los derechos de las mujeres y de la infancia, piensa que la beca le brinda la oportunidad de ampliar sus conocimientos sobre los derechos humanos.

“En el futuro, tengo intención de utilizar los conocimientos adquiridos durante el curso para unirme a una gran organización de derechos humanos y trabajar para defenderlos de manera más eficiente, y hacer campaña en favor de la aplicación efectiva de los tratados firmados y ratificados por nuestros países”, ha afirmado.

Por su parte, el joven defensor de los derechos humanos marfileño Sylvain Kouassi Faithe ha explicado que aprovechará la formación para defender los derechos de las minorías y evitar violaciones de derechos humanos en la región central de su país.

Las investigaciones en materia de derechos humanos de Gaëtan abarcaban muchas regiones de África Occidental y Central, como Costa de Marfil, Burkina Faso, Chad, Guinea, Mali, Mauritania, Níger, Senegal, Sierra Leona y Togo. Gracias a la rigurosidad de sus resultados y a unos análisis minuciosos, se consiguió liberar a muchos presos y presas de consciencia, se ayudó a garantizar que se hiciera justicia y se concedieran reparaciones a muchas víctimas y se contribuyó a los procesos de recuperación de muchas comunidades afectadas por abusos contra los derechos humanos.

“Luchar contra las violaciones de derechos humanos cuesta cada vez más por la rapidez en la que se transforma el mundo que nos rodea y por la forma en la que mutan las fuentes de represión. Tenemos que ser capaces de seguir el ritmo del cambio y afrontar los retos actuales, pero también tenemos que ser astutos, ser capaces de adaptarnos y comprometernos para defender los derechos humanos de cara al futuro”, ha afirmado Agnes Callamard.

“Tenemos que promover el activismo y equipar a los y las jóvenes activistas y líderes del mañana ahora. Tenemos que compartir conocimientos, intercambiar ideas y colaborar con ellos y con ellas para ayudar a empoderar sus acciones en sus propias realidades de derechos humanos. Y tenemos que deshacernos de lo caduco y abrir nuevos horizontes para que su determinación, capacidad de innovación y visión sean impulsores del movimiento global de los derechos humanos tanto en el presente como en el futuro. Esta beca es un paso importante hacia esta realidad de los derechos humanos.”