• NOTICIAS

Repulsa por ejecución en Irán de un condenado por un delito cometido cuando era menor

Amnistía Internacional ha condenado la ejecución de Behnoud Shojaee, iraní de 21 años, en la prisión de Evín de Teherán el 11 de octubre al amanecer, por un asesinato que presuntamente cometió cuando tenía 17 años.

Behnoud Shojaee había sido condenado a qesas (castigo equivalente al delito cometido) por el Tribunal Penal de Teherán el 2 de octubre de 2006, tras haber sido declarado culpable de matar a un muchacho durante una pelea en un parque el 18 de junio de 2005.

Su ejecución se había aplazado unas seis veces. Según su abogado, unas 200 personas se congregaron antes de la ejecución a la entrada de la prisión de Evín para intentar convencer a la familia de la víctima de que le perdonara la vida.

La familia de una víctima de asesinato tiene derecho a insistir en que se lleve a cabo la ejecución o a indultar al asesino a cambio de una indemnización (diyeh). Las personas declaradas culpables de asesinato no tienen derecho a solicitar el indulto o la conmutación de la pena al Estado, lo que constituye una violación del artículo 6.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Irán es parte.

La familia no quiso indultar a Behnoud Shojaee y el abogado de éste ha contado que el padre y la madre de la víctima quitaron de un empujón la banqueta sobre la que se encontraba Behnoud Shojaee con la soga alrededor del cuello.

Amnistía Internacional calificó la ejecución de grave violación del derecho internacional, que prohíbe la ejecución de personas que tenían menos de 18 años en el momento del presunto delito.

Behnoud Shojaee, que acababa de cumplir 17 años cuando se cometió el asesinato, intervino para detener una pelea entre un amigo suyo y otro muchacho, Ehsan, en un parque de Teherán. El muchacho entonces comenzó a pelearse con Behnoud Shojaee y lo amenazó con un cuchillo. Durante la reyerta, Behnoud Shajee tomó un pedazo de vidrio y apuñaló a Ehsan una vez en el pecho, antes de huir del lugar.

A lo largo de todo el juicio Behnoud Shojaee mantuvo que sólo había apuñalado a Ehsan una vez, aunque el informe del pesquisidor (coroner) afirmaba que la víctima murió tras recibir varias heridas. Aunque las declaraciones de Benhoud Shojaee no fueron investigadas, el Tribunal Supremo confirmó su condena el 30 de junio de 2007.

Durante el juicio, Behnoud Shojaee no contó con asistencia letrada y, en consecuencia, tuvo que redactar él mismo la solicitud para que su caso fuese examinado de nuevo y se celebrase un nuevo juicio.

El sábado 10 de octubre la comunidad internacional celebró el Día Mundial contra la Pena de Muerte.

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades iraníes a detener de inmediato todas las ejecuciones previstas –en especial la de Safar Anggoti, otra persona condenada por delitos cometidos cuando era menor de edad que corre riesgo de ser ejecutada esta semana– y a conmutar todas las penas de muerte.