© Alli Jarrar/Amnesty International

Estados Unidos: La administración Biden no debe detener en Guantánamo a solicitantes de asilo de Haití

Ante los informes no confirmados de que la administración Biden está estudiando la posibilidad de retener a solicitantes de asilo de Haití en un tercer país o ampliar la capacidad de instalaciones existentes en el centro de detención estadounidense de Guantánamo (Cuba), Erika Guevara Rosas, directora de las Américas de Amnistía Internacional, ha declarado:

“Los haitianos y haitianas que huyen de su país en medio de una crisis humanitaria y de derechos humanos deben ser acogidos y tener derecho a buscar seguridad en Estados Unidos sin discriminación, y no deben ser retenidos en un tercer país ni en una base naval estadounidense tristemente célebre por la detención arbitraria ilegítima e indefinida y la tortura”.

“Amnistía Internacional ha demostrado que sucesivos gobiernos estadounidenses vienen intentando disuadir a las personas haitianas de que pidan asilo en Estados Unidos mediante la aplicación de políticas concebidas para interceptarlas, detenerlas y expulsarlas desde la década de 1970 hasta el Título 42. Sus tácticas incluyen devoluciones sumarias ilegítimas en el mar, detenciones masivas, tortura y otros malos tratos, y procedimientos acelerados de expulsión con deficiencias en las evaluaciones individualizadas. En la década de 1990, por ejemplo, las autoridades de Estados Unidos detuvieron vergonzosamente a solicitantes de asilo de Haití en condiciones precarias en campos en la bahía de Guantánamo.

Los haitianos y haitianas que huyen de su país en medio de una crisis humanitaria y de derechos humanos deben ser acogidos y tener derecho a buscar seguridad en Estados Unidos sin discriminación.

Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

“Ya es hora de que Estados Unidos ponga fin de una vez a este trato discriminatorio y se asegure de que las personas solicitantes de asilo de Haití tienen acceso sin discriminación al territorio estadounidense y al debido proceso para ejercer su derecho de pedir asilo, incluida la evaluación individualizada de sus solicitudes de protección internacional. Las actividades que se llevan a cabo en Guantánamo ya están plagadas de espantosas violaciones de derechos humanos, y Amnistía Internacional lleva tiempo pidiendo el cierre definitivo del centro de detención. Estados Unidos debe abstenerse de usar este lugar para cometer más abusos”.