Francia: La absolución de una jubilada por ser compasiva con unos niños demuestra que la solidaridad no es un delito

En respuesta a la decisión de un tribunal francés de absolver a Martine Landry, de 73 años, acusada de ayudar a dos muchachos de 15 años solicitantes de asilo en Francia, Gauri Van Gulik, directora de Amnistía Internacional para Europa, ha declarado:

“La decisión de hoy no es sólo una victoria de la justicia, sino también del sentido común. Martine Landry no hizo nada malo. Al llevar a dos adolescentes a una comisaría para que los inscribieran y cuidaran de ellos como menores, actuó compasivamente y dentro de la ley.

La decisión de hoy no es sólo una victoria de la justicia, sino también del sentido común.
Gauri van Gulik, Amnistía Internacional

“Si bien es un alivio que la situación de Martine Landry se haya solucionado, el hecho es que nunca debería haber sido acusada.

“Tras la decisión de hoy y la sentencia del 6 de julio del Consejo Constitucional francés que confirma que no se deben criminalizar las actividades humanitarias, Francia debe modificar sus leyes para garantizar que sólo se considere delito el tráfico de personas con el fin de obtener un beneficio material.”