©RAUL ARBOLEDA/AFP via Getty Images

Victorias en materia de derechos humanos en 2022 que hay que celebrar

Hemos alcanzado el ecuador de 2022 y, como siempre, éste ha sido un año de mucha actividad para Amnistía Internacional. En un momento en que el mundo se enfrenta a desafíos en materia de derechos humanos en tantos frentes, es fácil perder de vista los numerosos cambios positivos que se han producido en todo el planeta en los últimos seis meses. Gracias al incansable compromiso de nuestros simpatizantes, Amnistía Internacional ha contribuido a poner en libertad a personas encarceladas injustamente, a reescribir leyes injustas y a hacer rendir cuentas a los poderosos. A continuación se ofrece un resumen de las victorias en materia de derechos humanos en lo que va de año que hay que celebrar…

Enero

Un tribunal polaco desestimó una apelación contra la absolución de tres mujeres que habían sido acusadas de “ofender las creencias religiosas” por distribuir carteles de la Virgen María con un halo con los colores del arcoíris LGBTI. La base de simpatizantes de Amnistía emprendió más de 276.000 acciones en su favor.

Entró en vigor la abolición de la pena de muerte para todos los delitos en Kazajistán, lo que supuso un gran logro para la campaña de Amnistía en favor de la abolición en todo el mundo. Con este paso, Kazajistán pasó a ser el país 109º en abolirla; además, en marzo, se convirtió en Estado Parte en un importante tratado internacional en favor de la abolición de la pena de muerte.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó las conclusiones de una investigación independiente encargada a RAND Corporation sobre las prácticas del Pentágono relativas a la información sobre víctimas civiles. La investigación se inició, en parte, a raíz de la información elaborada por Amnistía sobre las víctimas civiles causadas por las fuerzas de Estados Unidos y la coalición en la ciudad siria de Raqqa en 2017; nuestra investigación multimedia War in Raqqa: Rhetoric versus Reality se cita en numerosas ocasiones en el informe de RAND.

El Parlamento de Ghana rechazó un proyecto de ley que criminalizaba aún más a las personas LGBTI, introducía penas de prisión para cualquier persona que expresase apoyo o “simpatía” por personas LGBTI y fomentaba las terapias de conversión y la “realineación” de género para niños y niñas. Se opusieron al proyecto de ley varios grupos, entre ellos Amnistía Internacional, que lo criticó en el Parlamento.

En Afganistán, Faizullah Jalal, profesor universitario que había sido detenido y recluido arbitrariamente por los talibanes, fue puesto en libertad a raíz del trabajo de campaña de Amnistía Internacional y otras organizaciones. Su hija dijo que sin la intervención de Amnistía su padre no había sido excarcelado.

Febrero

Tras casi 30 años de trabajo de incidencia y campaña de Amnistía Internacional Eslovenia, el presidente del país emitió por fin una disculpa pública a las miles de personas de otras repúblicas de la ex Yugoslavia cuyos permisos de residencia fueron revocados después de que el país se declarase independiente en 1992. El denominado “borrado” dejó a alrededor de 26.000 personas sin residencia y sin derechos económicos y sociales, lo que las privó de recibir prestaciones sociales y sanitarias.

El Tribunal Constitucional de Kuwait anuló una ley que penalizaba a la “imitación del sexo opuesto”, legislación que Amnistía Internacional había criticado en su Informe Anual.

Tras una campaña de largo recorrido realizada por Amnistía Internacional y otras organizaciones de la sociedad civil, Colombia despenalizó el aborto durante las primeras 24 semanas del embarazo. Este logro impulsó aún más el movimiento por los derechos sexuales y reproductivos en toda Latinoamérica, después de la legalización del aborto en Argentina en 2020 y la despenalización del aborto en México en 2021.

En Honduras, los “ocho defensores de Guapinol”, defensores de los derechos del agua y presos de conciencia, fueron puestos en libertad sin condiciones al cabo de dos años y medio. Amnistía Internacional llevó a cabo trabajo de medios de comunicación, incidencia y campaña durante más de un año para señalar su detención ilegítima.

Dipti Rani Das, adolescente de 17 años de la minoría hindú de Bangladesh, quedó en libertad tras pasar más de 16 meses recluida por una publicación en Facebook. Amnistía Internacional emitió una Acción Urgente en su apoyo y le proporcionó ayuda ligada a la defensa de los derechos humanos para sufragar sus gastos jurídicos.

Marzo

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovó el mandato de la Comisión de Derechos Humanos en Sudán del Sur, actualmente el único mecanismo independiente capaz de recopilar pruebas con vistas a futuros procesos de rendición de cuentas. Amnistía Internacional defendió activamente su renovación mediante cartas públicas conjuntas dirigidas a los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, reuniones bilaterales con Estados miembros del Consejo y el involucramiento de las Secciones en las capitales.

Se excarceló a dos personas cuyos casos se habían incluido recientemente en la campaña anual Escribe por los Derechos de Amnistía Internacional. Bernardo Caal Xol, ambientalista indígena maya y preso de conciencia en Guatemala, fue puesto en libertad antes de cumplir la pena de prisión que se le había impuesto injustamente por su activismo. En Sudán del Sur, Magai Matiop Ngong, escolar que tenía 15 años cuando lo condenaron a muerte en 2017, quedó en libertad después de que un Tribunal Superior resolviese que era un niño en el momento de cometerse el presunto delito.

Abril

En 2018, Amnistía Internacional lanzó una campaña en favor de Tayebe Abassi, una chica de 18 años cuya familia corría el riesgo de ser deportada a Afganistán desde Noruega, país en el que había vivido desde 2012. En abril, la madre de Tayebe recibió por fin un permiso de residencia en virtud del cual tiene derecho a permanecer en Noruega con sus hijos e hijas. Tayebe compartió el siguiente mensaje para dar las gracias a Amnistía Internacional por su apoyo:

“Si es posible me gustaría enviar un mensaje de agradecimiento a Amnistía Internacional y a todas las personas que nos han apoyado a mí y a mi familia en esta lucha. Ahora, cuando miro atrás me siento fuerte y poderosa; ahí están todas esas tarjetas de apoyo que recibí de distintos miembros de Amnistía de todo el mundo ❤❤” – Tayebe

En Libia, Mansour Atti, periodista, bloguero y director del Comité de la Media Luna Roja y de la Comisión de la Sociedad Civil, fue puesto en libertad al cabo de diez meses de su desaparición forzada. Amnistía Internacional emitió una acción urgente, una declaración pública y un comunicado de prensa sobre su caso y alentó a miembros y simpatizantes a firmar peticiones, enviar cartas y publicar en las redes sociales pidiendo su libertad inmediata e incondicional.

En otra victoria para la campaña de largo recorrido de Amnistía Internacional y otras organizaciones por la abolición mundial de la pena de muerte, Papúa Nueva Guinea se convirtió en el último país en abandonar este castigo, 30 años después de haberlo reintroducido en 1991.

Tras meses de trabajo de incidencia y campaña de Amnistía Internacional y otras organizaciones de la sociedad civil, la Unión Europea llegó a un acuerdo político sobre la Ley de Servicios Digitales (LSD). Entre otras cosas, este marco regulador histórico obligará a las grandes empresas tecnológicas a evaluar y gestionar los riesgos sistémicos, como la apología del odio y la difusión de desinformación, que presentan sus servicios.

En respuesta a una investigación de Amnistía Internacional y entidades asociadas, las autoridades de Malí iniciaron una investigación de una “operación antiterrorista” llevada a cabo en la ciudad de Moura por fuerzas militares de Malí y mercenarios del grupo Wagner que causó al menos 203 muertes. La investigación conjunta de Amnistía Internacional, basada en testimonios de testigos presenciales, había concluido que durante la operación murieron decenas de civiles y muchas personas fueron víctimas de homicidio ilegítimo.

Mayo

En un éxito del movimiento de las mujeres en España y de las activistas de Amnistía Internacional, que llevaban mucho tiempo haciendo campaña, la cámara baja del Parlamento español aprobó un proyecto de ley que contiene importantes medidas para prevenir las violaciones, ofrecer protección frente a ellas y enjuiciarlas. La ley pone el consentimiento en el centro del debate en torno a la violencia sexual, incluida la violación.

El Consejo de Seguridad de la ONU renovó el embargo de armas impuesto a Sudán del Sur durante un año más. Amnistía Internacional contribuyó a este resultado con investigación y trabajo de incidencia selectivo que incluyó reuniones bilaterales con los miembros del Consejo de Seguridad durante una misión de incidencia en Nueva York en abril y el involucramiento de las Secciones en las capitales.

Un día después de que Amnistía presentase su informe anual sobre la pena de muerte, el presidente de Zambia anunció que el país iniciaría el proceso para abolirla.

En Guinea se abrió una investigación judicial contra ex dirigentes políticos y ex jefes de policía por violaciones del derecho a la vida, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura tras la crisis constitucional del país en 2020. Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente que se ponga fin a la impunidad por estas violaciones de derechos humanos con la publicación de un informe y numerosos materiales más en los que se condena el homicidio ilegítimo de decenas de manifestantes y la detención arbitraria de decenas de activistas políticos y representantes de la sociedad civil.

Como paso positivo para la libertad de expresión en India, el Tribunal Supremo del país suspendió la ley sobre sedición, que tenía 152 años de antigüedad.

Junio

Numerosos Estados, la sociedad civil y organizaciones internacionales se reunieron en Ginebra para ultimar el texto de una declaración política con la que se pretende reforzar la protección de la población civil frente al uso de amas explosivas en zonas pobladas, medida que Amnistía Internacional llevaba tiempo defendiendo. Se espera que los Estados firmen la declaración política en un acto diplomático más adelante este mismo año.

La campaña en curso de Amnistía Internacional contra la pena de muerte cosechó otros éxitos, con el anuncio del gobierno de Malasia de que iniciaría el proceso para abolir la pena de muerte preceptiva, que actualmente acarrean 11 delitos.

Temas