Kuwait: Prorrogado el mandato del abusivo organismo gubernamental responsable de las personas bidun (apátridas)

Ante la decisión del gobierno de Kuwait de prorrogar un año el mandato de una agencia oficial que niega de forma constante y sistemática los derechos de las personas bidun (apátridas), Lynn Maalouf, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, ha declarado:

“Es realmente decepcionante que las autoridades kuwaitíes hayan considerado adecuado prorrogar el mandato del Sistema Central para Subsanar la Situación de Residentes Ilegales en lugar de abordar la necesidad apremiante de justicia y rendición de cuentas, y la reforma de la agencia.

“En los últimos diez años, esta agencia ha sido responsable de violar los derechos de las personas bidun al negarles documentos vitales si no acceden a declarar que ni ellas ni sus familias son de Kuwait. Sin esta documentación, decenas de estas personas carecen de la posibilidad de obtener empleo, ir a la escuela o acceder a atención médica y son condenadas a una vida de pobreza y privaciones en los márgenes de la sociedad.

Es realmente decepcionante que las autoridades kuwaitíes hayan considerado adecuado prorrogar el mandato del Sistema Central para Subsanar la Situación de Residentes Ilegales en lugar de abordar la necesidad apremiante de justicia y rendición de cuentas, y la reforma de la agencia.
Lynn Maalouf

“Las autoridades kuwaitíes deben poner fin a la discriminación y marginación de las personas bidun y dejar de tratarlas como residentes ilegales. En lugar de renovar sin más el mandato de una institución que ha contribuido a esta marginación, las autoridades deben revisar con prontitud los procedimientos de trabajo de la agencia a fin de que ésta deje inmediatamente de presionar a la población bidun para que renuncie a su nacionalidad kuwaití y garantizar el derecho al consentimiento informado. En términos más generales, las autoridades deben poner fin a la discriminación y marginación de la población bidun mediante la creación de una vía para obtener la ciudadanía basada en unos criterios transparentes y objetivos”.

Información complementaria

El 11 de noviembre, el Consejo de Ministros kuwaití renovó un año el mandato del Sistema Central para Subsanar la Situación de Residentes Ilegales.

Según esta agencia, creada en 2010 con el mandato de resolver la cuestión bidun, casi todas las personas bidun son “residentes ilegales” que entraron en Kuwait de forma ilegítima y reivindican falsamente su origen kuwaití ocultando su “verdadera” nacionalidad.

La agencia se niega sistemáticamente a emitir documentos de identidad —necesarios para casi cualquier transacción comercial y administrativa en la vida kuwaití moderna— hasta que las personas bidun bajo su autoridad se vean forzadas a decir que ni ellas ni sus familias son de Kuwait.

A menudo se pide a las personas bidun que entran en las oficinas de la agencia que firmen unos documentos en los que se afirma que las personas firmantes y/o sus familiares proceden de fuera de Kuwait o incluso se les pide que firmen documentos que no les permiten ver.