Cómo planificar un flashmob contra la discriminación

De Camille Roch

Las personas pueden actuar por los derechos humanos de muchas maneras, y los flashmob son un modo impactante de concienciar sobre la discriminación y los prejuicios. Consulta nuestra guía paso a paso para educadores.

El 16 de abril, 140 jóvenes participaron en el mayor flashmob celebrado en Budapest y organizado por Amnistía Internacional Hungría para denunciar los crímenes de odio y la discriminación.

Fue el evento final de un proyecto educativo de 14 meses de duración, realizado con 14 grupos de actividades extraescolares de todo el país. Educadores y jóvenes de 10 a 18 años participaron en las actividades de sensibilización para aprender a luchar contra la discriminación, los prejuicios y los crímenes de odio hacia las minorías.

Para quienes lo organizaban, el reto consistía en ayudar a los y las jóvenes a poner en práctica —en un evento que pudieran defender— las habilidades y conocimientos adquiridos. Hablamos con una de estas personas y compartimos sus consejos sobre cómo planear una actuación de impacto.

Paso 1: Elige tu mensaje

Amplía tu conocimiento y compártelo con los demás para que todo el mundo sepa por qué lo estás haciendo, y a quién va dirigida la performance:

“Nuestro mensaje era ’Nos gustaría vivir en un mundo sin odio’. Los y las estudiantes lo conocían y debatimos sobre el tema en las actividades anteriores al evento. La mayoría de ellos pertenecen a la comunidad romaní, así que la discriminación es parte de su vida diaria: con demasiada frecuencia se les dice que no son lo suficientemente buenos, o que su tez no tiene el tono adecuado. Han sufrido discriminación, pero a veces también ellos discriminan a otros, así que queríamos que todos participaran para entender qué son los prejuicios. Esa es la parte más importante: hacer algo en contra del odio y entender por qué lo estás haciendo. Un flashmob necesita un mensaje potente pero, sobre todo, tienes que creer en tu mensaje“, dice Juda Penzes, coordinadora de Educación en Derechos Humanos de Amnistía Internacional Hungría.

Paso 2: Crea un nombre, eslogan o símbolo

Inventa un nombre o eslogan para tu flashmob y haz llegar tu mensaje. También puedes utilizar un símbolo que los participantes sostengan o representen simultáneamente para reforzar el impacto visual de la acción.

“Durante la performance, todas las personas que participaban juntaron simbólicamente las palmas de las manos y los dedos. Este signo es parte de una de nuestras actividades educativas en el libro infantil The Enemy, que utilizamos para incentivar a los y las estudiantes a reflexionar sobre temas como las diferencias o a quién consideramos nuestro enemigo. Decidimos integrarlo en la performance para mostrar cómo podemos oponernos a la discriminación“, explica Juda.

Tu flashmob necesita un mensaje potente pero, sobre todo, tienes que creer en tu mensaje.
Pénzes Júda, coordinadora de Educación en Derechos Humanos de Amnistía Internacional Hungría

Paso 3: Resuelve los aspectos logísticos

Fija la fecha y hora del evento, y elige un espacio público muy concurrido. Acuerda el tipo de acción: desde un flashmob en forma de baile hasta una representación teatral o musical. Una vez que hayas elegido la localización, comprueba la zona antes del flashmob y asegúrate de que no hay problemas de seguridad o necesidad de permisos.

“Decidimos hacer nuestra acción en la plaza que hay cerca de la estación de Keleti, donde muchas personas refugiadas se quedaron varadas el año pasado cuando se interrumpió la circulación de los trenes. Con esta acción transmitimos un mensaje potente que demuestra que a la gente de Hungría y a los romaníes les importa este asunto, y que juntos y juntas podemos actuar contra el odio“, dice Juda.

 

Paso 4: La práctica hace la perfección

Aprovecha todas las oportunidades para reunirte en pequeños grupos y ensayar los movimientos.

“Invitamos a participar a grupos de estudiantes, voluntarios y voluntarias y formadores, y empezamos a ensayar dos semanas antes con la ayuda de un coreógrafo. Luego practicamos todos los días, en el parque, en el aparcamiento y en la escuela. Durante esas dos semanas, realmente sentimos que podíamos cambiar las cosas“, dice Juda.

Paso 5: Graba y comparte

Asegúrate de grabar el flashmob para compartirlo por Internet con mucha más gente y servirles de inspiración.