Conflictos armados

  • Tema
EPA/OLIVER WEIKEN

Resumen

Cuando estalla una guerra, es inevitable que traiga sufrimiento y penurias. En los conflictos no sólo hay muerte, sino que son un caldo de cultivo para violaciones masivas de derechos humanos, como las torturas, las desapariciones y el encarcelamiento sin cargos.

conflictos armados pueden desencadenarse por cuestiones como la identidad, la etnia, la religión o la competencia por los recursos.

conflictos armados afectan desproporcionadamente a las mujeres y a los niños y niñas,que representan el 80 por ciento de toda la población refugiada y desplazada. En los conflictos, la violación y otras formas de violencia sexual se cometen habitualmente.

Amnistía Internacional no toma partido en los conflictos. Documentamos y hacemos campaña contra los abusos contra los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional, con independencia de quién los cometa o dónde se cometan. Y apoyamos a los supervivientes que exigen justicia.

Combatientes jikany nuer del Ejército Blanco en el estado de Alto Nilo (Sudán del Sur), 10 de febrero de 2014. © GORAN TOMASEVIC/Reuters/Corbis

El problema

Atrapados en el fuego cruzado

En conflictos de todo el mundo, gobiernos y grupos armados atacan habitualmente a la población civil.

Las naciones poderosas han mostrado una siniestra voluntad de manipular a las instituciones internacionales o de aplicar un doble rasero. Los Estados suministran armas a fuerzas conocidas por cometer abusos masivos y luego protegen a los responsables cuando se cometen abusos. La violencia continua se alimenta de agravios sin resolver derivados de años de conflicto destructivo y de la inacción a la hora de hacer que los responsables respondan de ellos.

Protección de la población civil

Por extraño que parezca, incluso en la guerra hay unas reglas que deben obedecer todas las partes. El derecho internacional humanitario (DIH), también conocido como las leyes de la guerra, se ha desarrollado para proteger a la población civil de los terribles efectos del conflicto.

El DIH es un conjunto de normas que limitan el modo en que se pueden llevar a cabo las operaciones militares. Lo que es crucial: el DIH exige que los combatientes de todas las partes protejan a la población civil y a quienes ya no participan en los combates, como los soldados heridos o que se han rendido. Las violaciones graves de estas normas, como atacar directamente a civiles, constituyen crímenes de guerra.

La Corte Penal Internacional (CPI) se creó en 2002 para enjuiciar a personas acusadas de crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad. En la ex Yugoslavia, Ruanda y Sierra Leona, las personas que han ordenado o cometido estos crímenes han comparecido ante la justicia. La primera declaración de culpabilidad de la CPI, en marzo de 2012, fue contra Thomas Lubanga, líder de un grupo armado en la República Democrática del Congo, en parte por usar a niños en el conflicto.

Amnistía Internacional pide:

No nos detendremos hasta que:

• se haya acabado con la impunidad por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad;
• las fuerzas estatales y los grupos armados entiendan que nunca está justificado atacar a civiles;
• se ponga fin al reclutamiento y uso de niños y niñas soldados y se produzca su desmovilización, rehabilitación y reintegración en la sociedad;
• el innovador Tratado sobre el Comercio de Armas cobre vida en la legislación y la práctica nacionales.

 

Más información sobre el tema

Las normas...

El derecho internacional humanitario se basa en tres principios fundamentales:

La distinción. Todas las partes deben distinguir entre objetivos militares y civiles. Cualquier ataque deliberado contra un civil o edificio civil —como viviendas, centros médicos, escuelas o edificios gubernamentales— constituye un crimen de guerra (siempre que el edificio no haya sido tomado para uso militar). Si existe alguna duda sobre si el objetivo es civil o militar, deberá presumirse que es civil.
Proporcionalidad. Las bajas civiles y los daños a edificios civiles no deben ser excesivos en comparación con la ventaja militar prevista.
Precaución. Todas las partes deben tomar precauciones para proteger a la población civil. Éstas incluyen...

- tener en cuenta el momento del ataque para reducir al mínimo las bajas civiles;
- asegurarse de que, en lo posible, se avisa con antelación del ataque a la población civil;
- detener un ataque si se hace evidente que el objetivo es civil o que el impacto en la población civil es desproporcionado;
- si las municiones, como artillería o morteros, no se pueden dirigir con precisión, no deberán emplearse contra un objetivo militar situado en una zona residencial densamente poblada;
- los edificios y el equipo militares, como los almacenes de munición, no deberán situarse en zonas densamente pobladas.

Glosario

Crímenes de lesa humanidad: crímenes cometidos como parte de un ataque general o sistemático contra civiles en época de paz o de guerra. Incluyen las desapariciones forzadas, los homicidios, la esclavitud, la expulsión y la violación masiva y sistemática.

Genocidio: actos cometidos con la intención de destruir, totalmente o en parte, un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

Impunidad: expresión que se emplea cuando alguien puede cometer una infracción (intimidación, ataques, asesinato, etc.) sin ser castigado o sufrir consecuencias.

Crímenes de guerra: crímenes que violan las leyes o costumbres de la guerra definidas en los Convenios de Ginebra y de La Haya. Incluyen los ataques contra civiles, la tortura, el asesinato o los malos tratos de prisioneros de guerra.

Cifras básicas

50M

Por primera vez desde la II Guerra Mundial, hay más de 50 millones de personas en situación de desplazamiento forzado, la mayoría a causa de un conflicto armado.

12,2M

A finales de 2014, 12,2 millones de sirios —más de la mitad de la población— dependía de la ayuda humanitaria.