Tus derechos peligran. 2015 fue testigo de un asalto generalizado contra las libertades básicas de los seres humanos. Muchos gobiernos infringieron abiertamente el derecho internacional y socavaron intencionadamente las instituciones destinadas a proteger los derechos de las personas.

La protección internacional de los derechos humanos corre peligro de desmoronarse, ya que las draconianas y represivas campañas nacionales de seguridad planteadas a corto plazo y que obedecen a intereses particulares han tenido como resultado un asalto total contra los derechos y libertades fundamentales. Así lo ha advertido Amnistía Internacional en la presentación de su evaluación anual de la situación de los derechos humanos en el mundo.

“Tus derechos peligran: son tratados con absoluto desprecio por muchos gobiernos del mundo”, ha afirmado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

“Millones de personas sufren terriblemente a manos de Estados y grupos armados mientras los gobiernos califican sin ningún pudor la protección de los derechos humanos como una amenaza para la seguridad, el orden público o los ‘valores’ nacionales.”

Tus derechos peligran; son tratados con absoluto desprecio por muchos gobiernos del mundo.

Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional

EL AÑO EN IMÁGENES

Enero: Las autoridades de México reprimieron duramente a los manifestantes que exigían respuestas en relación con la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014. Se han localizado los restos calcinados de uno de ellos; los otros 42 continúan en paradero desconocido.
© Jorge Lopez/Reuters
Enero: El activista saudí Raif Badawi recibió 50 dolorosos latigazos, los primeros de los 1.000 a los que ha sido condenado, junto con una pena de 10 años de prisión y una multa, por “insultar al islam” en sus escritos y en su sitio web.
© Jorn van Eck/Amnesty International
Febrero: El bloguero laico y ateo Avijit Roy murió a golpes de machete mientras se encontraba de visita en la capital de Bangladesh, Dacca. A lo largo de 2015 murieron a machetazos otros tres autores de blogs laicos y un editor.
© Munir Uz Zaman/AFP/Getty Images
Marzo: A raíz del atroz ataque contra una escuela de Peshawar en diciembre de 2014, el gobierno de Pakistán anuló la moratoria de las ejecuciones vigente desde hacía seis años y autorizó la ejecución de las personas declaradas culpables de delitos de terrorismo. Tres meses después, en marzo, reanudó las ejecuciones para todos los delitos penados con la muerte, lo que dio lugar a más de 300 homicidios cometidos por el Estado a lo largo de 2015.
© AFP/Getty Images
Abril: La respetada periodista china Gao Yu fue condenada a siete años de prisión tras ser declarada culpable del cargo falso de “desvelar secretos de Estado”.
© AFP/Getty Images
Abril: Familias y activistas conmemoraron el primer aniversario del secuestro por el grupo armado Boko Haram de 276 niñas de un internado público en Chibok, Nigeria. Más de 200 continúan en paradero desaparecido.
Mayo: Irlanda hizo historia al convertirse en el primer país del mundo donde se aprobó por voto popular la plena igualdad en el matrimonio civil para todas las personas, independientemente de su orientación sexual.
© Clodagh Kilcoyne/Getty Images
Mayo: Miles de personas refugiadas y migrantes quedaron abandonadas a su suerte en el mar de Andamán tras huir de la violencia y la discriminación en Bangladesh y Myanmar.
© Christophe Archambault /AFP/Getty Images
Mayo: Amnistía Internacional documentó que fuerzas del gobierno sirio arrojaron bombas de barril (barriles llenos de explosivos y fragmentos de metralla) en Alepo sobre escuelas, hospitales, mezquitas y mercados concurridos.
Junio: Los líderes mundiales condenaron a muerte a miles de personas refugiadas al no proporcionarles la protección humanitaria esencial, según afirmó Amnistía Internacional en un informe.
Julio: Dos años después de que el ejército egipcio derrocase al presidente Mohamed Morsi, manifestantes condenaron en Giza la decisión de aplicarle la pena capital.
© Stringer/Anadolu Agency/Getty Images
Agosto: En EE. UU., Misuri declaró el estado de excepción durante las protestas que conmemoraban el aniversario de la muerte de un adolescente negro desarmado, Michael Brown, a manos de un agente de policía.
© Lucas Jackson/Reuters
Septiembre: El líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, fue condenado a 13 años y 9 meses de prisión pese a la falta de pruebas creíbles en su contra.
© Meridith Kohut/Bloomberg via Getty Images
Octubre: La comunidad internacional cedió a la voluntad de Arabia Saudí, líder de la coalición que estaba lanzando ataques aéreos sobre Yemen, y desistió de poner en marcha una investigación internacional sobre las violaciones de derechos humanos cometidas durante este devastador conflicto.
© Mohammed Huwais/AFP/Getty Images
Octubre: 22 personas —entre ellas médicos, enfermeros y menores de edad— murieron cuando un avión de EE. UU. bombardeó “por error” un hospital de Médicos sin Fronteras en Kunduz, Afganistán, durante una operación contra los talibanes.
© STR/AFP/Getty Images
Noviembre: El Parlamento francés tramitó medidas de emergencia a toda prisa tras los atroces atentados de París, pero Amnistía Internacional advirtió de que no deben convertirse en un elemento fijo del arsenal antiterrorista de Francia.
© Christopher Furlong/Getty Images
Diciembre: Cinco años después de que Qatar consiguiera el derecho a acoger la Copa Mundial de la FIFA en 2022, persistían las condiciones de explotación laboral y las autoridades seguían sin realizar reformas de calado.
Diciembre: La policía antidisturbios de Turquía empleó cañones de agua para dispersar a manifestantes en la ciudad de Diyarbakır durante las protestas por la muerte de Tahir Elçi, destacado abogado kurdo y defensor de los derechos humanos que cayó abatido a tiros el 28 de noviembre.
© Ilyas Akengin/AFP/Getty Images

Los derechos humanos, amenazados globalmente

Amnistía Internacional advierte de una tendencia insidiosa y progresiva al debilitamiento de los derechos humanos, fruto de la acción deliberada de gobiernos que atacan, abandonan o no aportan fondos suficientes a las instituciones creadas para ayudarnos a proteger nuestros derechos.

No sólo peligran nuestros derechos, sino también las leyes y el sistema que los protegen. Más de 70 años de duro esfuerzo y avances en materia de derechos humanos están en la cuerda floja.

Salil Shetty

“No sólo peligran nuestros derechos, sino también las leyes y el sistema que los protegen. Más de 70 años de duro esfuerzo y avances en materia de derechos humanos están en la cuerda floja”, ha dicho Salil Shetty.

Gobiernos que intentan eludir el escrutinio de sus historiales nacionales están socavando los órganos de derechos humanos de las Naciones Unidas, la Corte Penal Internacional y mecanismos regionales como el Consejo de Europa y el sistema interamericano de derechos humanos.

Amnistía Internacional pide a los gobiernos apoyo político y financiación plena de los sistemas existentes para hacer respetar el derecho internacional y proteger los derechos de las personas.

Descarga el Informe 2015/16 de Amnistía Internacional

En lugar de reconocer el papel fundamental de estas personas en la sociedad, muchos gobiernos se han propuesto acallar por completo las críticas en su país.

Salil Shetty

Ataques contra los derechos humanos en cifras

19
en al menos 19 países se perpetraron crímenes de guerra u otras violaciones de las “leyes de la guerra”
122
en 122 países o más se infligieron torturas u otros malos tratos
30
al menos 30 países obligaron ilegalmente a personas refugiadas a volver a países donde correrían peligro

Los derechos humanos, amenazados nacionalmente

Amnistía Internacional ha documentado el número de gobiernos que en 2015 han infringido descaradamente el derecho internacional en su ámbito nacional: más de 122 Estados ejercieron la tortura u otros malos tratos y 30 o más obligaron ilegalmente a personas refugiadas a retornar a países donde corrían peligro. En al menos 19 países, el gobierno o grupos armados cometieron crímenes u otras violaciones de las “leyes de la guerra”.

La organización advierte igualmente sobre una tendencia preocupante en los gobiernos, que cada vez adoptan más medidas y emprenden más ataques contra activistas, profesionales de la abogacía y otras personas que trabajan en la defensa de los derechos humanos.

“En lugar de reconocer el papel fundamental de estas personas en la sociedad, muchos gobiernos se han propuesto acallar por completo las críticas en su país. Se han saltado sus propias leyes en sus campañas de represión contra la ciudadanía”, ha afirmado Salil Shetty.

Amnistía Internacional afirma que esto se debe en parte a la reacción de muchos gobiernos ante las nuevas amenazas para la seguridad en 2015.

“La desacertada reacción de muchos gobiernos contra las amenazas para la seguridad nacional ha consistido en reprimir a la sociedad civil, el derecho a la intimidad y el derecho a la libertad de expresión, así como en descarados intentos de hacer de los derechos humanos un insulto, al presentarlos como contrarios a la seguridad nacional, el orden público y los ‘valores nacionales’. Han llegado incluso a violar su propia legislación de esta manera”, ha afirmado Salil Shetty.

Ejemplos de países

Rusia

Su uso represivo de una legislación nacional imprecisa en materia de seguridad y contra el extremismo, así como sus intentos concertados de silenciar a la sociedad civil; su vergonzosa negativa a reconocer los homicidios de civiles en Siria, y sus insensibles iniciativas para bloquear la acción del Consejo de Seguridad sobre Siria.

Tailandia

La detención de disidentes pacíficos por actividades como representar obras teatrales, publicar comentarios en Facebook y mostrar grafitis, y el caso omiso de las autoridades militares a los llamamientos internacionales para que no amplíen sus propias atribuciones, que les permiten imponer excesivas restricciones a los derechos y silenciar la disidencia en nombre de la “seguridad”.

Burundi

Los homicidios sistemáticos y otras tácticas violentas generalizadas de las fuerzas de seguridad, y sus intentos de reprimir a la comunidad que defiende los derechos humanos en el país.

Israel

El mantenimiento del bloqueo militar de Gaza y, por tanto, el castigo colectivo impuesto a sus 1,8 millones de habitantes, así como no haber cumplido —como tampoco ha hecho Palestina— la petición de la ONU de llevar a cabo investigaciones creíbles sobre los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Gaza en 2014.

Venezuela

La continua falta de justicia en casos de graves violaciones de derechos humanos y los constantes ataques contra quienes defienden los derechos humanos, y su constante denuncia de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, después de haberse retirado de la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, privando así de acceso a la justicia a las víctimas de estos abusos.

Tus derechos peligran: algunas cifras

113
al menos en 113 países se restringió arbitrariamente la libertad de expresión y de prensa
61
en al menos 61 países se encarceló a presos y presas de conciencia, personas que no hacían más que ejercer sus derechos y libertades
156
al menos 156 defensores y defensoras de los derechos humanos murieron en detención o fueron víctimas de homicidio

La ONU precisa revitalización urgente

Las Naciones Unidas y sus oficinas de protección de derechos humanos y personas refugiadas se resintieron gravemente por culpa de la hostilidad y el abandono de recalcitrantes gobiernos en 2015.

“La ONU fue creada para ‘preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra’ y para ‘reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre’, pero es más vulnerable que nunca a los enormes desafíos”, ha manifestado Salil Shetty.

Muchos gobiernos han impedido a propósito que actúe la ONU para evitar atrocidades masivas o para obligar a rendir cuentas a los autores de esas atrocidades, y han desoído o despreciado sus recomendaciones destinadas a mejorar la situación nacional de los derechos humanos.

El conflicto sirio es un terrible ejemplo de las catastróficas consecuencias del fracaso sistémico de la ONU en el cumplimiento de su función fundamental para hacer respetar los derechos y el derecho internacional y para garantizar la rendición de cuentas.

El secretario o secretaria general de la ONU entrante, que será elegido este mismo año y tomará posesión de su cargo en enero de 2017, heredará una organización que ha logrado mucho pero que necesita revitalizarse con urgencia, según Amnistía Internacional. La organización pide a los Estados miembros de la ONU y a su Consejo de Seguridad que muestren ideas nuevas y audaces para avanzar en las reformas, empezando por el proceso de elección del secretario o secretaria general.

“Los Estados miembros de la ONU tienen este año una oportunidad histórica para revitalizar la organización apoyando una candidatura fuerte al puesto de secretario o secretaria general, con el compromiso, entereza personal y visión necesarios para contrarrestar toda iniciativa de los Estados empeñados en menoscabar los derechos humanos en el ámbito nacional e internacional”, ha dicho Salil Shetty.

Para ello, afirma Amnistía Internacional, el proceso de elección debe ser imparcial y transparente, y debe garantizar que se conoce y comprende la concepción que los candidatos y candidatas tienen de los principales desafíos a los que se enfrenta la ONU en materia de derechos humanos.

Llamada a la acción

“Hoy el mundo se enfrenta a múltiples desafíos que, en su origen, son creados o prolongados por gobiernos que juegan a hacer política con la vida de las personas. Millones de personas refugiadas están sufriendo mientras proliferan los conflictos, y los grupos armados atacan deliberadamente a civiles, entre otros abusos graves”, ha afirmado Salil Shetty.

“Son los dirigentes mundiales quienes tienen en sus manos la posibilidad de impedir que estas crisis se vuelvan todavía más incontrolables. Los gobiernos deben parar su asalto contra nuestros derechos y reforzar las defensas que ha establecido el mundo para protegerlos. Los derechos humanos son necesarios, no accesorios, y la humanidad nunca se ha jugado tanto como ahora.”

La situación de los derechos humanos en el mundo en cifras

36
grupos armados cometieron abusos contra los derechos humanos en al menos 36 países
60 millones
en todo el mundo, más de 60 millones de personas fueron desplazadas de sus hogares; muchas de ellas llevaban varios años desplazadas
55 %
en al menos el 55 % de los países hubo juicios injustos; en un juicio injusto no se imparte justicia ni a la persona acusada ni a la víctima del delito ni a la sociedad

ROSTROS DE 2015

En 2015, Warde, refugiada siria, permaneció atrapada durante un mes en “tierra de nadie”, en la frontera noreste de Jordania con Siria. Warde y unas 2.000 personas más dependían de las agencias internacionales de ayuda humanitaria para obtener comida y otros artículos, y sobrevivían con una exigua comida al día.
El caricaturista político Zulkiflee Anwar Ulhaque, conocido como “Zunar”, podría ser condenado a una larga pena de prisión por publicar tuits en los que condenaba el encarcelamiento de un líder de la oposición en Malasia. El gobierno está haciendo enormes esfuerzos para silenciar la disidencia y el debate, y encerrar a quienes lo critican.
Carmen Guadalupe Vásquez fue finalmente indultada y salió de prisión en febrero. Había sido condenada a 30 años de prisión en 2007 por el cargo falso de asesinato tras sufrir un aborto espontáneo cuando tenía 18 años. Se la acusó de haber abortado, algo que la legislación de El Salvador no permite en ningún caso.
© Centre for Reproductive Rights
El editor de prensa Bhekithemba Makhubu (en la foto) y el abogado de derechos humanos Thulani Maseko fueron puestos en libertad en junio tras permanecer encarcelados más de 15 meses en Suazilandia. Habían sido declarados culpables de publicar artículos en los que manifestaban preocupación por la independencia de la judicatura.
Leyla Yunus, una de las defensoras de los derechos humanos más destacadas de Azerbaiyán, fue excarcelada en diciembre. En agosto había sido declarada culpable de “fraude” y otros supuestos delitos relacionados con su trabajo en una ONG.

Señales de esperanza

Las señales de esperanza que se vieron a lo largo de 2015 fueron resultado de un continuo trabajo de incidencia, organización, oposición y activismo por parte de la sociedad civil, los movimientos sociales y quienes defienden los derechos humanos.

Ninguno de estos logros fue fruto de la magnanimidad de los Estados. Los gobiernos deben permitir que activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos dispongan de la libertad y el espacio que necesitan para llevar a cabo su importantísima labor.

Salil Shetty

Basten como muestra tres ejemplos del pasado año: la presencia de elementos de derechos humanos y rendición de cuentas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU; la acción que, en mayo, impidió los desalojos forzosos en el marco del proyecto de carretera regional de acceso al puerto de Mombasa, en Kenia; y la liberación del preso de conciencia papú Filep Karma gracias a los 65.000 mensajes de apoyo escritos por simpatizantes de todo el mundo.

Ninguno de estos logros fue fruto de la magnanimidad de los Estados. Los gobiernos deben permitir que activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos dispongan de la libertad y el espacio que necesitan para llevar a cabo su importantísima labor. Por lo tanto, Amnistía Internacional insta a los Estados a asegurar que se aplica la resolución adoptada en noviembre por la Asamblea General para proteger los derechos de los defensores y defensoras de los derechos humanos, lo que incluye denunciar y desacreditar a los Estados que no lo hagan.

ÉXITOS DE 2015

En enero, tras varios años de presión por parte de Amnistía y sus simpatizantes, la filial nigeriana de Shell anunció el pago de 55 millones de libras esterlinas en concepto de indemnización para 15.600 campesinos y pescadores de Bodo, Nigeria, cuyas vidas se vieron truncadas por dos grandes vertidos de petróleo de Shell en 2008 y 2009.
En marzo, el Tribunal Supremo de India revocó una ley sobre la libertad de expresión en Internet en virtud de la cual se había enjuiciado a varias personas, entre ellas activistas y detractores del gobierno. La sentencia fue una victoria crucial para la libertad de expresión en India.
En abril, el gobierno noruego manifestó que procedería a reformar la legislación en favor de las personas que desean cambiar legalmente de género. Esta decisión fue el resultado de nuestra campaña en favor de John Jeanette Solstad Remø, mujer transgénero que no podía cambiar legalmente de género sin someterse a tratamiento médico obligatorio.
Los periodistas de Al Yazira Mohamed Fahmy y Baher Mohamed fueron excarcelados en septiembre en virtud de un decreto presidencial que concedió el indulto a 100 personas en Egipto. Habían sido detenidos en 2013 y declarados culpables de “difusión de noticias falsas” junto a su colega, Peter Greste.
Shaker Aamer fue puesto en libertad tras permanecer 13 años detenido en Guantánamo sin cargos ni juicio. Fue uno de los primeros detenidos enviados al tristemente famoso campo en 2002, y el último residente del Reino Unido en estar recluido allí. Los simpatizantes de Amnistía hicieron campaña por su liberación durante más de 10 años.

Descarga el Informe 2015/16 de Amnistía Internacional