Nicaragua: La estrategia represiva en el contexto prelectoral continúa implacable

En el contexto de las recientes detenciones de al menos cinco personas, entre ellos un aspirante a la presidencia, líderes estudiantiles y representantes campesinos, así como el continuo acoso que sufren personas defensoras de derechos humanos, periodistas y medios de comunicación independientes, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, dijo:

“A pesar de los llamados de la comunidad internacional, la nueva oleada de detenciones de voces disidentes no se detiene. El gobierno de Daniel Ortega no solo no escucha a la comunidad internacional, sino que la desafía violando más derechos humanos”.

A pesar de los llamados de la comunidad internacional, la nueva oleada de detenciones de voces disidentes no se detiene. El gobierno de Daniel Ortega no solo no escucha a la comunidad internacional, sino que la desafía violando más derechos humanos

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

“En las últimas semanas un nuevo grupo de detenciones de activistas políticos y aspirantes presidenciales ha conmocionado al mundo, estas se suman a las más de 100 personas que continúan tras las rejas solo por ejercer sus derechos. La lista de personas detenidas injustamente se incrementa diariamente sin que el gobierno de una sola señal de detener la represión”.

En las últimas semanas un nuevo grupo de detenciones de activistas políticos y aspirantes presidenciales ha conmocionado al mundo, estas se suman a las más de 100 personas que continúan tras las rejas solo por ejercer sus derechos. La lista de personas detenidas injustamente se incrementa diariamente sin que el gobierno de una sola señal de detener la represión

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

“Hasta ahora, y a pesar de las solicitudes de las familias de las personas detenidas en las últimas semanas, las autoridades siguen manteniéndoles en incomunicación, sin que sus familiares y representantes legales puedan verlas y verificar su estado y lugar de detención. Existen razones suficientes para temer por su integridad personal y sus vidas”.

“La comunidad internacional no debe descansar en sus esfuerzos para lograr el cese a la represión. Una respuesta más enérgica y articulada es indispensable. Este momento crítico merece que todos los esfuerzos se encaminen a conseguir que en Nicaragua los derechos humanos sean una realidad”.

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Carlos Mendoza: +52 55 4145 7003  [email protected]