© Private

Turquía: Liberen de inmediato al preso de conciencia Osman Kavala conforme a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Ante la sentencia dictada hoy por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que condena a Turquía por no garantizar el cumplimiento de la resolución del Tribunal en 2019 que pedía la libertad inmediata de Osman Kavala y concluye que el Tribunal “consideró que las medidas indicadas por Turquía no le permitían concluir que el Estado Parte había actuado ‘de buena fe’ y de forma compatible con las ‘conclusiones y el espíritu’ de la sentencia sobre Kavala”, Julia Hall, directora adjunta de investigación de la Oficina de Amnistía Internacional para Europa, ha manifestado:

“Esta sentencia pone en vergüenza a las autoridades de Turquía. Durante casi tres años han rehusado cumplir la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2019 y poner en libertad a Osman Kavala. La sentencia de hoy vuelve a poner de manifiesto la falta de medidas del gobierno para cumplir una obligación jurídicamente vinculante. La continua inacción de Turquía agrava el espantoso sufrimiento de Osman Kavala y su familia.”

“El caso de Kavala es representativo de la represión de la sociedad civil y el retroceso en materia de protección de los derechos humanos que afecta a toda la población de Turquía. Si Turquía persiste tozudamente en su negativa a liberar a Osman Kavala, se estará poniendo aún más en evidencia como uno de los miembros fundadores del Consejo de Europa. El Consejo de Europa, sus Estados miembros y la Unión Europea deben exhortar a Turquía a liberar de una vez a Osman Kavala y otras muchas personas detenidas en parecidas circunstancias.”

Información complementaria

En 2019, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió que se había violado el derecho a la libertad de Osman Kavala y que la intención del gobierno de amordazarlo venía a confirmarlo. En la sentencia, el Tribunal pedía su liberación inmediata. Pero, en lugar de acatarla, las autoridades turcas sometieron a Kavala a nuevas actuaciones penales basadas en cargos infundados.

En febrero de 2022, el Comité de Ministros del Consejo de Europa, encargado de velar por el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, inició un procedimiento de infracción contra Turquía por incumplir la sentencia del Tribunal en aplicación del artículo 46 (párrafo 4) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Sólo en otra ocasión se ha abierto un procedimiento de infracción por incumplimiento de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en la causa de Ilgar Mammadov v Azerbaijan.

Amnistía Internacional declaró presos de conciencia a Osman Kavala y otras seis personas coacusadas en junio, cuando ingresaron en prisión tras ser injustamente declaradas culpables en el juicio de Gezi el 25 de abril de 2022.