© AFP via Getty Images

Etiopía: La tregua humanitaria anunciada por el gobierno federal en Tigré es un paso positivo y debe traer consigo el acceso de la ayuda humanitaria

Respondiendo a la tregua humanitaria anunciada por el gobierno federal etíope en la región de Tigré, afectada por el conflicto y cuyas autoridades han declarado que respetarán si llega suficiente ayuda humanitaria a la región en un plazo razonable, Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, ha declarado:

“La tregua humanitaria es un paso positivo para millones de personas atrapadas en el conflicto en la región de Tigré, donde la escasez de los suministros de ayuda humanitaria ha dejado a la población en situación de hambruna, con falta de alimentos, agua y otros suministros esenciales.

“Amnistía Internacional insta a todos los actores del conflicto a que aprovechen esta oportunidad para evitar que se agrave la catástrofe humanitaria que se está desarrollando en Tigré. La población infantil y las mujeres están en una situación de desnutrición peligrosa, y la información que ofrecen los medios de comunicación indica que ya hay muchas personas muriendo de hambre.

“Todas las partes deben permitir de inmediato el acceso ininterrumpido al personal de ayuda humanitaria a todas las zonas del norte de Etiopía afectadas por el conflicto, como las regiones de Afar y Amhara. Esto incluye abrir la entrada de ayuda por la ruta terrestre entre Afar y Tigré, cerrada tras la reanudación de los combates en la zona fronteriza, y reanudar servicios fundamentales, como las operaciones bancarias, el suministro eléctrico y las comunicaciones a través de dispositivos móviles y por Internet.

“La tregua también debe incluir la entrega de ayuda humanitaria sin trabas ni discriminación —incluida la de carácter médico— a Tigré Occidental, actualmente bajo el control de las fuerzas amharas y eritreas.”

Información complementaria

Los informes indican que más de 5,2 millones de personas necesitan ayuda alimentaria en Tigré, pero los efectivos de ayuda sólo han podido llegar a 784.000 personas desde mayo de 2021. El cierre del gobierno etíope de las comunicaciones telefónicas y por Internet y de los servicios bancarios, así como las restricciones a las entregas de efectivo a Tigré y la escasez de combustible han paralizado las operaciones de ayuda humanitaria.