• NOTICIAS

Activistas de derechos humanos sufren persecución en China

El Premio Nobel de la Paz concedido a Liu Xiaobo ha centrado la atención internacional en la persecución a que lo someten las autoridades chinas, que lo condenaron a 11 años de prisión por "incitar a la subversión del poder del Estado" en un juicio sin las debidas garantías.Pero Liu es sólo uno de los muchos activistas de derechos humanos chinos que actualmente se consumen en prisiones del país. Son presos de conciencia, encarcelados únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión. El movimiento de defensa de los derechos humanos en China está creciendo, pero quienes tratan de informar sobre violaciones de derechos humanos o cuestionan políticas gubernamentales espinosas desde un punto de vista político corren un grave riesgo de sufrir abusos. Las autoridades hacen uso con frecuencia de cargos formulados de manera ambigua para acallar y encarcelar a activistas pacíficos, tales como "poner en peligro la seguridad del Estado", "subversión del poder del Estado" y "separatismo".Liu Xia, esposa de Liu Xiaobo, se ha convertido en otra víctima de la represión al ser puesta bajo arresto domiciliario tras volver a casa después de visitar a Liu en prisión para informarle de que había ganado el Premio Nobel. Amnistía Internacional ofrece una reseña de otros cinco destacados activistas chinos que han sido encarcelados por atreverse a criticar al gobierno.Liu Xianbin, de 43 años de edadRecluido desde el 28 de junio en la provincia de Suining, SichuanEl destacado activista por la democracia de Sichuan ha permanecido recluido bajo sospecha de "incitar a la subversión del poder del Estado" desde que hace cuatro meses fuera detenido en su domicilio por agentes de los servicios de seguridad. Activistas locales de derechos humanos creen que se le está castigando por su activismo y su defensa de los derechos humanos. Liu fue encarcelado por primera vez en 1992 por su participación en el movimiento en favor de la democracia de 1989. En 1998, fundó junto con otras personas la sección del Partido de la Democracia de China en Sichuan. Al año siguiente, fue condenado a 13 años de prisión por "subversión del poder del Estado". Tras quedar en libertad en noviembre de 2008, continuó denunciando públicamente al gobierno chino. Fue un destacado partidario, junto con Liu Xiaobo, de la Carta 08, una propuesta para que se lleven a cabo reformas políticas y jurídicas fundamentales en China cuyo objetivo es lograr un sistema democrático en el que se respeten los derechos humanos. También ha publicado artículos sobre derechos humanos y democracia y ha trabajado para aumentar la sensibilización de la opinión pública con respecto a otros activistas perseguidos. En la actualidad, Liu se encuentra a la espera de ser juzgado.

Gao Zhisheng, de 46 años de edadEn la actualidad se encuentra "desaparecido"En el año 2001, fue declarado uno de los "10 abogados más importantes" de China por el Ministerio de Justicia. Pero desde el momento en que su lucha en defensa de los derechos humanos enfureció a las autoridades, su vida y la de su familia han quedado destrozadas. Tras escribir a finales de 2005 una serie de "Cartas abiertas en defensa de la justicia", en las que pedía a los dirigentes de China que pusiesen fin a la persecución del grupo espiritual Falun Gong, Gao Zhisheng perdió su licencia para ejercer de abogado, y su familia y él han sufrido un hostigamiento constante por parte de las fuerzas de seguridad.A principios de 2006, organizó una huelga de hambre para llamar la atención sobre los abusos contra los derechos humanos, y más tarde ese mismo año se le impuso una condena condicional de tres años de prisión por "incitar a la subversión", además de privársele durante un año de derechos políticos. Desde entonces las autoridades mantienen constantemente vigilados a Gao Zhisheng y a su familia.El 13 de septiembre de 2007, Gao Zhisheng escribió una carta abierta al Congreso de Estados Unidos en la que manifestaba que no daba su apoyo a que el país organizara los Juegos Olímpicos de 2008. Nueve días después, agentes de policía vestidos de civil entraron en su domicilio, lo desnudaron y lo golpearon hasta dejarlo inconsciente. Permaneció recluido en régimen de incomunicación durante casi seis meses, y recibió palizas y le aplicaron descargas eléctricas en los genitales en repetidas ocasiones. Tras quedar en libertad sus conocidos lo describían como "un hombre roto".Se ha impedido a los hijos de Gao acudir a la escuela y las cuentas bancarias de la familia han sido congeladas. Su hija trató de suicidarse a consecuencia de la presión y su familia se vio obligada a huir de China en marzo. El 4 de febrero de 2009 Gao fue detenido por la policía en su domicilio de la provincia de Shaanxi y se desconoce su actual paradero.

Tan Zuoren, de 56 años de edadCumple una pena de cinco años de prisiónActivista medioambiental que fue detenido tras intentar hacer público el número de niños y niñas que murieron durante el terremoto de Sichuan y la corrupción que se oculta tras las construcciones de ínfima calidad que contribuyeron a que perdieran la vida. Tan ha sido interrogado en reiteradas ocasiones por la policía sobre su labor en materia de derechos humanos. También lo han acosado hombres sin identificar que en dos ocasiones le robaron el ordenador y apuñalaron a su perro, dejándolo malherido.Fue detenido en marzo de 2009 tras manifestar su intención de publicar un informe independiente sobre el hundimiento de edificios escolares durante el terremoto. Aunque el acta de acusación formal inicial se centró en su labor sobre el terremoto, al final Tan fue declarado culpable de "incitar a la subversión del poder del Estado" por conmemorar la represión ejercida contra las personas que en 1989 se manifestaron en la plaza de Tiananmen de Pekín en defensa de la democracia.Se impidió que el aclamado artista Ai Weiwei presentara pruebas en el juicio de Tan al ser detenido y golpeado brutalmente por agentes de los servicios de seguridad justo antes de que tuviese que testificar. Amnistía Internacional describió el juicio como "manifiestamente injusto" y "de motivación política". En el mes de junio, el recurso de apelación interpuesto por Tan en contra de su pena de cinco años de prisión fue rechazado tras una vista judicial que duró sólo 10 minutos.

Hairat NiyazCumple una pena de 15 años de prisión en un lugar desconocido, donde lo mantienen recluido en régimen de incomunicaciónEl director de un sitio web y periodista iugur fue declarado culpable de "poner en peligro la seguridad del Estado" tras los disturbios ocurridos en Urumqi, capital de la provincia de Sin-kiang, en julio de 2009, por ensayos escritos antes de que estallaran las protestas y por entrevistas concedidas a periodistas de Hong Kong. Su advertencia a las autoridades chinas sobre la amenaza de violencia étnica en la región el día antes de que estallaran las protestas en Urumqi, que se cobraron la vida de al menos 197 personas, fue desoída.Antes de su encarcelamiento, Hairat Niyaz era administrador de Uighurbiz, uno de los sitios web acusados de promover los disturbios en Urumqi. También ha ocupado puestos de responsabilidad como periodista en varios destacados periódicos de la Región Autónoma Uigur del Sin-kiang, al noroeste de China (donde vive en su mayoría el grupo étnico iugur). Utiliza deliberadamente el chino para informar sobre cuestiones uigures a fin de llegar mejor a las audiencias de habla china nacionales y extranjeras.Niyaz fue detenido en octubre de 2009 después de que la policía afirmara que había "concedido demasiadas entrevistas". En estas entrevistas, criticaba la política de "educación bilingüe" de las autoridades que, según afirmaba, había provocado que muchos profesores iugures fueran despedidos. Sostenía que los disturbios en la región eran debidos a 20 años de políticas étnicas discriminatorias. Niyaz fue condenado a 15 años de prisión en julio. Se desconoce dónde está encarcelado.

Dhondup Wangchen, de 36 años de edadCumple una pena de seis años de prisión en Xining, provincia de QinghaiEl cineasta tibetano cogió una cámara de video por primera vez en su vida cuando comenzó el rodaje del documental Leaving Fear Behind (Superar el miedo).  El documental, rodado tras los disturbios ocurridos en Tíbet en el año 2008, recoge entrevistas con más de 100 tibetanos en las que hablan sobre los problemas de derechos humanos en la región. En marzo de 2008, imágenes del documental fueron sacadas en secreto de China y, poco tiempo después, Dhondup Wangchen fue detenido. Fue torturado y permaneció recluido sin cargos durante más de un año antes de ser condenado en un juicio secreto a seis años de prisión por "incitar al separatismo". Dhondup Wangchen padece hepatitis B, para la que no está recibiendo ningún tratamiento.Una versión editada de Leaving Fear Behind fue proyectada ante periodistas extranjeros en Pekín días antes de que dieran comienzo los Juegos Olímpicos en agosto de 2008. Las fuerzas de seguridad chinas interrumpieron la proyección.