4 de cada 5 personas dicen: “¡Bienvenidos, refugiados y refugiadas!”

Nada menos que el 80% de la población mundial recibiría a personas refugiadas con los brazos abiertos, un sentimiento que deja a sus gobiernos totalmente fuera de la realidad.

  • Campañas
© Amnesty International (Photo: Richard Burton)

Cuando Amnistía preguntó a más de 27.000 personas de 27 países si darían la bienvenida a personas refugiadas, la respuesta fue increíble: 4 de cada 5 personas contestaron con un sonoro: “¡sí, lo haríamos!”.

En el mundo entero, la gente observa horrorizada cómo la crisis global de refugiados va de mal en peor. Nuestra encuesta muestra que, aunque muchos gobiernos siguen afirmando que sencillamente no tienen espacio para las personas refugiadas, su ciudadanía opina lo contrario.

Los gobiernos de Reino Unido y Australia son probablemente los que más lejos de la realidad están de entre los dirigentes mundiales: un asombroso porcentaje del 87% de la población británica y el 85% de la australiana está dispuesto a invitar a las personas refugiadas a su país, a su comunidad... e incluso a su propio hogar.

Amnistía Internacional
4 de cada 5 personas contestaron con un sonoro: “¡Sí, damos la bienvenida a los refugiados y refugiadas!”.

El 80% daría la bienvenida a personas refugiadas a su país, su comunidad o su hogar

Video
Un voluntario entrega un melón a unos niños refugiados de Afganistán en Dresde, Alemania, agosto de 2015. © Carsten Koall/Getty Images

China, Alemania y Reino Unido son los más dispuestos a dar la bienvenida a estas personas

Basándonos en los resultados de nuestra encuesta, hemos creado una clasificación denominada Índice de Bienvenida a los Refugiados. El primer lugar lo ocupa China, donde casi la mitad de las personas con las que hablamos dijeron que aceptarían refugiados en su propio hogar. Los últimos puestos de la lista los ocupan Rusia, Indonesia y Tailandia, país al que miles de personas trataron de llegar por mar tras huir de Myanmar el año pasado.

La población de Alemania y Reino Unido también se está tomando la crisis de refugiados de una manera especialmente personal, y lleva a que sus respectivos países ocupen el segundo y el tercer lugar de la lista de países más dispuestos a dar la bienvenida.

Casi un tercio de las personas encuestadas en Reino Unido –el 29%– están dispuestas a abrir las puertas de su hogar a refugiados y refugiadas. Otro 47% permitiría que las personas refugiadas vivan en sus barrios.

Un increíble porcentaje del 96% de las personas encuestadas en Alemania, país que acogió a un millón de personas el año pasado, se muestra a favor de la idea de acoger a más. En Jordania, un pequeño país que ya acoge a más de 600.000 personas refugiadas procedentes de Siria, el 94% opina lo mismo.

© Amnesty International

El 73% afirma que las personas que huyen de la guerra o la persecución deben poder refugiarse en otros países

Abuelas griegas atienden con cariño al bebé de una refugiada en Lesbos, Grecia, 16 de octubre de 2015. © Lefteris Partsalis

Los gobiernos deben empezar a poner de su parte

Casi 3 de cada 4 personas en el mundo –el 73%– están de acuerdo en que la gente debe poder refugiarse en otros países para escapar de la guerra y la persecución. Este sentimiento es especialmente fuerte en España (78%), Alemania (69%) y Grecia (64%).

En todo el mundo, 2 de cada 3 personas (el 66%) opinan que sus gobiernos deben hacer más para ayudar a los refugiados y refugiadas. Entre ellas hay personas de países que ya han acogido a multitud de refugiados: el 84% opina de esta manera en Jordania, el 76% en Alemania y el 74% en Grecia. En Kenia, país que acoge a casi 600.000 personas refugiadas –entre ellas 413.000 procedentes de Somalia– el 65% de la población está de acuerdo con esta opinión.

Otras personas aguardan impacientes a que su país empiece a poner de su parte:por ejemplo, el 86% de las personas encuestadas en China, el 85% en Nigeria y el 82% en España.

 

©Amnesty International / Olga Stefatou

El 66% quiere que sus gobiernos hagan más para ayudar a las personas refugiadas

Una embarcación en la que unas 350 personas, entre ellas niños y niñas, habían navegado hacinadas a la deriva durante semanas ante las costas de Tailandia y Malasia, 19 de mayo de 2015. © Thapanee Ietsrichai

Haz que tus políticos escuchen

Los resultados de nuestra encuesta son abrumadoramente positivos, pero la mayoría de los gobiernos no quieren escuchar.

Sólo 9 de los 27 países cubiertos por nuestra encuesta se han comprometido a acoger a parte de los 4,8 millones de personas refugiadas procedentes de Siria. Y, entre todos, sólo han accedido a acoger a una cifra que no llega a las 174.000 personas.

Otros cuatro países de nuestra encuesta –Turquía, Jordania, Grecia y Alemania– han acogido a millones de personas, sin apenas ayuda de otros Estados. Porque la mayoría de los gobiernos sigue fingiendo que la protección de las personas refugiadas es problema de otro.

Su actitud está totalmente disociada de la inspiradora actitud de “sí se puede” que muestra su ciudadanía.

Nuestra encuesta muestra que los políticos se han quedado sin excusas para no cumplir con su parte: en lugar de perseguir titulares con su retórica anti refugiados, deberían estar tomando decisiones valientes.

Pueden empezar, en la Cumbre Humanitaria Mundial que se celebrará en Turquía el 23 y 24 de mayo, aceptando compartir la responsabilidad de las personas refugiadas más necesitadas de ayuda.

Amnistía está ejerciendo presión para que, para finales de 2017, se haya reasentado a más de un millón de personas refugiadas. No va a ser sencillo, ni fácil, pero, tal como muestra nuestra encuesta, miles de personas están dispuestas a remangarse y arrimar el hombro para dar la bienvenida a los refugiados.