Carteles electorales

Hong Kong: Libertad para activistas en detención por expresar inquietud ante las elecciones

Ante la detención de varias personas en relación con las elecciones al Consejo Distrital de Hong Kong celebradas el pasado domingo, Sarah Brooks, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para China, ha declarado:

“Desde la introducción de la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong, estamos presenciando una ola de represión de la disidencia que ha llevado a un gran número de activistas de la oposición a la cárcel o el exilio. En Hong Kong y en otros lugares, las personas tienen derecho a expresar opiniones críticas sobre las políticas del gobierno, incluso sobre el renovado sistema electoral de la ciudad”.

“Estas acciones de las autoridades parecen vulnerar los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica. Todas las personas detenidas deben ser puestas en libertad y deben retirarse todos los cargos formulados contra ellas”.

“El gobierno de Hong Kong debe proteger el derecho a la protesta y respetar el derecho de la ciudadanía de Hong Kong a oponerse pacíficamente a un sistema que muchas personas consideran que limita su derecho a participar efectivamente en los asuntos públicos y reduce la diversidad de las voces incluidas en el proceso político”.

Información complementaria

Entre el 5 y el 10 de diciembre, las autoridades de Hong Kong detuvieron a 7 personas —y emitieron órdenes de detención contra otras dos que están en el extranjero— en aplicación del artículo 27.a de la Ordenanza Electoral (Conducta Corrupta e Ilegal). Todas ellas están acusadas de “incitar a otra persona a no votar o a emitir un voto nulo”.

Seis de las siete personas fueron detenidas el día de las elecciones, el 10 de diciembre. Tres, pertenecientes a la Liga Socialdemócrata, de la oposición, lo fueron cuando se dirigían a protestar frente al centro electoral donde iba a votar el jefe del Ejecutivo John Lee. El resto fueron detenidas por expresar su opinión en redes sociales, incluso por compartir comentarios de las dos personas que están en el extranjero. Todas ellas podrían ser condenadas a un máximo de 3 años de prisión y a una multa de 200.000 dólares de Hong Kong (25.000 dólares estadounidenses).

Según informes, el 9 de diciembre, otra persona fue acusada por presuntamente “tratar de cometer, o prepararse para cometer, un acto con intención sediciosa”, antes de una protesta contra las elecciones que iba a celebrarse frente a la Oficina Electoral y de Inscripción.

Tras la introducción de la Ley de Seguridad Nacional el 30 de junio de 2020, el gobierno central chino impuso también, el año siguiente, una serie de cambios al sistema electoral de Hong Kong. El gobierno de Hong Kong reformó la Ordenanza Electoral (Conducta Corrupta e Ilegal) para restringir la libertad de expresión en torno a estas elecciones “sólo para patriotas”. En 2022 se invocó la Ordenanza para enjuiciar a quienes protestaron en Hong Kong por las elecciones al Consejo Legislativo. Las autoridades de Hong Kong han manifestado reiteradamente que la ley también se aplica de forma extraterritorial.

Las elecciones del domingo, para las que se desplegaron 10.000 agentes de policía, tuvo una baja participación récord de sólo el 27%. Las últimas elecciones al Consejo Distrital, celebradas en 2019, antes de la imposición de la Ley de Seguridad Nacional, dieron una arrolladora victoria a quienes estaban a favor de la democracia y hubo una participación récord del 71%.