© AFP via Getty Images

El Consejo de Seguridad de la ONU debe dar prioridad a la rendición de cuentas por los crímenes de guerra de Rusia en Ucrania

Una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU prevista para hoy debe dar prioridad urgentemente a la protección civil y la rendición de cuentas por la letanía de crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas, y pedir que se ponga fin a la agresión de Rusia contra Ucrania, ha manifestado Amnistía Internacional.

Rusia solicitó que la sesión del Consejo de Seguridad se centrase en la creciente preocupación por la militarización de una central nuclear en Zaporiyia, en el sur de Ucrania. El secretario general de la ONU ha advertido de que cualquier daño en esa u otras centrales nucleares podría tener consecuencias “catastróficas” en las inmediaciones y mucho más allá.

“Las denuncias que estamos recibiendo directamente desde Enerhodar, la localidad adyacente a la central nuclear, hablan por sí solas del terrible impacto que la militarización rusa de la central y de las zonas circundantes tiene en la población civil. Amnistía Internacional está investigando estos informes preocupantes e insta al Consejo de Seguridad a hacer lo mismo”, declaró Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

La prioridad inequívoca del Consejo de Seguridad —en lo que respecta no sólo a Zaporiyia, sino a todo el conflicto— debe ser garantizar la protección de la población civil.

Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional

“El Consejo también debe incluir la rendición de cuentas por la amplia variedad de flagrantes violaciones de los derechos humanos cometidas por Rusia en el conflicto hasta la fecha.

El peligro inminente que supone la militarización de la central nuclear de Zaporiyia es y debe ser la cuestión clave para el Consejo de Seguridad. Parece que esta militarización forma parte de una estrategia más amplia de las fuerzas rusas para amenazar a la población civil y poner en grave peligro a millones de personas. También debemos mantener la atención en la abominable conducta de Rusia, y en el hecho de que durante los seis meses de agresión contra Ucrania sus fuerzas han puesto en peligro y han matado a muchos civiles. No debemos permitir que las autoridades rusas eludan la rendición de cuentas.”

Desde la invasión, Amnistía Internacional ha documentado y denunciado numerosas violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas rusas, entre ellas ataques indiscriminados, uso de municiones de racimo prohibidas y ejecuciones extrajudiciales. Muchas constituyen crímenes de guerra. El Consejo de Seguridad debe condenarlas y allanar el camino para que los responsables sean llevados ante la justicia.

“La prioridad inequívoca del Consejo de Seguridad —en lo que respecta no sólo a Zaporiyia, sino a todo el conflicto— debe ser garantizar la protección de la población civil”, manifestó Agnès Callamard.

Meses documentando las violaciones de derechos humanos

Desde la invasión rusa de Ucrania en febrero, Amnistía Internacional ha pasado meses en el terreno documentando las violaciones de derechos humanos y los crímenes de guerra cometidos por Rusia. La organización ha publicado más de una decena de comunicados de prensa, documentos informativos e informes en los que se condenan estos actos y se pide rendición de cuentas. La organización también ha instado a las fuerzas ucranianas a tomar medida adicionales para proteger a la población civil. Como en todos los conflictos armados, Amnistía Internacional pide a todas las partes que den prioridad a la protección de la población civil y observen el derecho internacional humanitario.

A continuación tienen más información sobre el trabajo de Amnistía Internacional sobre el conflicto hasta la fecha:

1. El ejército ruso lanza ataques indiscriminados durante la invasión de Ucrania, comunicado de prensa, viernes 25 de febrero.

2. Ucrania: Las municiones de racimo matan a un niño y otros dos civiles que se refugiaban en un centro preescolar, comunicado de prensa, domingo 27 de febrero.

3. Rusia/Ucrania: Los prisioneros de guerra deben ser protegidos de la curiosidad pública con arreglo al Convenio de Ginebra, comunicado de prensa, lunes 7 de marzo.

4. Ucrania: Ataque aéreo ruso con bombas no guiadas mató a civiles en Chernígov. Nueva investigación y testimonios, comunicado de prensa, miércoles 9 de marzo.

5. Ucrania: Los corredores humanitarios para la población civil que huye de los ataques rusos deben ofrecer seguridad. Nuevos testimonios, comunicado de prensa, jueves 10 de marzo.

6. Ucrania: La ciudad sitiada de Izium, al límite tras el ataque incesante de fuerzas rusas. Nuevos testimonios, comunicado de prensa, miércoles 16 de marzo.

7. Guía de cómo verifica Amnistía los ataques militares en Ucrania, viernes 18 de marzo.

8. “El país entero está en llamas”: Se cumple un mes de la invasión rusa de Ucrania, carta abierta, jueves 24 de marzo.

9: Ucrania: Las crueles tácticas bélicas de asedio utilizadas por Rusia provocan homicidios ilegítimos de civiles. Nuevos testimonios e investigación, comunicado de prensa, viernes 1 de abril.

10. Ucrania: Los presuntos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas en Bucha deben ser investigados, declaración, lunes 4 de abril.

11. Ucrania: Las fuerzas rusas ejecutan extrajudicialmente a civiles en lo que parecen ser crímenes de guerra – Nuevos testimonios, comunicado de prensa, jueves, 7 de abril.

12. Ucrania: Las fuerzas rusas deben responder ante la justicia por crímenes de guerra en la provincia de Kiev, documento informativo y comunicado de prensa, viernes 6 de mayo.

13. Ucrania: Cientos de muertos en el incesante bombardeo ruso en Járkov, informe y comunicado de prensa, lunes 13 de junio.

14. Ucrania: El mortal ataque al teatro de Mariúpol, un “claro crimen de guerra” de las fuerzas rusas, informe y comunicado de prensa, jueves 30 de junio.

15. Ucrania: Mueren civiles en sendos ataques rusos “temerarios” contra un edificio residencial y un complejo turístico en Serhiivka, comunicado de prensa, jueves 7 de julio.

16. Ucrania: Las tácticas de combate ucranianas ponen en peligro a la población civil, comunicado de prensa, jueves 4 de agosto.