Negligencia en el delta del Níger

3.500 activistas se enfrentan a dos gigantes petroleros

  • NOTICIAS

El delta del Níger es una de las zonas más contaminadas del planeta

El delta del río Níger es la región productora de petróleo más importante de África y uno de los lugares más contaminados del planeta.

Durante decenios, los vertidos de petróleo han dañado el medio ambiente y arruinado la vida de la población en esta parte de Nigeria.

Shell y Eni, dos de las mayores empresas que trabajan en el delta del Níger, afirman que la mayoría de los vertidos de petróleo se deben a actos de sabotaje y robos y que hacen todo lo posible para evitarlos y limpiarlos cuando se producen.

Pero estas afirmaciones a menudo se basan en información poco fiable.

Unas botas amarillas pisan las aguas contaminadas en una de las zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria). Unas botas amarillas pisan las aguas contaminadas en una de las zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria).
Zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria). © Michael Uwemedimo/cmapping.net

Una victoria transformadora

En 2008 y 2009, dos enormes vertidos de petróleo en el pueblo de pescadores de Bodo tuvieron unas consecuencias catastróficas. Durante semanas, un petróleo negro y espeso se vertió en los ríos y arroyos, mató a los peces y privó a las personas del lugar de su medio de subsistencia. Shell, la operadora de los oleoductos en los que se produjo la fuga, restó importancia al volumen de los vertidos de petróleo de forma repetida y tan sólo ofreció a la comunidad una mísera indemnización de 4.000 dólares estadounidenses.

Con la ayuda de Amnistía Internacional, la comunidad de Bodo emprendió acciones legales. Shell admitió que había hecho declaraciones falsas sobre el volumen de los vertidos, llegó a un acuerdo extrajudicial y pagó a la comunidad 55 millones de libras esterlinas (unos 75 millones de dólares estadounidenses) en concepto de indemnización.

Queríamos ayudar a otras comunidades para que también obtuvieran justicia, pero sabíamos que no nos podíamos fiar de la versión de los hechos de las empresas petroleras.

Teníamos que revisar todos los informes sobre vertidos de petróleo de las empresas petroleras y compararlos con fotos de los oleoductos para entender lo que ocurría realmente en el delta del Níger.

Pero teníamos un problema: había miles de documentos e imágenes, demasiados incluso para los investigadores de Amnistía Internacional dedicados a su revisión.

El turno de los descodificadores/as

Es aquí cuando los descodificadores y descodificadoras de Amnistía Internacional entran en acción. Los descodificadores y descodificadoras forman una comunidad online de simpatizantes y activistas de derechos humanos que ayudan a nuestros equipos de investigación con la recopilación y el registro sistemático de datos provenientes de fotografías y documentos.

Nos ayudan a reunir los indicios necesarios para exigir cuentas a los responsables de abusos contra los derechos humanos.

Cualquier persona con un teléfono inteligente o con un ordenador puede ser descodificador/a.

Pedimos ayuda a los descodificadores y descodificadora y la increíble cifra de 3.545 personas, de 142 países, respondió a la llamada.

Zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria). © Michael Uwemedimo/cmapping.net

En nuestro próximo proyecto pediremos a los descodificadores y descodificadoras que nos ayuden a combatir la violencia y los abusos contra las mujeres en Internet. Acosadores y troles están silenciado a mujeres de todo el mundo en Internet y las empresas de redes sociales no hacen lo suficiente para protegerlas.

¿Te gustaría ser descodificador/a?

Unirme

Descubrir la verdad

Los descodificadores y descodificadoras respondieron 163.063 preguntas sobre miles de informes y fotografías producidos por las empresas en relación con los vertidos de petróleo.

Ese trabajo les llevó 1.300 horas, el equivalente a 8 meses de trabajo a tiempo completo de una persona. Los datos que reunieron fueron analizados posteriormente por un equipo de investigación de Amnistía Internacional y verificados por Accufacts, especialista en oleoductos independiente.

Cada minuto contribuyó a ayudar a las comunidades del delta del Níger a descubrir la verdad.

Los datos reunidos por los descodificadores y descodificadoras de Amnistía Internacional revelan la extraordinaria magnitud de la contaminación por petróleo en el delta del Níger y la gran frecuencia de los vertidos.

Nadar en petróleo

Desde 2014, Eni ha informado de 820 vertidos en el delta del Níger, que suponen una pérdida de 26.286 barriles o 4,1 millones de litros.

Desde 2011, Shell ha informado de 1.010 vertidos, que suponen una pérdida de 110.535 barriles o 17,5 millones de litros, lo que equivale a siete piscinas olímpicas.

Las cifras son enormes, pero la realidad podría ser aún peor.

Es probable que el volumen de los vertidos sea inexacto, puesto que nuestra investigación ha demostrado que las empresas calculan a la baja el volumen real.

La alarmante frecuencia de los vertidos en el delta del Níger

Ver Ahora
El análisis llevado a cabo por los descodificadores y descodificadoras del material fotográfico obtenido en una de las muchas zonas donde se han producido vertidos demostró que el daño estaba causado por corrosión y no por taladros. El análisis llevado a cabo por los descodificadores y descodificadoras del material fotográfico obtenido en una de las muchas zonas donde se han producido vertidos demostró que el daño estaba causado por corrosión y no por taladros.
El análisis llevado a cabo por los descodificadores del material fotográfico obtenido en una de las muchas zonas donde se han producido vertidos demostró que el daño estaba causado por corrosión y no por taladros. © Amnesty International

Un examen en profundidad

Eni afirmó que ese vertido lo causaron delincuentes que perforaron el oleoducto.

Pero un examen en profundidad por parte de los descodificadores y descodificadoras mostró que los agujeros están en la parte inferior del oleoducto, que está bajo tierra. ¿Cómo podría haberlos hecho una persona con un taladro?

Los descodificadores también se dieron cuenta de que los agujeros en el oleoducto no eran limpios y regulares, como serían si los hubieran hecho con un taladro. De hecho, tiene mucha más pinta de que los agujeros sean debidos a la corrosión.

En total, los descodificadores y descodificadoras identificaron 89 vertidos en los que las fotografías publicadas por las empresas no parecían apoyar la afirmación de que eran actos de sabotaje.

¿Por qué es importante? Porque culpar de los vertidos al robo significa que la empresa no tiene que pagar ninguna indemnización.

Gracias al trabajo de investigación de los descodificadores y descodificadoras hemos enviado información detallada de esos 89 vertidos al gobierno de Nigeria y hemos pedido que se reabran las investigaciones.

Zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria). Zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria).
Zonas donde se han producido vertidos en la comunidad de Kegbara-Dere, en el área de gobierno local de Gokana, estado de Rivers, en el delta del río Níger (Nigeria). © Michael Uwemedimo/cmapping.net

Respuesta lenta

Las empresas están obligadas a responder a los vertidos independientemente de su causa. Cuanto antes visiten la zona afectada, antes pueden detener el vertido y empezar a limpiar el área —según las directrices gubernamentales, deben visitar la zona en un plazo de 24 horas desde que se informa de un vertido—.

Pedimos a los descodificadores y descodificadoras que analizaran el tiempo transcurrido entre el momento en que las empresas informaban de un vertido y organizaban una visita a la zona,

y vieron que había grandes retrasos, y que algunos vertidos continuaban durante meses después de detectarse.

El mayor retraso se registró cuando Enin tardó 430 días en presentarse en el lugar de un vertido en el estado de Bayelsa. Enin dijo a Amnistía Internacional que el retraso se debió a que la comunidad local se negó a darles permiso para visitar la zona, aunque la empresa no dijo nada al respecto en su momento. Enin también dijo que lograron detener el vertido poco después de detectarlo. Pero, según el gobierno, el petróleo estuvo vertiéndose durante más de un año en los pantanos y ríos próximos, provocando la contaminación del agua en que pescaban las personas de la zona y que utilizaban para beber y para lavar.

Sin embargo, como promedio, Shell fue mucho más lenta que Eni, y sólo visitó las zonas afectadas en un plazo de 24 horas desde el aviso del vertido en el 25% de los casos. En ocho ocasiones tardó más de 100 días en reaccionar.

Estos retrasos indican una negligencia grave. Shell y Eni son multinacionales poderosas y con dinero: ¿por qué no pueden actuar más rápido? ¿Por qué no pueden hacer más?

Qué más vamos a hacer

Los descodificadores y descodificadoras nos han ayudado a descubrir indicios de negligencia grave por parte de empresas petroleras.

Hemos presentado esos datos a Shell y a Eni, así como al gobierno de Nigeria, y hemos pedido una mejor regulación. También queremos que investiguen por qué parece que las empresas no pueden abordar y prevenir el robo de petróleo y por qué parece que se producen de manera repetida incidentes de sabotaje delante de sus narices.

La solidaridad global empodera a las comunidades del delta del Níger para obtener justicia.

Las consecuencias de un vertido de petróleo en Okuluebu, Ogale, estado de Rivers. © Amnesty International

En nuestro próximo proyecto pediremos a los descodificadores y descodificadoras que nos ayuden a combatir la violencia y los abusos contra las mujeres en Internet. Acosadores y troles están silenciado a mujeres de todo el mundo en Internet y las empresas de redes sociales no hacen lo suficiente para protegerlas.

¿Te gustaría ser descodificador/a?

Unirme