• NOTICIAS

Activista estudiantil recluido en Tunez corre peligro de tortura

Un activista estudiantil tunecino, que se encuentra recluido en régimen de incomunicación desde que fuera detenido el 22 de octubre, corre peligro de sufrir tortura y otros malos tratos, ha declarado Amnistía Internacional.

Mohammed Soudani fue detenido el mismo día que se reunión con dos periodistas de radio franceses que estaban informando de las elecciones presidenciales y legislativas celebradas en Túnez el 25 de octubre.

Amnistía Internacional ha dicho que cree que los periodistas entrevistaron a Mohammed Soudani porque es miembro activo del movimiento estudiantil en el seno de la Unión General de Estudiantes Tunecinos (UGET).

Su familia y su abogado no han podido obtener ninguna información sobre él. Se cree que se encuentra recluido en el Departamento de Seguridad del Estado del Ministerio del Interior, en Túnez capital, donde la tortura es común.

El día que fue detenido, por la noche, Mohammed Soudani telefoneó a sus abogados y amigos para decirles que había varios agentes de seguridad a la entrada del Hotel África de Túnez capital, donde se había reunido con los periodistas.

Les dijo que si no sabían nada de él después de las 10 de la noche, lo más probable fuera que lo hubieran detenido. Su teléfono móvil lleva desconectado desde entonces.

El 23 de octubre, incapaz de conseguir ninguna información sobre el paradero de su cliente, el abogado de Mohammed Soudani presentó una denuncia de desaparición forzada ante la Fiscalía de Túnez capital..

La familia del activista estudiantil no ha sido informada de su detención ni de su paradero, como exige la legislación tunecina, y su padre no ha podido conseguir ninguna información sobre él en la policía de Mehdia, localidad situada 200 km al sur de la capital donde vive Mohammed Soudani.

Mohammed Soudani fue expulsado de la universidad en 2007 por sus actividades en la UGET. Durante una reunión que mantuvo con Amnistía Internacional en octubre de 2009 dijo a la organización que el 29 de junio de 2007 lo habían detenido y había estado privado de libertad durante 12 días, en el curso de los cuales lo torturaron, y que luego fue condenado a seis meses de prisión condicional. Dijo también que lo volvieron a detener durante otros seis días en octubre de 2008, cuando lo desnudaron y lo golpearon.

Mohammed Soudani ha sido procesado varias veces y ha cumplido también dos meses de cárcel. Creía que los cargos que se habían presentado contra él guardaban relación con su activismo en la UGET.

El 11 de febrero de 2009, él y otros cuatro estudiantes iniciaron una huelga de hambre que se prolongó durante 58 días para exigir que se respetase su derecho a la educación y se los readmitiese en la universidad. Asimismo, pedían que se anularan los procesos judiciales iniciados contra ellos.

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades tunecinas a revelar de inmediato el paradero de Mohammed Soudani y le permitan el acceso a un abogado de su elección, a su familia y a los servicios médicos que pueda necesitar, así como a garantizar que no es torturado ni sometido a otros malos tratos.

La organización también ha pedido que lo dejen en libertad de inmediato y sin condiciones si no es acusado con prontitud de ningún delito común reconocible.