En febrero de 2019, las protestas pacíficas conocidas como movimiento “Hirak” recorrieron Argelia. Dirigidas al principio contra un quinto mandato del entonces presidente Bouteflika, las protestas reclamaron después “un cambio total del sistema político”,y millones de personas salieron a las calles de grandes ciudades y de poblaciones más pequeñas de Argelia para exigir sus derechos humanos y libertades. Tras intentar reprimir las protestas al principio, las autoridades cambiaron de política y las toleraron en gran medida durante varios meses. Sin embargo, esta situación no duró mucho tiempo ya que comenzaron a actuar cada vez más contra manifestantes, periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y blogueros, en muchos casos con detenciones arbitrarias y enjuiciamientos por el solo hecho de participar en protestas pacíficas y expresar opiniones políticas en las redes sociales.

HOSTIGAMIENTO E INTIMIDACIÓN DE VOCES CRÍTICAS

El hostigamiento, la intimidación y los ataques de las autoridades a disidentes continuaron intensificándose durante los meses que mediaron entre las elecciones legislativas de junio de 2021 y el tercer aniversario del movimiento Hirak en febrero de 2022. Según observadores locales, en mayo de 2022 había 266 activistas y manifestantes recluidos en prisiones argelinas por haber participado en el movimiento Hirak, por haber denunciado públicamente la corrupción o haber expresado solidaridad con personas detenidas y su oposición a los abusos contra los derechos humanos. Muchas de estas personas están recluidas en espera de juicio durante periodos largos e injustificados, otras han sido condenadas a duras penas en aplicación de artículos problemáticos del Código Penal, como “dañar” la seguridad o el interés nacional, “menoscabar la unidad nacional”, “ofender” a funcionarios públicos, “incitación” a reuniones no armadas, difusión de noticias falsas y terrorismo.

HOSTIGAMIENTO JUDICIAL

Amnistía Internacional ha hablado con familiares de personas detenidas y con sus abogados para conocer las condiciones de detención, el hostigamiento judicial al que se les sometió, y para comprender en qué medida estas detenciones han afectado a sus vidas. Estas historias individuales ponen de relieve la necesidad urgente de que estas personas queden en libertad inmediata e incondicional y de una reforma en profundidad de una legislación que permite que se cometan violaciones graves del derecho de las personas a la libertad de expresión y de reunión pacífica, incluidos posibles actos de tortura y otros malos tratos. La documentación abarca las historias de las sietepersonas siguientes, detenidas en diferentes circunstancias y lugares dentro y fuera de Argelia: Mohad Gasmi, Merzoug Touati, Mohamed Benhlima, Malik Riahi, Soheib Debbaghi y Ahmad Tarek Debbaghi, Noureddine Khimoud.

266

Número total de personas del movimiento Hirak detenidas según el Comité Nacional para la Liberación de Detenidos

©Farouk Batiche/Anadolu Agency via Getty Images

SÚMATE A NUESTRA PETICIÓN PARA QUE SEAN PUESTOS EN LIBERTAD

LEE SUS HISTORIAS



Merzoug Touati
Bejaia, noreste de Argelia

¿Quién es Merzoug Touati?

Merzoug Touati fundó una página de noticias independiente llamada “Al Hogra” en 2015 y trabajó como periodista en el medio independiente argelino L’Avant-Garde. Las autoridades de Argelia han actuado contra él en numerosas ocasiones desde 2017 por documentar violaciones de derechos humanos e informar sobre cuestiones de actualidad política. Fue condenado a un año de prisión por publicar en Facebook materiales en solidaridad con otras personas detenidas y liberadas en aplicación de un indulto presidencial el 21 de junio de 2022. Todavía se enfrenta a varios cargos y corre el riesgo de pasar más tiempo en prisión.

¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

Merzoug Touati fue condenado a un año de prisión y una multa el 3 de enero de 2022 por “publicar noticias falsas” y “dañar instituciones públicas”, por una publicación en Facebook en la que denunciaba las condiciones penitenciarias de una persona detenida por expresar su opinión.

Mientras cumplía la pena inicial de un año de prisión, se abrieron tres nuevas causas en u contra por cargos como “incitación a reunión no armada”, “publicaciones que puedan menoscabar la unidad nacional” y “hacer colectas sin autorización”.

Estaba pálido, se movía con dificultad y no podía mantenerse erguido a causa del dolor

Nfissa Touati, esposa de Merzouq



Mohad Gasmi
Adrar, sur de Argelia

¿Quién es Mohad Gasmi?

Mohad Gasmi es uno de los líderes del movimiento de protesta contra la explotación del gas de esquisto en el sur de Argelia. Participó activamente en las manifestaciones del movimiento Hirak que estallaron en febrero de 2019 para reclamar un cambio político radical en Argelia.



¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

La policía lo detuvo en Adrar el 8 de junio de 2020. En octubre de 2021 fue declarado culpable de “enaltecimiento del terrorismo” (artículo 87 bis 4 del Código Penal) por una publicación en Facebook en la que atribuía la radicalización de un destacado extremista argelino, considerado “terrorista” por las autoridades argelinas, a la inacción de éstas a la hora de impartir justicia y dignidad a la población del país.

En la segunda causa, que se abrió mientras cumplía la primera pena, fue acusado de “revelar información confidencial sin intención de traición o espionaje” (artículo 67 del Código Penal) por viajar al extranjero para asistir a conferencias sobre medioambiente y por intercambiar correos electrónicos sobre la explotación de gas de esquisto en el sur de Argelia. Las autoridades lo acusan especialmente de compartir por correo electrónico una fotografía de la policía militar que ya estaba disponible en Internet. La investigación no ha demostrado de qué modo la fotografía revelaba información confidencial.

Su esposa calificó la condena de “dura”



Mohamed Tadjadit, Soheib y Ahmed Tarek Dabbaghi, Malik Riahi, Noureddine Khimoud


¿Quiénes son?

Mohamed Tadjadit, Malik Riahi, Noureddine Khimoud, Soheib Debbaghi y Ahmed Tarek Debbaghi son activistas.

* Lee infra el resumen de cada caso

¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

Los cinco activistas están condenados a penas de entre 18 meses y 2 años de prisión por cargos como “publicar noticias falsas”, “menoscabar la vida privada de un menor al publicar una fotografía que podría dañarlo” y “difamar a instituciones públicas y a la judicatura” en relación con la publicación de un vídeo en Facebook el 3 de abril de 2021, en el que un joven de 15 años solloza de forma incontenible y dice que ha sido agredido sexualmente por la policía tras su arresto por participación en una protesta del movimiento Hirak.

Al menos tres de ellos —Mohamed Tadjadit,
Malik Riahi y Soheib Debbaghi— dijeron a sus abogados que
después les propinaron patadas, bofetadas y golpes en prisión para disuadirlos de continuar con la huelga de hambre que
habían iniciado el 28 de enero de 2022 para protestar por sus condiciones de reclusión
y exigir que se pusiera fin
a su detención.





¿Quién es Noureddine Khimoud?

Activista. Acusado de hacer una publicación en las redes sociales
Marchó pacíficamente por la justicia y los derechos humanos en Argelia desde el estallido del movimiento Hirak en 2019. Solía reunirse con Mohamed Tadjadit y Soheib Debbaghi, y los tres participaron juntos en protestas pacíficas.

¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

Noureddine fue detenido el 5 de abril de 2021 por compartir presuntamente el vídeo de un menor que decía que había sufrido abusos en una comisaría de policía. Estuvo más de 10 meses detenido en espera de juicio sin una fecha clara para su juicio. Decidió iniciar una huelga de hambre el 28 de enero de 2022 junto con decenas de detenidos para exigir que se pusiera fin a la detención en espera de juicio y se fijara una fecha para el juicio.

Según su madre y uno de sus abogados, Noureddine recibió una paliza en prisión para disuadirlo de continuar la huelga de hambre. Según su madre, durante sus visitas, Noureddine se queja de dolor en la zona renal. Un trastorno que antes no sufría. La prisión se negó a trasladarlo para que fuera examinado en un hospital fuera de la prisión, pero toma medicamentos prescritos por el médico penitenciario.

¿Quiénes son Soheib y Ahmed Tarek Debbaghi?

Activistas. Encarcelados por una publicación en las redes sociales

Soheib Debbaghi y Ahmed Tarek Debbaghi son primos. Los detuvieron junto a Noureddine Khimoud el 5 de abril de 2021 y los acusaron de publicar un vídeo en el que se denunciaba la violencia infligida a un menor en una comisaría de policía de Argel.




En febrero de 2022, los dos iniciaron una huelga de hambre para protestar por la prolongada detención en espera de juicio que ellos y sus amigos soportaban. Los trasladaron de la prisión de Harrash a la prisión de Bouira a las 4 de la madrugada del 28 de enero de 2022, sin notificarlo a sus familiares o abogados. Cuando los visitaron durante la huelga de hambre, sus familiares y abogados confirmaron que habían visto puntos de sutura en la frente de Soheib, un rastro de la violencia a la que había sido sometido.

¿Quién es Malik Riahi?

Activista. Encarcelado por publicaciones en las redes sociales, Malik Riahi participó en las marchas pacíficas convocadas por el movimiento Hirak cada viernes desde su inicio en 2019, y ha expresado sus opiniones en las redes sociales, donde contaba con un amplio seguimiento por sus transmisiones en directo de las marchas de Hirak. Malik lleva en prisión 14 meses, desde el 4 de abril de 2021. Malik Riahi no es el único miembro de su familia señalado como objetivo por expresar sus opiniones y por su participación en el movimiento Hirak. Sus dos hermanos fueron detenidos y condenados a prisión por expresar sus opiniones dentro y fuera de Internet. Posteriormente quedaron en libertad.


¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

Ha sido condenado a 18 meses de prisión por la publicación de un vídeo sobre un menor que presuntamente sufrió abusos policiales. También ha sido condenado a dos años de prisión por “publicaciones que menoscaban la unidad nacional” y por “incitación a reunión no armada”, por haber sido durante un breve periodo el administrador de la página de Facebook del denunciante de irregularidades y exmilitar Mohamed Abdallah.


Él es el principal sostén de nuestra familia. Es el mayor de 10 hermanos y hermanas. Ha sido nuestro apoyo.

Madre de Noureddine Khimoud

Estoy triste por mis hijos, pero feliz porque no han ido a la cárcel por algo malo. Han ido a la cárcel por decir la verdad.

Madre de Malik Riahi


Mohamed Benhalima
Solicitante de asilo en España


¿Quién es Mohamed Benhalima?

Denunciante de irregularidades. Encarcelado por denunciar corrupción en el ejército.
Mohamed Benhalima es un activista y solicitante de asilo argelino en España y en Francia, exmilitar y denunciante de irregularidades que había revelado en Internet denuncias de corrupción que afectaban a funcionarios militares argelinos de alto rango. Participó en manifestaciones pacíficas durante el movimiento Hirak de protestas en favor de la democracia que se extendió por todo el país desde 2019.

¿Qué cargos se han formulado en su contra y cuál es su condena?

Mohamed Benhlima fue condenado a muerte in absentia, mientras aún era solicitante de asilo en España, por cargos de espionaje y deserción. También fue condenado in absentia a un total de 20 años de prisión por cargos como “participación en un grupo terrorista” (artículo 87 bis 3 del Código Penal) y “publicar noticias falsas que menoscaben la unidad nacional” (artículo 196 bis), entre otros cargos.

Salió de Argelia para buscar refugio en España en septiembre de 2019 tras recibir información de que su nombre aparecía en una lista de funcionarios militares buscados que corrían el riesgo de ser detenidos por el ejército argelino por su participación en el movimiento de protesta Hirak.

Las autoridades españolas lo devolvieron a Argelia en marzo de 2022 sin seguir los procedimientos debidos en materia de solicitud de asilo. Fue objeto de violencia y de presiones. Las autoridades argelinas lo encarcelaron inmediatamente en la prisión de El Harrash, en Argel, antes de trasladarlo a la prisión militar de El Blida el 28 de abril de 2022, donde está recluido en régimen de aislamiento desde entonces, según información que ha podido obtener Amnistía Internacional.





PIDE A LAS AUTORIDADES ARGELINAS QUE PONGAN EN LIBERTAD DE INMEDIATO A TODAS LAS PERSONAS DETENIDAS EN RELACIÓN CON EL MOVIMIENTO HIRAK

¿QUÉ DICEN SUS FAMILIAS?

Testimonio de Nfissa Touati, esposa de Merzoug Touati

“El 1 de marzo de 2022, Merzoug fue trasladado de la prisión de Ghardaia a la de Laghouat, que está a 550 kilómetros de mi residencia en Bejaia. Lo visité en esta nueva prisión un día después de su traslado, noté enseguida su desánimo, me dijo que el día anterior a su llegada lo intimidaron, personal de la administración penitenciario le dijo que creían que su condena era mínima en comparación con los delitos que según ellos había cometido. Me dijo que está en una celda abarrotada con otras 27 personas y que no hay cama para él, así que duerme en el suelo”.

“El 6 de abril de 2022 lo visité de nuevo con mi suegra y su hermano pequeño, estaba pálido, se movía con dificultad y y no podía mantenerse erguido a causa del dolor. Le pregunté si el fiscal había ido a verlo para informarse sobre su huelga de hambre. Dijo que nadie lo había visitado y que la dirección de la prisión no reconocía su huelga de hambre y que no se ha iniciado ningún seguimiento médico o psicológico. Me dijo que sufre de dolor de estómago. Después de la visita, pedimos reunirnos con el director de la prisión. El director, que habló con nosotros en la puerta de la prisión después de horas de espera durante las cuales los agentes intentaron disuadirnos de que lo viéramos, negó que Merzoug hubiera iniciado una huelga de hambre pero al mismo tiempo explicó que las demandas de Merzoug no estaban incluidas en sus prerrogativas”.

Tras esta visita, su esposa recibió la noticia de que había sido trasladado a un hospital de Laghouat. Dijo a Amnistía Internacional que viajó a Laghouat, a 550 kilómetros de su casa, el 16 de abril de 2022, y que no lo encontró allí. La administración de la prisión le dio información inexacta. Tuvo que buscarlo en hospitales y prisiones durante tres días porque nadie le daba información precisa. Finalmente lo encontró en la prisión de Bouira, donde lo visitó el 18 de abril de 2022. Había sido trasladado allí sin ninguna notificación a su familia o a su abogado.


Testimonio del padre de Soheib Debbaghi

“Lo visité en la prisión de Bouira inmediatamente después de su traslado a ese centro cuando él y un grupo de detenidos iniciaron una huelga de hambre para protestar por su detención prolongada en espera de juicio. Soheib me dijo que los guardias penitenciarios lo reprendieron y lo acusaron de haber incitado a otros detenidos a iniciar una huelga de hambre. Me dijo que cinco guardias se abalanzaron sobre él, lo golpearon y le golpearon la cabeza contra la pared. Luego le ataron los brazos a la espalda, lo amarraron a una pared y lo dejaron sangrando durante horas. Me dijo que lo sacaron de su celda compartida y lo aislaron de su grupo y de otros presos. Su primo, Ahmed Tarek Debbaghi, detenido en la misma celda por los mismos cargos, advirtió que no había estado allí durante mucho tiempo. Él y otros presos comenzaron a hacer ruido. Los guardias penitenciarios los llevaron a una celda muy pequeña donde se recluye a los condenados a muerte. A las 4 de la madrugada lo trasladaron junto a los otros cuatro presos a la prisión de Bouira, donde continúa hasta la fecha.


Lee el testimonio completo de la madre de Noureddine Khimoud

Él es el principal sostén de nuestra familia. Es el mayor de 10 hermanos y hermanas. Era nuestro apoyo”.

“Me dijo que los guardias intentaron llevarlo a otra prisión con otros que hacían huelga de hambre cuando iniciaron la huelga pero que se resistió. Dijo que cuando él y los otros se negaron a dejar la huelga de hambre y se resistieron al traslado a otra prisión, los metieron en una celda sucia por la que al parecer corrían aguas residuales. Estuvo allí con presos condenados a muerte. Después los trasladaron a las 4 de la madrugada a la prisión de Bouira sin notificarlo a nosotros ni a sus abogados.


Lee el testimonio de la madre de Riahi:

Malik fue detenido por la policía, el 4 de abril, sin requerimiento judicial.

Fue una pesadilla para mí. Estoy triste por mis hijos, pero feliz porque no han ido a la cárcel por algo malo. Han ido a la cárcel por decir la verdad. Pasé dos eid [fiesta religiosa que las personas musulmanas celebran cada año] sin mis hijos en el Ramadán. Cuando pongo la mesa, las lágrimas brotan de mis ojos sin querer”.


Testimonio de la esposa de Mohad Gasmi

Su esposa califica su condena de “dura”. Dijo a Amnistía Internacional:

“Solicitamos la libertad provisional varias veces; la denegaron siempre sin justificación. Mi esposo fue una de las primeras personas que convocó el movimiento Hirak en nuestra región. Es un firme defensor de la justicia ambiental. Ha sido objeto de medidas de las autoridades por su activismo, especialmente contra la extracción de gas de esquisto en nuestra región. Su activismo contra el gas de esquisto tuvo impacto y molestó mucho a las autoridades.”










Amnistía Internacional insta a las autoridades argelinas a:

  • Poner en libertad inmediata e incondicional a todas las personas encarceladas únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y de reunión, y a retirar todos los cargos formulados contra ellas.

  • Dejar de usar con carácter inmediato leyes demasiado amplias y represivas para enjuiciar a personas únicamente por el ejercicio pacífico su derecho a la libertad de expresión y de reunión.

  • Poner a disposición de la justicia, en juicios con las debidas garantías, a las personas presuntamente responsables de violaciones graves de derechos humanos.

  • Proporcionar acceso a justicia y recursos efectivos a las víctimas de tortura y otros malos tratos.



APRENDE DE PERSONAS EXPERTAS DE AMNISTÍA INTERNACIONAL CÓMO REIVINDICAR Y DEFENDER TUS DERECHOS EN ESTE CURSO DE DERECHOS HUMANOS SOBRE LIBERTAD DE EXPRESIÓN: