El 5 de junio de 2013, Edward Snowden reveló por primera vez los métodos que emplean los gobiernos para vulnerar nuestra intimidad de forma masiva.

Snowden, ex analista de la Dirección General de Seguridad Nacional de EE. UU. (en adelante, NSA), descubrió al mundo entero que los servicios de inteligencia colaboran entre sí para espiar nuestros correos electrónicos, nuestras búsquedas en Internet, nuestras llamadas y mucho más. Y eso no es todo.

Los documentos que filtró también revelan que varios gobiernos comparten voluntariamente nuestros datos personales con EE. UU. Según hemos sabido, la NSA tiene pactos para compartir datos con al menos 41 países.

Estos acuerdos privados, que vulneran la intimidad de millones de personas, se han mantenido en un secreto casi absoluto. Consulta el mapa que encontrarás a continuación para averiguar si tu gobierno comparte datos con EE. UU.

¿Acaso queremos vivir en una sociedad en la que estamos completamente desnudos ante el gobierno, y éste es totalmente opaco para nosotros?

Edward Snowden, junio de 2015

¿Sabes si tu país comparte datos con EE. UU. y con sus aliados?

Alianza de los Cinco OjosA lo largo de 70 años, Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Canadá y Australia han creado una red de vigilancia integrada de alcance mundial y han compartido sistemáticamente las comunicaciones que interceptaban. SIGINT Seniors (Europa)La Alianza de los Cinco Ojos llevan 33 años colaborando con este club europeo, al que han dotado de tecnología a cambio de acceder a sus redes, y con el que intercambian parte de las comunicaciones que interceptan. SIGINT Seniors (Asia y Oceanía)La Alianza de los Cinco Ojos proporciona tecnología y asesoría en esta región. Es posible que también intercambien algunas de las comunicaciones que interceptan, aunque sus acuerdos están envueltos en un gran secreto. Países tercerosApenas se conoce el alcance y la escala de los vínculos entre la Alianza de los Cinco Ojos y estos países, pero la existencia de estos vínculos hace suponer que colaboran en la intercepción e intercambio de comunicaciones. Resto de paísesNo se conocen vínculos entre la Alianza de los Cinco Ojos y estos países.

Clubes secretos y acuerdos confidenciales

La Alianza de los Cinco Ojos, a la que pertenecen Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, es la élite del intercambio de inteligencia, además de ser el club más exclusivo en este campo. La NSA también tiene acuerdos con otros Europa y con países de Asia y otros continentes.

¿Por qué debería importarnos? Porque la mayoría de nosotros no queremos que nos espíen gobiernos extranjeros. Una encuesta que llevamos a cabo recientemente revela que, en el mundo entero, la gente se opone fuertemente a la vigilancia masiva por parte de la NSA.

Ésta va a ser una de las cuestiones de derechos humanos con mayor impacto en los próximos 30 años.

Edward Snowden, ex analista de seguridad que reveló las prácticas de la NSA

Estos cuestionables pactos ponen de relieve el peligro de la vigilancia masiva: además de interceptar nuestras comunicaciones dentro de sus fronteras, estos gobiernos las comparten con otros gobiernos de todo el mundo. Sus pactos secretos son tan amplios y opacos que es imposible saber con certeza dónde pueden acabar nuestros datos.

Y eso no es todo: algunos gobiernos han empezado a usar sus leyes para espiar con mayor facilidad a personas de otros países. Debemos acabar con estas leyes discriminatorias y exigir a nuestros gobiernos que protejan por igual la intimidad de todas las personas, tanto en su propio país como en el extranjero.

Si no encontramos la manera de controlar esta situación, un día descubriremos que las sociedades libres y liberales han dejado de existir.

Edward Snowden, ex analista de seguridad que reveló las prácticas de la NSA

LOS HECHOS

Cada día, los espías estadounidenses comparten alrededor de 200 millones de mensajes de texto con Reino Unido.
La NSA y la Jefatura de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido se introdujeron en los sistemas del mayor fabricante del mundo de tarjetas SIM, lo que podría permitirles espiar en secreto cientos de millones de teléfonos.

El fin de los secretos

Tal vez parezca que nuestros correos electrónicos, nuestros mensajes de texto y nuestras llamadas no tienen importancia. Sin embargo, si se combinan todos estos fragmentos de nuestras vidas, pueden llegar a formar un retrato detallado de quiénes somos.