Global: La reunión de la ONU sobre Afganistán en Doha debe suponer el punto final a la impunidad por los abusos contra los derechos humanos bajo el régimen talibán

En vísperas de la reunión de enviados especiales sobre Afganistán convocada por la ONU que se celebrará en Doha, Qatar, los días 18 y 19 de febrero, Deprose Muchena, director general de Impacto Regional en Derechos Humanos de Amnistía Internacional, ha declarado:

“La próxima reunión en Doha es una buena oportunidad para una acción unificada y concertada para proteger los derechos de toda la población afgana y, en particular, los de las mujeres y las niñas. Urge abordar la cultura de la impunidad que permite a los talibanes seguir cometiendo graves violaciones de derechos humanos.

La comunidad internacional no puede seguir con el enfoque ‘continuista’ respecto a la situación de los derechos humanos en Afganistán.

Deprose Muchena, director general de Impacto Regional en Derechos Humanos de Amnistía Internacional

“Como autoridades de facto de Afganistán, los talibanes han demostrado su absoluto desprecio por las obligaciones contraídas por el país en virtud del derecho internacional restringiendo gravemente el derecho a la libertad de expresión, de reunión pacífica y de asociación, así como el acceso a la justicia en el país. Las restricciones discriminatorias impuestas por los talibanes a los derechos de las mujeres y las niñas, con el evidente propósito de excluirlas totalmente de las esferas públicas, también se han intensificado en los últimos meses.

“La comunidad internacional no puede seguir con el enfoque ‘continuista’ respecto a la situación de los derechos humanos en Afganistán. En Doha, el Secretario General de las Naciones Unidas, los altos cargos de la ONU y todos los enviados especiales, de la región y de otros lugares, que asistirán a la reunión deben insistir en que los talibanes revoquen de manera inmediata todas las restricciones de los derechos de las mujeres y las niñas y pongan en libertad a todas las personas arrestadas arbitrariamente o detenidas ilegítimamente.”

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Los días 18 y 19 de febrero de 2024 se celebra en Doha, Qatar, una reunión sobre Afganistán de enviados especiales y representantes especiales convocada por la ONU para debatir sobre el camino a seguir en lo concerniente a la evaluación independiente sobre Afganistán, según lo dispuesto en la resolución 2679.

El 7 de febrero de 2024, Amnistía Internacional se sumó a otras nueve organizaciones en una carta dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas para instarlo a garantizar que la sociedad civil afgana, incluidas las defensoras de los derechos humanos, participe plenamente en la reunión de Doha y que los derechos de las mujeres ocupen un lugar central en todos los debates.

Los castigos severos por el incumplimiento del estricto código indumentario impuesto por los talibanes han dado lugar a una escalada aún mayor de la represión que sufren las mujeres y las niñas en el país. Los talibanes han ido aumentando de forma continuada las restricciones discriminatorias para las mujeres y las niñas al tiempo que han seguido reprimiendo cualquier forma de disidencia mediante el uso de la tortura, el encarcelamiento y la desaparición forzada de decenas de mujeres y niñas, activistas de los derechos de las mujeres y periodistas, hechos que en conjunto pueden constituir el crimen de lesa humanidad de persecución por motivos de género.