©Private

Irán: La misión de investigación de la ONU marca un hito y es un punto de inflexión en el abordaje de la impunidad sistemática

En respuesta al anuncio de hoy de que el Consejo de Derechos Humanos ha aprobado una resolución histórica para establecer una misión de investigación sobre las violaciones de derechos humanos cometidas en Irán en relación con las protestas que comenzaron el 16 de septiembre de 2022, en especial con respecto a las mujeres y los niños y niñas, Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“Este importante paso, que debía haberse dado hace tiempo, demuestra que finalmente se ha escuchado el clamor de la gente de Irán por la justicia. Esperamos que el establecimiento de esta misión de investigación marque un cambio determinante en el enfoque de la comunidad internacional sobre el abordaje de la crisis de impunidad sistemática que desde hace mucho tiempo viene exacerbando los crímenes de derecho internacional y otras graves violaciones de derechos humanos en Irán. La resolución no sólo refuerza el escrutinio internacional de la terrible situación en Irán, sino que también pone en marcha un proceso para reunir, consolidar y preservar pruebas cruciales para futuros procesamientos.

Este importante paso, que debía haberse dado hace tiempo, demuestra que finalmente se ha escuchado el clamor de la gente de Irán por la justicia.

Agnès Callamard, Amnistía Internacional

Amnistía Internacional lleva años trabajando en favor del establecimiento de un mecanismo internacional de investigación y rendición de cuentas sobre Irán. Aunque la misión de investigación debería haberse establecido mucho antes, la votación de hoy envía a las autoridades iraníes el mensaje inequívoco de que no pueden seguir cometiendo crímenes de derecho internacional sin temor a las consecuencias.

“Ahora los Estados deben garantizar que el mandato esté operativo y cuente con recursos suficientes sin demora, e instar a las autoridades iraníes a cooperar plenamente con la misión y permitir el acceso sin trabas al país. La votación de hoy también debe servir de llamada de atención a las autoridades iraníes para que pongan fin de inmediato a su total ataque militarizado contra quienes se manifiestan.”

Información complementaria

Durante la negociación de la resolución en Ginebra, las autoridades iraníes continuaron rechazando las conclusiones de los expertos y expertas de la ONU y las organizaciones de derechos humanos. Mientras tanto, en el país seguían empleando de forma generalizada medios letales ilegítimos y solicitando la pena de muerte para manifestantes.

La misión de investigación tiene el mandato de “reunir, consolidar y analizar las pruebas de tales violaciones de derechos humanos, y de preservarlas, con vistas, entre otras cosas, a cooperar en los posibles sumarios penales.”

La represión mortífera del levantamiento popular que estalló en Irán a raíz de la muerte bajo custodia de Mahsa (Zhina) Amini el 16 de septiembre de 2022 es el último embate en el ciclo de ataques violentos llevados a cabo por las autoridades contra quienes expresan sus quejas legítimas desde diciembre de 2017 y enero de 2018.

Amnistía Internacional ha documentado sistemáticamente crímenes de derecho internacional y otras violaciones graves de derechos humanos cometidas por las autoridades iraníes en el contexto de las protestas, incluidos homicidios ilegítimos como resultado del uso injustificado de medios letales, detenciones y reclusiones arbitrarias masivas, desapariciones forzadas, tortura y otros malos tratos e imposición de largas penas de prisión o de la pena de muerte tras juicios manifiestamente injustos. Las autoridades iraníes han ignorado los llamamientos reiterados de la comunidad internacional a iniciar investigaciones penales de esos delitos. En su lugar, han intentado destruir las pruebas de sus crímenes y perseguido a las personas sobrevivientes y familiares de las víctimas que piden verdad, justicia y reparación.