Arabia Saudí: Primeras condenas a defensores de los derechos humanos bajo la dirección del príncipe heredero “reformista” Mohammad Bin Salman

 

Las severas condenas impuestas a Mohammad al-Otaibi y Abdullah al-Attawi, que ni siquiera deberían haber sido procesados, confirman nuestro temor de que la nueva dirección de Mohamed Bin Salman esté determinada a silenciar a la sociedad civil y a los defensores y defensoras de los derechos humanos en el reino saudí.
Samah Hadid, directora de Campañas de Amnistía Internacional en Oriente Medio

En respuesta a las condenas de 14 y 7 años de prisión, respectivamente, que el Tribunal Penal Especializado ha impuesto hoy en Rabat a los destacados activistas de los derechos humanos Mohammad al-Otaibi y Abdullah al-Attawi, Samah Hadid, directora de campañas de Amnistía Internacional para Oriente Medio, ha manifestado:

Las severas condenas impuestas a Mohammad al-Otaibi y Abdullah al-Attawi, que ni siquiera deberían haber sido procesados, confirman nuestro temor de que la nueva dirección de Mohamed Bin Salman esté determinada a silenciar a la sociedad civil y a los defensores y defensoras de los derechos humanos en el reino saudí.

“La represión ejercida contra los miembros de la comunidad de derechos humanos no ha cedido, y casi todos defensores y defensoras de los derechos humanos más destacados del país están ya encarcelados. Estas medidas tomadas bajo la dirección del príncipe heredero Mohamed Bin Salman contradicen su ambición recién declarada de modernizar el país.

“Si el príncipe heredero Mohammad Bin Salman pretende realmente llevar a cabo reformas en Arabia Saudí, debe garantizar que se deja en libertad de inmediato y sin condiciones a todos los presos y presas de conciencia, incluidos los defensores y defensoras de los derechos humanos, detenidos únicamente por el ejercicio pacífico de sus derechos humanos.”

Información complementaria

Mohammad al-Otaibi y Abdullah al-Attawi fueron sometidos a juicio ante el Tribunal Penal Especializado en octubre de 2016. Se mostró a ambos una lista de cargos entre los que figuran “participar en el establecimiento de una organización y anunciarla antes de tener autorización”, “romper la unidad nacional propagando el caos e incitando a la opinión pública preparando, redactando y publicando declaraciones dañinas para la reputación del Reino y sus instituciones judiciales y de seguridad” y “publicar información sobre sus interrogatorios a pesar de haber firmado compromisos de no hacerlo”.

El 25 de mayo de 2017, Mohammad al-Otaibi fue detenido en Arabia Saudí, tras haber sido deportado desde Qatar, cuando se disponía a viajar a Noruega, donde le habían reconocido la condición de refugiado.