No pueden matar una idea: carta de un activista preso en Egipto

De Ahmed Said Abdeen Prison*, Cairo, Egypt,

Ahmed Said, activista y cirujano, fue encarcelado el pasado noviembre por haber participado en una manifestación pacífica de conmemoración de quienes murieron durante el levantamiento de 2011 de Egipto. En la prisión, ha escrito esta carta.

Todos los mensajes de consuelo que recibo de fuera acaban así: “No te preocupes. Saldrás pronto. No es más que un pequeño castigo. Quieren intimidarte un poco y luego te dejarán en libertad.”

Recibo estos mensajes en un lugar donde estoy rodeado de un tipo de personas que encarnan la locura de este sistema, la estupidez de sus miembros y la corrupción de sus instituciones.

Creen que erradicando a la gente que cree en una idea pueden matar la idea misma.
Ahmed Said

Lo único que les preocupa a mis amigos y a mi familia es que salga de aquí y niegue toda vinculación con la Revolución de Enero. Creen que es la única forma de que me declaren inocente y esté protegido aquí de la violencia del Ministerio del Interior y sus “perros” rabiosos.

Pero mientras esté rodeado de esas personas, no puedo pensar así. No puedo cambiar ni un ápice mi forma de pensar en este lugar. Al contrario: las paredes y el aire de mi celda, los presos y sus conversaciones, son toda la prueba que necesito de que no estoy equivocado, y mi certeza es cada vez mayor.

Locura y burlas

En todo Egipto y en el mundo en general, la gente hace caso omiso de lo que estamos sufriendo con este despótico régimen fascista. Pero no podrá evitar ser víctima de esta locura. Su silencio equivale a la táctica inútil de esconder la cabeza creyendo que cualquiera puede escapar del peligro que nos rodea por todas partes.

Ahmed Said. © Particular

Hay muchos ejemplos de la locura que estamos sufriendo, pero aquí son más claros. La prueba de que es preciso poner fin a esta putrefacción ­una putrefacción que ha salido ya a la superficie en nuestro país después de haber carcomido todo lo que aún se sostenía– es evidente.

Y eso es lo malo, para ellos y para nosotros, que no lo entienden. No entienden que estos jóvenes están luchando de verdad por una causa. Se nota por su burlas: “Así que sois los de la Revolución que va a liberar Egipto.”

Ignorantes y ciegos

Son un rebaño de ignorantes y ciegos armados. No hay forma de sacarlos de su ignorancia mientras tengan la armas, el poder y la fuerza que les hacen creer que lo tienen todo, incluso razón.

Sé que puede ser cruel para mi familia y mis amigos, especialmente en el estado de preocupación y miedo en que se encuentran. Pero tengo que aclararles, a ellos y a otras personas como ellos, que negar mi vinculación con la Revolución no soluciona nada mientras siga habiendo gente en prisión por haber soñado con la libertad.

Hice lo que hice para sentirme libre y recuperar mi libertad antes de fuera sólo un recuerdo.
Ahmed Said

Seguiría preso, aunque estuviera fuera, y todos seguiremos presos en su enorme cárcel.  Pero hice lo que hice para sentirme libre y recuperar mi libertad antes de que fuera sólo un recuerdo, y para conservar el último rayo de luz de la Revolución y del sueño del momento en que sentí que alguien tiene que hacerlo.

Amnistía Internacional no comparte necesariamente las opiniones expresadas por el autor en esta carta

ACTÚA

El 30 de diciembre de 2015 se verá un recurso de apelación presentado por Ahmed Said contra su condena de dos años de prisión. Envía hoy un tuit, copiando al Ministerio del Interior @moiegy, el Ministerio de Asuntos Exteriores @MfaEgypt y el Consejo Nacional de Derechos Humanos @nchregypt de Egipto, para pedir la libertad inmediata de Ahmed Said y otros cuatro activistas encarcelados junto con él.

Egipto debe LIBERAR a 5 activistas condenados por una protesta pacífica #FreeAhmedSaid @moiegy @nchrEgypt @MfaEgypt http://bit.ly/1U2hlTa

¡Tuitéalo ya!

Actúa ya. La familia de Ahmed dice que el día de su detención lo golpearon, le hicieron quemaduras y le aplicaron descargas eléctricas. Ahmed se declaró en huelga parcial de hambre (sólo de líquidos, no de alimentos sólidos) el 8 de diciembre.

* Ahmed fue trasladado a la prisión 15 de Mayo de El Cairo el 14 de diciembre de 2015. Su familia y su abogado no tienen acceso a él desde entonces.