Irak
© Amnesty International
  • Información del país

Resumen

Siguió reprimiéndose con dureza la disidencia por medios como uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, detenciones arbitrarias, tortura y otros malos tratos, homicidios ilegítimos, desapariciones forzadas y ataques contra la libertad de expresión. Las fuerzas de seguridad mataron al menos a 600 manifestantes al hacer uso de fuerza excesiva, incluida munición real, durante las manifestaciones que se habían iniciado en octubre de 2019. Gran número de activistas sufrieron ataques selectivos de hombres armados no identificados, supuestamente pertenecientes a milicias, que en decenas de casos los mataron, secuestraron o sometieron a desaparición forzada; al menos seis seguían en paradero desconocido al terminar el año. Las fuerzas de seguridad del Gobierno Regional de Kurdistán dispersaron protestas con violencia y detuvieron a decenas de manifestantes. Las restricciones a la circulación y otras medidas adoptadas para prevenir la propagación de la COVID-19 afectaron negativamente a las personas internamente desplazadas. Las autoridades reanudaron el cierre de campos de acogida y clausuraron al menos 10, sometiendo a miles de personas a desplazamiento secundario y dificultando su acceso a la ayuda humanitaria. Las personas desplazadas supuestamente relacionadas con el grupo armado autodenominado Estado Islámico seguían siendo objeto de castigo colectivo y en riesgo de sufrir detención arbitraria y desaparición forzada. Miles de personas más seguían en paradero desconocido tras haber sido sometidas a desaparición forzada por las fuerzas de seguridad iraquíes, incluidas las Unidades de Movilización Popular, cuando huían de territorios controlados por el Estado Islámico. Los medios de comunicación informaron de homicidios de mujeres. Las mujeres y niños y niñas yazidíes que habían sobrevivido a la esclavitud a manos del Estado Islámico encontraban grandes dificultades para acceder a sus derechos y a una reparación. El Estado Islámico reanudó las operaciones militares contra la población civil y contra objetivos militares, cometiendo atentados con explosivos en ciudades y asesinatos de dirigentes comunitarios.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

Nuestras oficinas

عنوان: 114 شارع القاهرة، بناية مسابكي-سرحال، قسم أ، الطابق السابع، الحمرا، بيروت لبنان

Teléfono

+961 1 748751

Correo-e

middleeast@amnesty.org

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto