¡Jóvenes! ¡Fuerza! ¡Acción!
© Amnesty International

Las personas jóvenes desempeñan un papel fundamental en la visión de Amnistía Internacional de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos.

Desde desarrollar campañas hasta asumir funciones de liderazgo dentro del movimiento, las personas jóvenes son agentes de cambio en Amnistía Internacional. Tal como se expone en nuestra Estrategia Internacional para el Trabajo con Jóvenes para 2017-2020, creemos que aprovechando la energía, la creatividad y las aptitudes de las personas jóvenes podemos hacer que aumente el número de personas que conocen y reivindican sus derechos humanos y disfrutan de ellos.

En Amnistía Internacional trabajamos con las personas jóvenes y en su favor sobre los asuntos que más afectan a sus vidas. Aunque cabría considerar que constituyen un único grupo homogéneo definido exclusivamente por la edad, en realidad tienen identidades múltiples determinadas, entre otros factores, por el género, la raza, la orientación sexual, la identidad o la expresión de género, la discapacidad o la nacionalidad. Posibilitando la participación activa de la gente joven y empoderándola para ello en todos los niveles de nuestro trabajo, nuestro objetivo es crear un entorno en el que contribuyan activamente a ejercer impacto en los derechos humanos.

Vibha Venkatesha, miembro del Colectivo Global de Jóvenes
Si nos unimos podemos hacer valer nuestro poder colectivo.

Descarga nuestro manual práctico "Fuerza joven para los derechos de la juventud"

El manual práctico de Amnistía Internacional "Fuerza joven para los derechos de la juventud" expone el proceso de elaboración y puesta en práctica de una estrategia nacional para el trabajo con jóvenes

Pide protección para las trabajadoras sexuales de República Dominicana

“Perra, para eso es que tú estás buena”: en República Dominicana, la policía viola, golpea y humilla sistemáticamente a las trabajadoras sexuales, a menudo a punta de pistola. Eso es tortura. Debemos reclamar la protección y los derechos de estas trabajadoras ya.

La cultura machista de la Policía Nacional, junto con el intenso estigma y discriminación social contra las personas que ejercen trabajo sexual, envalentonan a los policías para abusar ilegalmente de su poder y torturar a trabajadoras sexuales como forma de castigo y control social.

Las mujeres trans sufren formas especialmente extremas de humillación y abuso sexual a causa de la transfobia adicional a la que se enfrentan. Las trabajadoras sexuales piden que se apruebe un proyecto de ley antidiscriminación como primer paso para abordar las causas subyacentes de esta forma extrema de violencia y marginación.

Algunas de las trabajadoras sexuales son también defensoras de los derechos humanos que luchan por sus derechos en República Dominicana. Sin embargo, a menudo se ven excluidas de los movimientos feministas y de derechos humanos por el hecho de vender sexo.

Para que todas las mujeres sean libres, debemos empezar por luchar por los derechos de las mujeres más marginadas. Cuando alzamos nuestra voz en defensa de las trabajadoras sexuales, la alzamos por todas las mujeres.

Firma con tu nombre y pide a República Dominicana que apruebe un proyecto de ley contra la discriminación y tome otras medidas concretas para proteger a estas mujeres de la tortura y los malos tratos por razón de género.

International Women's Day rally Istanbul, 8 March 2018 © Chris McGrath/Getty Images

El Colectivo Global de Jóvenes

Más informacion Seguir al Colectivo

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

SUSCRIBIRME