¡Jóvenes! ¡Fuerza! ¡Acción!
© Amnesty International

Las personas jóvenes desempeñan un papel fundamental en la visión de Amnistía Internacional de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos.

Desde desarrollar campañas hasta asumir funciones de liderazgo dentro del movimiento, las personas jóvenes son agentes de cambio en Amnistía Internacional. Tal como se expone en nuestra Estrategia Internacional para el Trabajo con Jóvenes para 2017-2020, creemos que aprovechando la energía, la creatividad y las aptitudes de las personas jóvenes podemos hacer que aumente el número de personas que conocen y reivindican sus derechos humanos y disfrutan de ellos.

En Amnistía Internacional trabajamos con las personas jóvenes y en su favor sobre los asuntos que más afectan a sus vidas. Aunque cabría considerar que constituyen un único grupo homogéneo definido exclusivamente por la edad, en realidad tienen identidades múltiples determinadas, entre otros factores, por el género, la raza, la orientación sexual, la identidad o la expresión de género, la discapacidad o la nacionalidad. Posibilitando la participación activa de la gente joven y empoderándola para ello en todos los niveles de nuestro trabajo, nuestro objetivo es crear un entorno en el que contribuyan activamente a ejercer impacto en los derechos humanos.

Vibha Venkatesha, miembro del Colectivo Global de Jóvenes
Si nos unimos podemos hacer valer nuestro poder colectivo.

Descarga nuestro manual práctico "Fuerza joven para los derechos de la juventud"

El manual práctico de Amnistía Internacional "Fuerza joven para los derechos de la juventud" expone el proceso de elaboración y puesta en práctica de una estrategia nacional para el trabajo con jóvenes

Exige al gobierno brasileño que proteja los derechos de los pueblos indígenas y la Amazonía.

El gobierno del presidente Bolsonaro ha alentado las apropiaciones ilegales de tierras indígenas en la Amazonía, lo que ha propiciado amenazas e intimidación contra los pueblos indígenas por parte de intrusos y ha generado unos 75.000 incendios forestales este año.

En mayo de 2019 advertimos que la situación para los pueblos indígenas y la selva amazónica sería insostenible en la estación seca si el gobierno no cambiaba de rumbo. Ahora esto se ha convertido en una realidad trágica y la selva está siendo devorada por el fuego.

Se trata de una catástrofe ambiental, pero también de una crisis de derechos humanos Debemos actuar ya. Proteger los derechos de los pueblos indígenas es vital para proteger la Amazonía.

Hay que apagar los incendios. Pero el gobierno del presidente Bolsonaro ha reducido deliberadamente la financiación y ha menoscabado instituciones civiles como la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) y el Instituto Brasileño de Recursos Renovables y del Medioambiente (IBAMA), que ayudan a vigilar y proteger la Amazonía.

Debemos actuar AHORA y exigir al presidente Bolsonaro que refuerce la protección de los territorios indígenas y las zonas de protección ambiental restableciendo la financiación a FUNAI y a IBAMA, llevando a cabo más vigilancia y patrullas para poner fin a la invasión de tierras, y haciendo rendir cuentas a los responsables de los incendios ilegales, la deforestación y la apropiación ilegal de tierras.

Firma y comparte esta acción.

International Women's Day rally Istanbul, 8 March 2018 © Chris McGrath/Getty Images

El Colectivo Global de Jóvenes

Más informacion Seguir al Colectivo

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

SUSCRIBIRME