“No puedo respirar”: Las palabras que reavivaron un movimiento

De Jasmeet Sidhu, Senior Researcher, Amnesty International USA

“No puedo respirar”

Tres palabras pronunciadas por George Floyd mientras su vida se extinguía bajo la rodilla de un agente de policía en Estados Unidos se han convertido de nuevo en un grito de guerra por la justicia racial y la reforma de la policía en el país y en todo el mundo. La última vez que estas palabras provocaron un levantamiento, las gritó Eric Garner cuando la policía lo mató en Nueva York en 2014. En una muestra de solidaridad histórica sin parangón desde la época del Movimiento por los Derechos Civiles de Estados Unidos, millones de personas diversas se han echado a la calle durante semanas para protestar, corear consignas, ponerse de rodillas y exigir cambios, no sólo en Estados Unidos, sino también en el resto del mundo.

#BlackLivesMatter (La vida de las personas negras importa), un simple llamamiento a la igualdad racial, se ha convertido en un renovado lema con el que pedir una revisión de la actuación policial, que apoyan ya dos tercios de la población estadounidense. Protestas generalizadas han llenado las calles de Estados Unidos durante más de cuatro semanas y no parecen tener fin.

Aunque parezca increíble, si bien era de esperar, la respuesta a las protestas celebradas en Estados Unidos para que se ponga fin a la violencia policial ha consistido en más violencia policial. Amnistía Internacional ha documentado muchos de estos incidentes en un mapa interactivo recién publicado, en el que se identifican más de 125 casos en los que los agentes encargados de hacer cumplir la ley han utilizado gas lacrimógeno, balas de goma, munición de impacto, proyectiles de pimienta y hasta motocicletas y porras contra manifestantes entre quienes había menores de edad, llegando a veces a atacar a periodistas, miembros de equipos de observación judicial y personal médico.

Durante estas protestas que continúan teniendo lugar en todo el mundo, a pesar de la represión policial ejercida en Estados Unidos, se han producido cambios reales y significativos. A continuación se describen 10 ejemplos de cambios que han tenido lugar ya en Estados Unidos desde que comenzaron las protestas.

  1. Se han presentado cargos contra los agentes implicados en la muerte de George Floyd

Derek Chauvin, el ex agente de policía de Mineápolis (Minnesota) que puso la rodilla sobre el cuello de George Floyd durante más de ocho minutos, provocando su muerte, ha sido detenido, con cargos elevados a homicidio impremeditado, tras las protestas, y también se han presentado cargos contra otros tres ex agentes implicados en el incidente por delitos menores. Supone un importante avance para la rendición de cuentas no sólo en el caso de George Floyd, sino también en los de todas las víctimas de violencia policial.

Alli Jarrar/Amnesty International
  1. Se han entablado conversaciones sobre la retirada de financiación a la policía

Una medida impresionante ha sido la promesa de la mayoría del consejo municipal de Mineápolis, la ciudad donde mataron a George Floyd, de disolver el departamento de policía local para aplicar en su lugar un nuevo modelo de seguridad dirigida por la comunidad. En Los Ángeles, el alcalde ha propuesto un recorte del presupuesto del departamento de policía de la ciudad de hasta 150 millones de dólares. Las alcaldías de otras ciudades, como Boston (Massachusetts), Lansing (Michigan) y Seattle (Washington), también han dicho que se plantearán recortar la financiación a la policía.

  1. Se han retirado monumentos que conmemoraban la historia racista de Estados Unidos

En Boston, Filadelfia, Dallas, Birmingham, Washington D.C., Richmond, San Francisco y de decenas de otras ciudades de Estados Unidos, se han retirado monumentos y estatuas dedicados a personas con pasados y legados racistas, entre ellos los de Cristóbal Colón, Frank Rizzo, el capitán Jay Banks, Robert E. Lee, Fray Junípero Serra, Charles Linn y Albert Pikes.

  1. Se están aprobando nuevas leyes de ámbito estatal y local para acometer la reforma de la policía

Estas son algunas de las leyes aprobadas rápidamente en las últimas semanas:

  • Las ciudades de Denver (Colorado), Mineápolis (Minnesota), Houston y Austin (Texas), Washington, D.C., Chicago (Illinois) y Phoenix (Arizona) han prohibido el uso de técnicas de inmovilización por el cuello tras la muerte de George Floyd.
  • Los estados de Iowa, Nueva York y Connecticut han aprobado leyes o dictado órdenes ejecutivas de ámbito estatal que prohíben a los agentes encargados de hacer cumplir la ley utilizar técnicas de inmovilización por el cuello.
  • Seattle (Washington) ha prohibido el uso de técnicas de inmovilización por el cuello y de gas lacrimógeno tras haber utilizado los agentes encargados de hacer cumplir ley gas lacrimógeno contra manifestantes.
  • Washington, D.C. ha prohibido por un periodo de tres meses el uso de balas de goma o agentes químicos irritantes contra participantes en manifestaciones pacíficas.
  • Louisville (Kentucky) ha prohibido por unanimidad la aplicación de órdenes judiciales de registro "sin llamar” en la ciudad.
  1. El órgano legislativo federal presenta nuevas leyes para abordar la reforma de la policía y el racismo

Se han presentado proyectos de ley que abordan la inmunidad calificada de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, el uso de cámaras corporales, la elaboración de perfiles raciales, la aplicación de normas relativas al uso de la fuerza, la transparencia de la actuación policial por medio de datos, la mejora de la capacitación policial y otras reformas. Se espera que el 25 de junio de 2020, una parte del órgano legislativo de Estados Unidos, la Cámara de Representantes, apruebe la Ley de Justicia Policial con varias disposiciones positivas. Sin embargo, la propuesta paralela del otro órgano legislativo (el Senado), la Ley de Justicia, adolece de lamentables carencias en materia de derechos humanos.

  1. Los departamentos de policía están modificando y reevaluando las normas relativas al uso policial de la fuerza, y algunos están tomando rápidamente medidas en respuesta a la violencia
  • Varios departamentos de policía de todo Estados Unidos han reevaluado y prohibido las técnicas de inmovilización por el cuello tras la muerte de George Floyd, entre ellos los de Aurora (Michigan), Phoenix (Arizona) y San Francisco (California).
  • Las alcaldías y los organismos encargados de hacer cumplir la ley de Chicago (Illinois), Cincinnati (Ohio), Tampa (Florida), Baltimore (Maryland), Phoenix (Arizona) y Columbia (Carolina del Sur) se han unido para crear un Grupo de Trabajo sobre la Reforma de la Policía y la Justicia Racial.
  • Por primera vez en dos decenios, Nueva Jersey, actualizará, bajo la dirección de su Fiscalía General, su normativa sobre el uso de la fuerza para toda la policía.
  • El departamento de policía de Nueva York se ha comprometido a disolver sus problemática unidad de agentes vestidos de civil para combatir la delincuencia;
  • Se ha procesado por delitos graves de agresión a dos agentes de policía de Búfalo (Nueva York) que empujaron sin provocación a un manifestante pacífico de 75 años, que se fracturó el cráneo al caer. En varias ciudades más se ha acusado también de delitos que abarcan desde agresión a acoso a agentes encargados de hacer cumplir la ley que hicieron uso excesivo de la fuerza contra manifestantes.
  1. Las ligas deportivas reconocen el impacto del racismo en el sector

En un extraordinario cambio del rumbo que ha mantenido en los últimos años, Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie (NASCAR) ha prohibido la bandera confederada en todas las competiciones. La Asociación ha manifestado; “La presencia de la bandera confederada en las competiciones de la NASCAR es contraria a nuestro compromiso de proporcionar un entorno acogedor e inclusivo a toda la afición, nuestros participantes y nuestro sector.”

El comisario de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ha admitido los errores cometidos por la Liga en el pasado y se ha referido a su inacción ante las críticas de los jugadores al racismo y las protestas pacíficas contra la brutalidad policial contra personas afroamericanas. La Liga ha prometido además donar 250 millones de dólares para la lucha contra el racismo a lo largo de 10 años.

Alli Jarrar/Amnesty International
  1. Las empresas toman medidas para abordar el racismo

Aunque el mundo empresarial tiene todavía un largo camino que recorrer en lo que respecta a abordar la desigualdad y los prejuicios en la industria y en el lugar de trabajo, algunos de sus representantes han tomado prometedoras medidas en las últimas semanas.

  • Amazon ha impuesto una suspensión del uso policial de su producto de reconocimiento facial Rekignition.
  • Johnson & Johnson ha abordado la cuestión de la discriminación basada en el color de la piel suspendiendo todas las ventas de cremas para aclarar la piel, cuyo uso denota que los tonos de piel claros son preferibles a los oscuros.
  • Una sección de PepsiCo Inc responsable de la marca Aunt Jemima Syrup, que comercializa sirope con la imagen de una mujer negra a la que da el nombre de “tía Jemima”, retirará esta imagen y este nombre por estar claramente arraigados en estereotipos raciales ofensivos. La empresa planea también dedicar 400 millones de dólares a prestar apoyo a las comunidades negras en los próximos cinco años
  • El famoso grupo de cafeterías Starbucks Corp ha suavizado su política de personal para permitir a sus empleados y empleadas llevar camisetas e insignias con el lema «La vida de las personas negras importa” a fin de demostrar su posicionamiento contra el racismo.
  1. Se plantea la celebración del Juneteenth como festividad nacional

La celebración del 19 de junio, conocida como Juneteenth, marca el día en que se conmemoró por primera vez en Estados Unidos el fin de la esclavitud en el país en 1856. El órgano legislativo federal ha presentado legislación que convierte esta fecha en festividad nacional. Sólo cuatro estados del país no reconocieron la fecha como festividad o celebración estatal: Hawái, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Montana. Entidades empleadoras de todo Estados Unidos, entre las que figuran empresas como Twitter, Nike, Mastercard y Vox Media, han declarado el Juneteenth día festivo pagado para sus empleados y empleadas.

  1. El presidente Trump dicta una orden ejecutiva relativa a la prohibición de las técnicas de inmovilización por el cuello

Tras semanas de protestas y de presión de las comunidades afectadas, el presidente Trump dictó una orden ejecutiva que incentiva con subvenciones federales a los departamentos de policía para que prohíban las técnicas de inmovilización por el cuello y pide a los organismos encargados de hacer cumplir la ley que creen un registro nacional para hacer seguimiento de los que tengan un historial de uso excesivo de la fuerza. Amnistía Internacional no está satisfecha con la orden ejecutiva, pues cree que es necesario hacer mucho más aún, pero considera positivo que la presión mundial haya obligado a la administración a tomar alguna medida.

Por supuesto, es necesario cambiar muchas más cosas en todos los niveles, y tanto activistas como organizaciones convocantes continúan esforzándose por provocar cambios reales y duraderos. Merece la pena señalar que, en Estados Unidos y en países de todo el mundo, la gente, junto con los líderes y lideresas de la lucha por los derechos civiles y del movimiento global de derechos humanos, sigue exigiendo que las personas negras sean tratadas con igualdad y que la policía rinda cuentas por su actuación y uso de la fuerza racistas. Su clamor implacable y la injusticia de la muerte de George Floyd han provocado cambios sociales significativos, forjado un movimiento por la igualdad de derechos y generado activismo y acción en medio de una pandemia mundial. Este movimiento por la justicia, la rendición de cuentas y la igualdad es un maratón, no una carrera corta, y sabemos que, con solidaridad global, venceremos.