Estados Unidos: La prohibición de asilo de la administración Trump podría ser una condena a muerte para personas que buscan seguridad

Amnistía Internacional condenó hoy la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de permitir la aplicación temporal de la prohibición de asilo de la administración Trump. Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas de Amnistía Internacional Estados Unidos, afirmó:

“La prohibición de asilo que ha permitido la Corte Suprema podría ser una condena a muerte para personas que buscan seguridad y protección. Esta prohibición de asilo se basa en una ideología del odio y la xenofobia, y no se puede permitir.” 

“Todas las personas tienen derecho a buscar seguridad. Este momento será tristemente célebre, como el punto en que el país dio la espalda a quienes en otra época recibía y optó por hacer caso omiso de la humanidad de las personas”.

La semana próxima, Amnistía Internacional viajará al sur de Texas para tratar de tener acceso a los herméticos tribunales que se han construido en los puertos de entrada a Estados Unidos para la celebración de procesos en cadena para solicitantes de asilo sujetos a la política “Permanecer en México” de la administración Trump. Con esa política, el gobierno estadounidense obliga a quienes solicitan asilo en Estados Unidos a esperar en México la resolución de sus casos. 

Todas las personas tienen derecho a buscar seguridad. Este momento será tristemente célebre, como el punto en que el país dio la espalda a quienes en otra época recibía y optó por hacer caso omiso de la humanidad de las personas
Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas de Amnistía Internacional Estados Unidos

Información complementaria: 

Amnistía Internacional ha documentado los peligros que afrontan las personas solicitantes de asilo, no solo en sus países de origen sino también en sus viajes en busca de seguridad. En el pasado, hemos constatado que solicitantes de asilo procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras que se identifican como LGBTI afrontan un enorme riesgo de sufrir abusos sexuales, violencia y daños en su viaje hacia el norte. Esta prohibición podría obligar a personas que se identifican como LGBTI a buscar protección en lugares en los que afrontan un gran riesgo de sufrir daños.

Amnistía Internacional ha comprobado también que el sistema de asilo de México no está bien preparado para dar respuesta al número de personas que podrían verse obligadas a buscar protección en ese país. La investigación de Amnistía Internacional halló que, lejos de brindar seguridad a quienes solicitan asilo, el gobierno mexicano a menudo detiene a esas personas y las deporta a lugares donde corren peligro. Las acciones recientes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, incluido el despliegue de tropas de la Guardia Nacional por todo el país para perseguir a quienes solicitan asilo, han hecho aún más peligrosa la situación que afrontan esas personas. Según cifras oficiales, las deportaciones de México han aumentado, de 53.747 entre enero y junio de 2018 a 71.376 en el mismo periodo de 2019. 

Amnistía Internacional ha visto que, con el programa “Permanecer en México”, las personas solicitantes de asilo a las que se obliga a esperar en México sufren graves daños, que incluyen secuestros, ataques y extorsiones por parte de las autoridades que se supone que deben protegerlas.

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Duncan Tucker: duncan.tucker@amnesty.org