República Democrática del Congo: La liberación de activistas en favor de la democracia, motivo de celebración

La liberación de cuatro activistas congoleños en favor de la democracia, entre los que se encuentran los presos de conciencia adoptados por Amnistía Internacional Fred Bauma e Yves Makwambala, es motivo de celebración, pero los cuatro siguen en peligro de ser detenidos de nuevo a menos que se retiren los cargos contra ellos. Así lo ha advertido hoy Amnistía Internacional.

“La liberación de Fred, Yves y otros es un paso positivo poco habitual en un año que ha resultado ser muy difícil para la libertad de expresión en la República Democrática del Congo. Los cargos contra ellos fueron de motivación política, y deben ser retirados para garantizar que esta terrible experiencia termina de una vez por todas”, ha manifestado Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

Hasta su liberación, Fred e Yves estaban a la espera de ser juzgados en un proceso en el que podrían haber sido condenados a muerte. Fred e Yves fueron detenidos junto con otros 26 activistas en marzo de 2015 y acusados de diversos delitos, entre ellos “tramar una conspiración contra el jefe del Estado”.

Resulta alarmante que pudieran haber sido condenados a muerte cuando lo único que hicieron fue involucrar a jóvenes en activismo pacífico.
Sarah Jackson, directora regional adjunta para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

Los dos fueron puestos en libertad junto con Christopher Ngoyi. Jean Marie Kalonji también fue puesto en libertad y salió de la cárcel el 27 de agosto. Todos ellos estaban recluidos en la prisión de Makala, en Kinshasa.

“En un año caracterizado por una represión draconiana de la disidencia, ha habido activistas y líderes políticos que se han encontrado entre rejas, en manos de un sistema de justicia que se ha utilizado cada vez más como herramienta para silenciar la disidencia a medida que se acerca el plazo límite para la celebración de elecciones”, ha manifestado Sarah Jackson.

Christopher Ngoyi fue detenido en Kinshasa el 21 de enero de 2015 tras haber actuado como observador de las violaciones de derechos humanos cometidas durante las protestas organizadas contra los retrasos electorales. Permaneció recluido en régimen de incomunicación durante más de 20 días antes de ser trasladado a prisión. Jean Marie Kalonji, fundador del movimiento en favor de la democracia La Quatrième Voix, fue detenido el 15 de diciembre de 2015 y permaneció más de cuatro meses recluido en régimen de incomunicación.

Fred e Yves forman parte del grupo juvenil Lutte pour le Changement (LUCHA), galardonado este año con el Premio Embajador de Conciencia de Amnistía Internacional. Tras su detención, a ambos los recluyeron e interrogaron en un lugar secreto –a Yves durante 40 días y a Fred durante 50–, y les negaron el acceso a sus familias y abogados.

Los activistas y simpatizantes de Amnistía Internacional escribieron más de 170.000 cartas, enviaron mensajes de texto y firmaron peticiones para pedir su liberación como parte de la campaña global de derechos humanos emprendida por la organización, Escribe por los Derechos.

“Fred e Yves representan a una generación de activistas que sigue resistiéndose a que la silencien. Resulta alarmante que pudieran haber sido condenados a muerte cuando lo único que hicieron fue involucrar a jóvenes en activismo pacífico”, ha manifestado Sarah Jackson.

“Aunque su liberación es una gran noticia, las autoridades ahora deben poner en libertad a todos los demás presos y presas políticos o de conciencia, incluidos Bienvenu Matumo, Marc Kapitene y Victor Tesongo.”

Bienvenu Matumo, Marc Kapitene y Victor Tesongo fueron detenidos en febrero de 2016, horas antes de una huelga general convocada por la oposición para exigir que el presidente Kabila se retire del cargo cuando termine su segundo mandato. Aunque el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Alexis Thambwe, anunció el 26 de agosto que pronto serían liberados, continúan entre rejas.

Información complementaria

La liberación de los cuatro activistas se ha producido 11 días después de que una delegación de LUCHA se reuniera con el presidente Joseph Kabila en la ciudad oriental de Goma y le pidiera que pusiera en libertad a sus colegas y a todos los demás presos políticos.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos anunció los planes de liberarlos durante una conferencia de prensa celebrada el 19 de agosto. También dijo que se levantaría la prohibición de dos canales de televisión de la oposición.

Según la Constitución congoleña, las elecciones deben celebrarse al menos tres semanas antes de que termine el mandato del presidente en ejercicio. El segundo mandato del presidente Joseph Kabila terminará el 19 de diciembre, pero aún no se han convocado elecciones. Según la Constitución vigente en República Democrática del Congo, Kabila no puede presentarse a otro mandato más.