• NOTICIAS

Salil Shetty: Los derechos humanos son fundamentales para alcanzar los ODM

El miércoles el secretario general de Amnistía Internacional advirtió en la ONU a los dirigentes mundiales que los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) sólo se podrán alcanzar si los gobiernos trabajan para proteger los derechos de los más pobres del mundo.Salil Shetty instó a los delegados reunidos en la cumbre de evaluación de los ODM celebrada en Nueva York a luchar contra la discriminación y la exclusión, ofrecer justicia a los grupos más vulnerables y empoderar a las personas que viven en la pobreza."A fin de garantizar que el proceso para alcanzar los ODM respete los derechos humanos, todos los Estados miembros deben establecer sistemas de rendición de cuentas que sean transparentes y accesibles a todos", declaró Shetty."Todo el mundo habla de 'rendición de cuentas', pero lo que se quiere decir con ello es una nebulosa, así que seamos claros: el marco de derechos humanos proporciona un medio esencial para la rendición de cuentas. Rendir cuentas de verdad conlleva la posibilidad de que las personas reivindiquen sus derechos y reclamen un recurso efectivo."  Más de 140 jefes de Estado se han reunido para evaluar los avances conseguidos por lo que respecta a los ODM, cuyo objetivo es sacar de la pobreza a decenas de millones de personas antes del año 2015. No obstante, hasta el momento los abusos contra los derechos humanos cometidos por los gobiernos han socavado los esfuerzos y los grupos más desfavorecidos de la sociedad no se han beneficiado de la iniciativa global. Por ejemplo, las iniciativas para alcanzar los ODM ni tan siquiera tienen en cuenta a más de mil millones de personas que viven en asentamientos precarios porque la meta de los ODM respecto a los asentamientos precarios sólo se compromete a mejorar la vida de 100 millones de habitantes de estos asentamientos.Muchos Estados están llevando a cabo además desalojos colectivos forzosos que hunden aún más en la pobreza a los habitantes de los asentamientos precarios."La ayuda al desarrollo no debe causar ningún perjuicio. La ayuda destinada a mejorar los barrios marginales no puede utilizarse para llevar a cabo desalojos, como tampoco puede utilizarse la ayuda destinada a mejorar la salud materna para criminalizar los servicios de aborto", afirmó Salil Shetty.Se calcula que un 70 por ciento de quienes viven en la pobreza son mujeres. Sin embargo, las iniciativas para alcanzar los ODM no abordan la discriminación generalizada que sufren las mujeres a la hora de acceder a los alimentos, el agua, los servicios de saneamiento y la vivienda. La investigación de Amnistía Internacional también ha demostrado que a los grupos marginados y desfavorecidos les resulta difícil acceder a la justicia, al no existir mecanismos que garanticen la rendición de cuentas por parte del Estado."Las personas que viven en la pobreza deben contar con medios efectivos para hacer que los gobiernos rindan cuentas de sus actos. Otros órganos como Parlamentos, instituciones nacionales de derechos humanos verdaderamente independientes, defensorías del pueblo y órganos reguladores también deben jugar un papel a la hora de supervisar las iniciativas para alcanzar los ODM, a fin de garantizar que están en consonancia con los derechos humanos", manifestó Shetty.El secretario general de Amnistía Internacional instó a los gobiernos a tomar seis medidas fundamentales al objeto de seguir avanzando, entre las que figuran: abordar la discriminación, fijar objetivos nacionales para la realización de los derechos, implicar a las personas que viven en la pobreza en la planificación relativa a los ODM, armonizar la cooperación internacional con los derechos humanos, conformar las iniciativas para alcanzar los ODM con las normas de derechos humanos y garantizar la rendición de cuentas de los Estados."La rendición de cuentas está constituida por dos elementos. El primero se refiere a si las personas pueden reivindicar sus derechos. ¿Existen instrumentos y sistemas que permitan a grupos e individuos plantear exigencias al Estado para hacer valer sus derechos?", dijo Shetty."El segundo hace referencia a la exigibilidad jurídica […]. ¿Pueden las personas en el seno del Estado acceder realmente a la justicia para reivindicar sus derechos y reclamar un recurso efectivo?"Amnistía Internacional ha pedido a los gobiernos de todo el mundo que se aseguren de que sus iniciativas para alcanzar los ODM están en consonancia con los derechos humanos.