Myanmar: Libres al fin los cinco periodistas del Unity (#Unity5)

Cinco trabajadores del periódico Unity de Myanmar han sido puestos en libertad tras un indulto presidencial. La buena noticia se ha conocido tras meses de campaña en favor de los “5 del Unity” por parte de la membresía y simpatizantes de Amnistía Internacional en todo el mundo.

Los periodistas del Unity Lu Maw Naing, Yarzar Oo, Paing Thet Kyaw y Sithu Soe y el director ejecutivo del periódico, Tint San, habían sido detenidos en 2014 después de que el periódico publicara un artículo sobre una presunta fábrica secreta de armas químicas en el municipio de Pakokku, región de Magway.

Lo que quiero es más libertad de prensa.
Tint San, director ejecutivo del periódico Unity, durante su juicio.


Todos fueron acusados de “revelar secretos de Estado, entrar sin autorización en la zona de acceso restringido de la fábrica, tomar fotos y ser cómplices”, en virtud de la draconiana Ley de Secretos Oficiales de Myanmar. Fueron condenados a diez años de prisión con trabajos forzados, pena posteriormente reducida a siete años de prisión con trabajos forzados.

Los cinco fueron excarcelados de la prisión de Pakokku el 17 de abril como parte de un indulto presidencial en el que se puso en libertad a 83 presos, entre los que había presos de conciencia por los que Amnistía Internacional ha hecho campaña.

El gobierno no debe ver a los medios de comunicación como a un enemigo, sino que debe valorar la libertad de prensa.
Sithu Soe, uno de los “5 del Unity”, junio de 2015.


Su excarcelación transmite un mensaje alentador sobre el compromiso del nuevo gobierno de poner fin a las detenciones y encarcelamientos políticos en el país. Pero aún queda mucho por hacer, y Amnistía Internacional seguirá trabajando por la liberación de todos los presos de conciencia restantes, para garantizar que no queda nadie entre rejas.