Getty Images

Hong Kong: Las detenciones de activistas, incluido un cardenal de 90 años, representan una “escalada impactante” de la represión

Ante la detención en virtud de la ley de seguridad nacional de Hong Kong de dos fideicomisarios y dos fideicomisarias del desaparecido Fondo de Ayuda Humanitaria 612, Erwin van der Borght, director regional de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía, ha declarado:

“Incluso según los recientes criterios de Hong Kong de recrudecimiento de la represión, estas detenciones representan una escalada impactante. Algunas de las figuras prodemocracia más respetadas de la ciudad, cuyo activismo ha sido siempre totalmente pacífico, podrían pasar ahora años en prisión. Pocos ejemplos más turbadores puede haber de la total desintegración de los derechos humanos en Hong Kong.

“La detención de estas cuatro personas, activistas todas, entre las que figura un cardenal de 90 años, por habilitar apoyo jurídico y humanitario a manifestantes deja al descubierto el insensible desprecio del gobierno de Hong Kong hacia los derechos fundamentales de su ciudadanía.

“Al tratar de criminalizar la provisión de ayuda jurídica, económica y médica a quienes la necesitaban, las autoridades menoscaban los derechos a un juicio justo y otros derechos humanos de toda la población de Hong Kong.

“El presunto delito de ‘connivencia con fuerzas extranjeras’ de estos fideicomisarios y fideicomisarias pone de relieve una vez más cómo se puede usar la vaguedad de la ley de seguridad nacional de Hong Kong como arma para practicar detenciones de motivación política o sencillamente maliciosas.

“El gobierno de Hong Kong debe dejar de formular cargos penales contra miembros del Fondo de Ayuda Humanitaria 612 y otras personas escogidas sólo por ejercer pacíficamente sus derechos a la libertad de expresión, asociación o reunión”.

Información complementaria

El cardenal Joseph Zen (de 90 años), la abogada Margaret Ng (de 74) y la cantante Denise Ho (de 45) fueron detenidos el miércoles acusados de “connivencia con fuerzas extranjeras” en aplicación de la ley de seguridad nacional de Hong Kong. El académico Hui Po-keung fue detenido en el aeropuerto de Hong Kong el martes, cuando trataba de salir de Hong Kong, mientras que una quinta fideicomisaria, Cyd Ho (de 67 años), está ya detenida por otras infracciones. Todos salvo Ho quedaron en libertad bajo fianza el miércoles.

Estas cinco personas eran fideicomisarias del desaparecido Fondo de Ayuda Humanitaria 612, que proporcionaba ayuda económica para asistencia jurídica a personas enjuiciadas por su participación en las protestas multitudinarias de 2019.

El Fondo cesó sus actividades en septiembre de 2021 tras saberse que era objeto de una investigación del Departamento de Seguridad Nacional de la policía de Hong Kong.

La cifra 612 del nombre del Fondo hace alusión al 12 de junio de 2019, fecha en que la policía usó fuerza innecesaria y excesiva contra personas que protestaban, en su mayoría de forma pacífica, contra el proyecto de ley de extradición, posteriormente retirado.