Egipto: Autoridades detienen a empleado de destacada organización de derechos humanos en represalia por reunirse con personal diplomático

En respuesta a la detención arbitraria de Mohamed Basheer, director administrativo de Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR), por cargos falsos, Philip Luther, director de Investigación e Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, ha declarado:

“Con la detención de Mohamed Basheer, empleado de una de las organizaciones de derechos humanos independientes más importantes de Egipto, las autoridades del país vuelven a mostrar su intolerancia frente a cualquier escrutinio de su pésimo historial de derechos humanos y transmiten a la acosada comunidad de derechos humanos egipcia el disuasorio mensaje de que continúan en situación de riesgo."

Con la detención de Mohamed Basheer, empleado de una de las organizaciones de derechos humanos independientes más importantes de Egipto, las autoridades del país vuelven a mostrar su intolerancia frente a cualquier escrutinio de su pésimo historial de derechos humanos y transmiten a la acosada comunidad de derechos humanos egipcia el disuasorio mensaje de que continúan en situación de riesgo.
Philip Luther, director de Investigación e Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África

Amnistía Internacional condena firmemente el arresto y detención de Basheer y considera que se ha actuado contra él simplemente por la legítima labor de su organización en defensa de los derechos humanos, que incluye reuniones con personal diplomático occidental. La comunidad internacional, y especialmente los Estados cuyos representantes participaron en esa visita, deben dejar claro que no aceptan esta medida de represalia y exhortar a las autoridades egipcias a poner en libertad inmediata e incondicional a Basheer, retirar todos los cargos en su contra y poner fin a la persecución de la sociedad civil y las personas que defienden los derechos humanos en Egipto.

Información complementaria

Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR) es una organización independiente de derechos humanos cuyo trabajo abarca una diversidad de derechos políticos, civiles, económicos y sociales en Egipto.

Según Gasser Abdel-Razek, su director ejecutivo, agentes de las fuerzas de seguridad vestidos de civil irrumpieron en el domicilio de Basheer la madrugada del 15 de noviembre y se lo llevaron a la sede de la Agencia de Seguridad Nacional, donde estuvo detenido más de 12 horas y fue interrogado en ausencia de representación letrada sobre una visita de personal diplomático occidental a las oficinas de EIPR realizada el 3 de noviembre. Posteriormente lo condujeron a dependencias de la Fiscalía Suprema de Seguridad del Estado, donde, según un abogado que estuvo presente en su interrogatorio por fiscales, las preguntas se centraron en publicaciones de su organización y en la asistencia jurídica que prestaba a las víctimas de violaciones de derechos humanos.

Mohamed Basheer fue añadido a la causa núm. 855/2020 ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, que incluye investigaciones sobre cargos de terrorismo infundados contra personas destacadas del periodismo y el movimiento defensor de los derechos humanos, entre ellas Mahienour el-Masry, Mohamed el-Baqer, Solafa Magdy y Esraa Abdelfattah. Amnistía Internacional ha documentado ampliamente el uso que hace la Fiscalía Suprema de Seguridad del Estado de la detención prolongada en espera de juicio por cargos infundados de terrorismo para encarcelar sin juicio, durante meses y años, a personas que se oponen o critican al gobierno y a quienes defienden los derechos humanos.

Patrick George Zaki, investigador de EIPR, permanece bajo custodia de la Fiscalía Suprema para ser investigado por cargos infundados de terrorismo desde su arresto en febrero de 2020.