Libia: Orden de detención de la CPI contra comandante de Fuerzas Especiales aumenta esperanza de justicia

Ante la noticia de que la Corte Penal Internacional (CPI) ha dictado una orden de detención contra Mahmoud el Werfelli, acusado de crímenes de guerra por actos cometidos cuando era comandante de la Brigada de las Fuerzas Especiales

(Al Saiqa) adscrita al Ejército Nacional Libio (LNA), Heba Morayef, directora de Investigación de Amnistía Internacional para el Norte de África, ha declarado:

“La decisión que ha tomado hoy la CPI es una importante paso acabar con la impunidad generalizada por crímenes de guerra cometidos en Libia. Mahmoud al Werfelli dirigió una unidad del ejército acusada de atrocidades, entre ellas la ejecución extrajudicial de personas cautivas desarmadas e indefensas.

“Las autoridades libias deben cumplir con carácter urgente esta orden de detención y entregar a Mahmoud al Werfelli a la CPI para que responda ante sus acusadores en un juicio justo. Esta orden judicial transmite a quienes cometen u ordenan la comisión de crímenes atroces el claro mensaje de que no están por encima de la ley y no quedarán impunes.

Esta orden judicial transmite a quienes cometen u ordenan la comisión de crímenes atroces el claro mensaje de que no están por encima de la ley y no quedarán impunes.
Heba Morayef, directora de Investigación de Amnistía Internacional para el Norte de África

“Al no exigir cuentas a los responsables de crímenes cometidos en Libia en los últimos años, las autoridades de este país y la comunidad internacional han alentado a las partes en este conflicto a actuar con total desprecio de la vida humana y del derecho internacional. Instamos encarecidamente a la CPI a que amplíe sus investigaciones en Libia e incluya otros crímenes que se están cometiendo cada día en todo el país.”

Amnistía Internacional sigue documentando violaciones de derechos humanos en Libia y ya había denunciado con anterioridad crímenes de guerra cometidos por el LNA.