• NOTICIAS

Miles de personas se unen para acabar con la mortalidad materna en Sierra Leona

Más de 4.000 personas se reunieron el martes en Freetown, Sierra Leona, con motivo de la presentación de la campaña de Amnistía Internacional para poner fin a la mortalidad materna en el país. 

 

La secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, dijo a las personas congregadas que el feliz acontecimiento que debería ser el nacimiento de un hijo “se convierte en muchos hogares en un momento muy triste”.

 

“¿Es esto inevitable?”, preguntó ante la multitud congregada. “No. Puede evitarse. Las mujeres no deben morir dando a luz. Por eso estamos aquí. Por eso están ustedes aquí. Queremos que todas las mujeres reciban atención a la salud gratuita”. 

 

La directora de AI Sierra Leona, Brima Sheriff, instó a las personas presentes a firmar una petición al gobierno exigiendo una mejora de la atención a la salud materna y explicó que durante los próximos seis años Amnistía Internacional hará campaña para reducir la mortalidad materna en el país. 

 

Varios de los más populares artistas de Sierra Leona interpretaron ante las personas congregadas un tema musical que llora las muertes prevenibles de mujeres y niñas durante el embarazo y el parto.

 

A ellos se unió Omotola Jakande Ekeinde, popular actriz de África Occidental y estrella cinematográfica de Nollywood (cine nigeriano), que ayuda a Amnistía Internacional en labores de sensibilización en la región respecto a la mortalidad materna como cuestión de derechos humanos. 

 

Un creativo grupo de teatro sierraleonés representó vívidamente las consecuencias de esperar demasiado para recibir asistencia médica. En Sierra Leona, muchas mujeres no pueden acceder a atención médica que podría salvar sus vidas porque sus necesidades de salud no son una prioridad y la familia teme el coste del tratamiento hospitalario.

 

La Caravana de Campaña de Amnistía Internacional –un enorme camión amarillo que arrastra un escenario– recorrerá el país sensibilizando sobre el tema de las muertes maternas como cuestión de derechos humanos y exigiendo al gobierno mejoras en los servicios de atención a la salud. 

 

Tras la presentación en Freetown, la Caravana se dirigirá a las ciudades de Kabala, Kambia, Bo y Kenema.