¿Qué puede hacer Europa para dar la bienvenida a las personas refugiadas?

De Kristin Hulaas Sunde

Ha llegado el momento de presionar a los líderes europeos para que den a las personas refugiadas la acogida y el apoyo a los que tienen derecho. Esto es lo que pide Amnistía.

Queremos que los líderes europeos abran rutas seguras y legales para que las personas refugiadas puedan llegar a la UE y pedir asilo sin tener que cruzar el mar en embarcaciones abarrotadas o caminar cientos de kilómetros llevando a sus hijos y todas sus pertenencias.

Que en lugar de entregar los ahorros de toda su vida a los contrabandistas, puedan usar su dinero para empezar una nueva vida en la UE.

Hay varias cosas que los países pueden hacer para proporcionar a las personas un tránsito sin riesgos a un lugar seguro, ninguna de las cuales es mutuamente excluyente. Estas son las opciones por las que presiona Amnistía: 

Querer es poder: Un hombre cruza la frontera desde Grecia a Macedonia, 24 de agosto de 2015. © Amnistía Internacional

1. Reasentamiento

Es un sistema de la ONU concebido para proteger a las personas refugiadas más vulnerables, como las sobrevivientes de la tortura y las que tienen necesidades médicas urgentes. Permite a las afectadas viajar a otro país, habitualmente en avión, y establecerse allí definitivamente. Se calcula que 1,38 millones de personas necesitarán esta solución globalmente en los dos próximos años. Con una población total de más de 500 millones de personas, los países de la UE pueden asumir la parte que les corresponde abriendo sus puertas a al menos 300.000 refugiados y refugiadas antes del final de 2017.

2. Visados humanitarios

Muchas personas refugiadas no tienen todos los documentos necesarios para obtener un visado de viaje normal. Con la concesión del visado humanitario, los países de la UE pueden permitir que estas personas viajen sin riesgos y pidan asilo cuando lleguen.

3. Reunificación familiar

Esto permite que las personas refugiadas que están fuera de Europa se reúnan con sus familiares que ya están en la UE. ¿Por qué obligar a alguien a soportar un viaje largo y peligroso si ya tiene una familia que puede hacerse cargo de ellos en Europa?

Menores y familias que esperan solicitar asilo en el norte de Europa protestan por estar bloqueados en la estación de tren de Keleti de Budapest (Hungría), 3 de septiembre de 2015. © Amnistía Internacional

Un poco de perspectiva

Si todo esto parece un desafío, es hora de ver las cosas con un poco de perspectiva: Turquía acoge ya a más de 2,2 millones de personas refugiadas sirias. El campo de refugiados más grande del mundo es el de Dadaab, en Kenia, que alberga a alrededor de 350.000 personas, en su mayoría somalíes.

Las plazas de reasentamiento ofrecidas en el mundo a los más de cuatro millones de refugiados sirios suman un deplorable total de 162.151.
Amnistía Internacional

Y hasta ahora, las plazas de reasentamiento ofrecidas en el mundo a los más de cuatro millones de refugiados sirios suman un deplorable total de 162.151.

Con una población de más de 500 millones de personas y un PIB combinado anual de 14 billones de euros, Europa puede y debe asumir su parte de la responsabilidad de abordar la mayor crisis de refugiados de nuestra era.