Únete a la campaña y cambia una vida hoy mismo

Cuando nos unimos para actuar, tenemos poder para cambiar vidas.

Escribe por los Derechos es el mayor evento de derechos humanos del mundo, en el que millones de personas de todo el mundo se unen para proteger los derechos de otras.

Surgió cuando un reducido grupo de activistas de Polonia organizó una maratón de envío de cartas durante 24 horas, en la que se escribieron cartas día y noche en favor de personas que habían sufrido violaciones de sus derechos. Veinte años más tarde, se ha convertido en la mayor de nuestras campañas, en la que aunamos todas nuestras fuerzas para proteger los derechos humanos de personas en situación de riesgo.

De 2.326 cartas en 2001 a 4,5 millones de cartas, tuits y peticiones firmadas en la actualidad, quienes han participado en Escribe por los Derechos han usado el poder de su voz para ayudar a otras personas. Su acción conjunta ha contribuido a cambiar la vida de más de 100 personas al liberarlas de la tortura, el hostigamiento o el encarcelamiento injusto.

¿Cuántas acciones puedes emprender hoy? Actúa ya.

Desde el fondo de mi corazón, esta campaña me ha mantenido con vida, es lo que ha impedido que me maten, porque saben que ustedes están ahí.

JANI SILVA, defensora ambiental, 2021

AHORA ESCRIBE TÚ UNA CARTA

Firmar una petición es una manera estupenda de participar en la campaña Escribe por los Derechos, pero ¿sabías que hay otras formas de hacerlo?

Imagina que te han encerrado, solo o sola, y no sabes si a alguien le importa dónde estás. Ahora, imagina que recibes una carta de alguien que no conoces, que dice que cree en ti y en la causa pacífica que defiendes.  Eso es lo que pueden hacer las cartas de verdad: llevar esperanza a personas que se encuentran en las peores situaciones. Y cuando llegan en grandes cantidades, también recuerdan de manera inequívoca a las autoridades y otros agentes que el mundo está mirando.

Si quieres prestar tu pluma para esta clase de acción directa, descarga aquí nuestra carpeta de materiales de envío de cartas.

CONSIGUE LA CARPETA DE MATERIALES DE ESCRIBE POR LOS DERECHOS

INCLUYE CARTAS MODELO, FICHAS DE CASOS Y MÁS COSAS

Infórmate sobre nuestros éxitos
4,5 millones de acciones en 2020
leer
Haz un breve curso online
Dedica 15 minutos a conocer mejor Escribe por los Derechos
Empezar
Consigue nuestra carpeta de materiales para docentes y activistas
Guía para llevar la campaña Escribe por los Derechos a las aulas y las comunidades
Descargar
HISTORIAS DE ÉXITO
La líder de la oposición etíope Birtukan Mideksa fue excarcelada en 2010 después de que su caso fuera incluido en Escribe por los derechos el año anterior. “Sus cartas mantuvieron viva la esperanza en las horas más sombrías.”
El activista juvenil Jabbar Savalan, encarcelado en Azerbaiyán, fue indultado y excarcelado en 2011, pocos días después de que llegaran al país las cartas de los activistas. “El apoyo que recibí fue tan grande que me sentí como si no estuviera en la cárcel.” –
El gobierno mexicano aceptó la responsabilidad de la violación por unos soldados de Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega. “Sin vuestras cartas, vuestra acción y vuestra solidaridad no habríamos podido llegar a vivir este momento”, dijo Valentina.
Vladimir Akimenkov fue excarcelado en diciembre de 2013, tras ser detenido después de una protesta en la plaza de Bolotnaya de Moscú (Rusia). “Quiero expresar mi profunda gratitud. Todas sus cartas influyeron para que yo recuperase la libertad.”
Ales Bialiatski, preso político en Bielorrusia, fue puesto en libertad en 2014 después de recibir 40.000 cartas. “La enorme cantidad de cartas me dio una poderosa sensación de optimismo. Cuando las recibía era muy, muy feliz.”
Moses Akatugba recibió un indulto total en Nigeria gracias a la presión de los simpatizantes de Amnistía. Lo habían condenado injustamente a muerte por un delito que cometió cuando tenía 16 años. “La historia cambió cuando intervino Amnistía Internacional. ”
Albert Woodfox salió por fin de la cárcel en febrero, tras casi 44 años en régimen de aislamiento en una cárcel de Estados Unidos. “Nunca insistiré lo suficiente en lo importante que es recibir cartas de personas de todo el mundo. Me dieron el sentimiento de dignidad… [y] fuerza.”
La denunciante de irregularidades estadounidense Chelsea Manning quedó en libertad en mayo de 2017 después de que su pena de 35 años de prisión fuera reducida por el presidente saliente Barack Obama. Más de 250.000 personas escribieron pidiendo su liberació
Mahadine, padre de siete hijos y ciberactivista, quedó en libertad en abril de 2018 tras haber pasado más de 18 meses en una prisión de Chad por cargos falsos. Escribieron pidiendo su libertad 690.000 personas.
La campaña de Gulzar Duishenova por los derechos de las personas con discapacidad mereció la pena pues en marzo de 2019 Kirguistán firmó por fin la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Quienes respaldaban la campaña escribieron cerca de 250.000 mensajes de apoyo a Gulzar.
Magai Matiop Ngong tenía sólo 15 años cuando fue condenado a muerte. Pero, gracias al impresionante apoyo de gente como tú, la condena fue anulada en julio de 2020. Personas de todo el mundo escribieron la increíble cifra de 765.000 acciones —cartas y tuits incluidos— para pedir que se le perdonara la vida a Magai, y funcionó.
En junio de 2021 fue liberado de prisión Germain Rukuki, defensor de los derechos humanos y trabajador de una ONG que había sido declarado culpable de múltiples cargos falsos y condenado a 32 años de prisión en Burundi. Fue encarcelado antes de haber podido tener en brazos a su hijo menor, que nació unas semanas después de su apresamiento en julio de 2017. Su familia huyó del país por miedo a sufrir represalias. Después de más de 400.000 acciones emprendidas en favor de su liberación, Germain podrá reunirse en breve con su familia.

CÓMO FUNCIONA

Personas de más de 170 países y territorios escriben millones de cartas, correos electrónicos, tuits y peticiones…
… en favor de personas que han sido acosadas, amenazadas y encerradas sólo por ser ser quienes son…
… y presionan a gobiernos, líderes, lideresas y en general a personas responsables de tomar decisiones…
… para lograr que las cosas cambien: que se libere a activistas y se proteja a quienes luchan por el cambio.

MIRA NUESTROS VÍDEOS

ESCRIBE

POR LOS DERECHOS