Urgente: No más hostigamiento contra la activista Elżbieta Podleśna

Elżbieta Podleśna es una destacada activista y defensora de los derechos humanos polaca. Lleva muchos años alzándose contra el odio y la discriminación, y lucha por una Polonia justa e igualitaria.

En la madrugada del 6 de mayo, inmediatamente después de que Elżbieta regresara de un viaje con Amnistía Internacional a Bélgica y Países Bajos, la policía registró su casa. Los agentes afirmaron haber encontrado carteles que mostraban a la Virgen María con un halo de los colores arcoíris de la bandera del orgullo LGBT. La policía arrestó a Elżbieta y la tuvo varias horas bajo custodia; además, le confiscó sus dispositivos electrónicos, incluidos un ordenador portátil, un teléfono y tarjetas de memoria. Elżbieta fue acusada de “ofender creencias religiosas”.

Estar en posesión de carteles de ese tipo, crearlos o distribuirlos no debería ser un delito. Todo el mundo tiene derecho a expresarse: todas las personas estamos protegidas por el derecho a la libertad de expresión.

Sin embargo, si es declarada culpable, Elżbieta se enfrenta a hasta dos años de prisión por estos absurdos cargos. Está siendo sometida a varios procedimientos judiciales, y éste es tan sólo otro ejemplo más del hostigamiento constante que esta mujer sufre simplemente por llevar a cabo su activismo pacífico.

Elżbieta no está dispuesta a soportar este hostigamiento, y no se dejará silenciar. Nosotros y nosotras tampoco.

Únete a nuestra acción para instar al ministro del Interior polaco a garantizar que se retiran de inmediato los cargos de “ofender creencias religiosas” presentados contra Elżbieta Podleśna y que esta mujer puede llevar a cabo sus acciones pacíficas sin sufrir hostigamiento o represalias de las autoridades.