Tailandia

© Paula Bronstein/ Getty Images
  • Información del país

Resumen

Las autoridades militares incrementaron las restricciones en materia de derechos humanos. Se castigaron o prohibieron la disidencia política pacífica —ya fuera ésta en forma de declaraciones o de actos de protesta— y los actos considerados críticos con la monarquía. Se emprendieron investigaciones criminales y acciones judiciales contra personas del mundo de la política, activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, entre otros motivos por haber hecho campaña contra un proyecto de Constitución y haber denunciado abusos contra los derechos humanos perpetrados por el Estado. Un número elevado de civiles comparecieron ante tribunales militares. La tortura y otros malos tratos eran generalizados. Las personas que se dedicaban al activismo por el derecho a la tierra de las distintas comunidades eran detenidas, juzgadas y sometidas a actos de violencia por oponerse a proyectos de desarrollo y defender los derechos de sus comunidades.

Más información

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

Olof Blomqvist

Responsable de prensa - Asia y Oceanía,+44 (0)203 036 5138

Nuestras oficinas

Oficina de Sección

90/24 Lat Phrao Soi 1, Jomphol, Chatuchak BANGKOK 10900

Teléfono

006625138745 // 006625138754

Fax

006629392534

Correo-e

info@amnesty.or.th

Ir al sitio web de la Sección

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto