Pakistán
© Ema Anis for Amnesty International
  • Información del país

Resumen

Las autoridades intensificaron la represión del derecho a la libertad de expresión. Las desapariciones forzadas siguieron siendo habituales, y nadie rendía cuentas por ellas. El gobierno incumplió su compromiso de aprobar leyes contra la tortura y las desapariciones forzadas. La violencia contra las mujeres y las niñas continuaba siendo generalizada. El Parlamento bloqueó intentos de restringir el matrimonio precoz. Se continuó utilizando la legislación sobre la blasfemia para perseguir a las minorías religiosas, que también fueron atacadas por agentes no estatales. La lucha por la justicia climática salió a la calle, con movilizaciones populares en las principales ciudades, en las que se pidió al gobierno que mostrara su liderazgo tanto fuera como dentro de Pakistán, uno de los países más vulnerables al cambio climático. La contaminación del aire alcanzó niveles peligrosos en las ciudades más importantes, y puso en riesgo los derechos a la salud y a la vida y, en el caso de los niños y niñas, también el derecho a la educación.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

Media Team

Responsable de prensa - Asia y Oceanía,+44 (0)203 036 5138

Nuestras oficinas

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto