UE: Las “medidas excepcionales” normalizan la deshumanización de quienes solicitan asilo

En respuesta a las propuestas presentadas hoy por la Unión Europea que permitirían a Letonia, Lituania y Polonia establecer excepciones a las normas de la UE y adoptar medidas como retener a solicitantes de asilo y migrantes en la frontera durante 16 semanas con salvaguardias mínimas, Eve Geddie, directora de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas, ha declarado:

“La llegada de personas a las fronteras de la UE con Bielorrusia se puede gestionar perfectamente con las normas existentes. La propuesta de hoy castigará aún más a la gente para obtener un beneficio político, debilitará las salvaguardias relativas al asilo y socavará la reputación de la UE tanto dentro de su territorio como en el extranjero. Si la UE puede permitir que una minoría de Estados miembros desechen la normativa a causa de la presencia de unos pocos miles de personas en sus fronteras, estará renunciando a toda su autoridad respecto a los derechos humanos y el Estado de derecho.”

“Algunos países están utilizando la actual situación en las fronteras de la UE con Bielorrusia como excusa para debilitar las salvaguardias de quienes solicitan asilo e impulsar su agenda contra la inmigración. Detener a solicitantes de asilo durante cuatro meses, sin las normas de protección exigidas por el derecho internacional, normaliza de hecho la detención ilegítima en las fronteras externas de la UE.”

“Las normas sobre el asilo deben ser respetadas, no debe permitirse que los países las eludan mediante las denominadas medidas excepcionales. A Amnistía Internacional le alarma que la propuesta viole los derechos de las personas y agrave la crisis humanitaria en las fronteras al tiempo que sigue exponiendo a la UE a más manipulaciones y chantajes tanto internos como externos.”

“Aunque el trato indebido y la instrumentalización a los que Lukashenko somete a las personas migrantes y solicitantes de asilo son deplorables, lo que está haciendo el presidente bielorruso es explotar la propia tendencia de la UE a tratar a la gente en sus fronteras como una amenaza.”

“Al menos 10 personas, entre ellas un bebé de un año, han muerto en las fronteras orientales de la UE en las últimas semanas. Hoy, la Comisión Europea está introduciendo unas medidas que socavan los derechos humanos y normalizan la deshumanización y el sufrimiento de la gente en las fronteras de la UE.”

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con: Alison Abrahams, en [email protected], +32 2 548 27 73 o +32 483 680 812, o con [email protected], +44 20 7413 5566