Loujain al Hathloul de camino al juzgado en Arabia Saudí, marzo de 2021. ©RANIA SANJAR/AFP via Getty Images

Arabia Saudí: La sentencia que confirma la declaración de culpabilidad de Loujain al Hathloul, una terrible injusticia

En respuesta a la decisión anunciada hoy por el Tribunal Penal Especializado de Arabia Saudí de confirmar la declaración de culpabilidad de la defensora de los derechos de las mujeres Loujain al Hathloul tras un juicio sumamente injusto, Lynn Maalouf, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, ha declarado:

“La sentencia de hoy es solamente la demostración más reciente de la intención de Arabia Saudí de seguir aplastando todas las formas de disidencia en el país. Al no anular la declaración de culpabilidad de Loujain al Hathloul, las autoridades saudíes han demostrado claramente que consideran el activismo pacífico un delito y que a las personas dedicadas al activismo las consideran espías”.

“Loujain al Hathloul es una valiente defensora de los derechos humanos, debería ser alabada por su activismo pacífico en el país, no calificada de delincuente.”

Loujain al Hathloul es una valiente defensora de los derechos humanos, debería ser alabada por su activismo pacífico en el país, no calificada de delincuente.

Lynn Maalouf, Amnistía Internacional

“Ya ha pasado casi tres años recluida en detención arbitraria, y durante ese tiempo ha soportado tortura, acoso sexual y otros malos tratos, así como reclusión en régimen de aislamiento.

“La sentencia de hoy pone una vez más de manifiesto que el compromiso público de Arabia Saudí para con la reforma de los derechos humanos es una farsa.”

“Las autoridades saudíes deben anular de inmediato la declaración de culpabilidad de Loujain al Hathloul, levantar la abusiva prohibición de viajar impuesta durante cinco años a ella y su familia, y garantizar que recibe reparación adecuada por su detención arbitraria e injusta y otras violaciones de derechos humanos que ha sufrido. Los responsables de someterla a actos de tortura y otros malos tratos deben también ser enjuiciados.”

Información complementaria

Loujain al Hathloul fue detenida arbitrariamente en 2018 junto con otras 12 personas dedicadas a la defensa de los derechos de las mujeres recluidas exclusivamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica.

En diciembre de 2020 fue condenada a cinco años y ocho meses de prisión —con suspensión de la pena durante dos años y 10 meses— tras un juicio flagrantemente injusto celebrado ante el Tribunal Penal Especializado. Fue acusada de “espiar para intereses extranjeros” y “conspirar contra su país” por promover los derechos de las mujeres y pedir el fin del sistema de tutela masculina.

En febrero de 2021, después de casi tres años entre rejas, Loujain al Hathloul fue puesta en libertad vigilada. En la actualidad se encuentra sometida a una prohibición de viajar de cinco años de duración.