Un manifestante. Getty

Grecia: Las autoridades deben hacer justicia con las víctimas de Amanecer Dorado y desalentar la violencia racista

Las víctimas de delitos de odio y ataques discriminatorios en Grecia deben tener acceso real y efectivo a justicia y reparaciones. Así lo ha declarado Amnistía Internacional antes de que, el miércoles, se pronuncie la sentencia de la causa contra líderes y miembros de Amanecer Dorado.

Más de cinco años después de que comenzara el juicio de Amanecer Dorado contra las personas acusadas de dirigir y participar en una organización criminal, asesinar al rapero antifascista Pavlos Fyssas y cometer ataques violentos contra personas refugiadas, migrantes, sindicalistas y defensoras de los derechos humanos, está previsto que un tribunal de Atenas pronuncie el fallo judicial el 7 de octubre.

El juicio de Amanecer Dorado ha sido una prueba de fuego para el sistema de justicia penal griego y para su capacidad de abordar la amenaza que representa un grupo que ha empleado y defendido la violencia y la discriminación.

Nils Muižnieks, director de Amnistía Internacional para Europa

“El juicio de Amanecer Dorado ha sido una prueba de fuego para el sistema de justicia penal griego y para su capacidad de abordar la amenaza que representa un grupo que ha empleado y defendido la violencia y la discriminación”, ha afirmado Nils Muižnieks, director de Amnistía Internacional para Europa.”

“Las acusaciones contra los líderes y miembros de Amanecer Dorado, incluido el asesinato de Pavlos Fyssas, ponen de manifiesto una fisura que existe no sólo en Grecia, sino en Europa y otras partes del mundo. La repercusión de esta sentencia, por lo emblemático del juicio contra un partido de extrema derecha que mantiene una postura agresiva hacia las personas migrantes y los derechos humanos, irá más allá de las fronteras de Grecia.”

Un total de 18 exdiputados de Amanecer Dorado y dos miembros de la organización están acusados de cometer varios delitos violentos, entre los que figuran agresiones a personas refugiadas y el asesinato de Pavlos Fyssas.

Las acusaciones contra los líderes y miembros de Amanecer Dorado, incluido el asesinato de Pavlos Fyssas, ponen de manifiesto una fisura que existe no sólo en Grecia, sino en Europa y otras partes del mundo.

Nils Muižnieks, Amnistía Internacional

A 45 miembros de Amanecer Dorado se les acusa de participar en una organización criminal y de otros delitos. Otras tres personas están acusadas de delitos menores relacionados con falsos testimonios y posesión de armas de fuego.

“Hace mucho que las víctimas, las personas supervivientes y sus familiares esperan la sentencia”, ha sostenido Nils Muižnieks.

“Transmitir con esta causa histórica el mensaje claro e inequívoco de que ya no se tolerarán más los delitos de odio puede tener un efecto disuasorio para la violencia racista en el futuro.” 

Para más información o para concertar una entrevista, pónganse en contacto con: [email protected] / +447936766445 o +44 2030365599.

Amnistía Internacional estará presente en el tribunal el miércoles y estará disponible para hacer comentarios.

Información complementaria

Siete años después del asesinato del cantante antifascista Pavlos Fyssas en Keratsini, y cinco años y medio después del inicio del juicio de Amanecer Dorado, está previsto que un tribunal de apelación compuesto por tres jueces dicte sentencia el 7 de octubre.

Los jueces también fallarán sobre tres delitos concretos: el asesinato de Pavlos Fyssas por un escuadrón asesino de Amanecer Dorado en el barrio de Keratsini el 18 de septiembre de 2013; la tentativa de asesinato del pescador egipcio Abouzid Embarak el 12 de junio de 2012; y la tentativa de asesinato de miembros del Partido Comunista griego y de su sindicato PAME el 12 de septiembre de 2013.

Las víctimas, las personas supervivientes y sus familiares, que han estado presentes de manera constante en el largo juicio, están esperando que se dicte sentencia.