Colombia: Autoridades deben respetar los derechos de los Pueblos Indígenas del Chocó

Los pueblos Indígenas Embera, Wounaan y Zenú del departamento del Chocó han iniciado una manifestación pacífica en Bogotá, denominada Minga* por la Vida, demandando la instalación de una mesa de diálogo de alto nivel con el gobierno nacional. Frente a estas demandas, las autoridades colombianas deben garantizar su derecho a la manifestación pacífica y comprometerse con el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado hace dos años, dijo Amnistía Internacional hoy.

“Los pueblos Indígenas del Chocó han enfrentado históricamente la cruda violencia del conflicto armado en Colombia y, actualmente, esta violencia se ha recrudecido con la reorganización de grupos armados, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y grupos paramilitares, en sus territorios ancestrales. A diario, miles de personas y comunidades son víctimas de desplazamiento forzado; el gobierno del Presidente Duque debe tomar medidas decisivas y acción inmediata para protegerles”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Las autoridades colombianas deben cumplir con su obligación de implementar el Acuerdo de Paz y garantizar los derechos a la vida y la integridad de los pueblos Indígenas
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

“Las autoridades colombianas deben cumplir con su obligación de implementar el Acuerdo de Paz y garantizar los derechos a la vida y la integridad de los pueblos Indígenas, y garantizar la protección de sus territorios. Asimismo, las autoridades nacionales y capitalinas deben garantizar el derecho a la manifestación pacífica en la Plaza de Bolívar sin represión y sin restricciones. Es vergonzoso que las autoridades bloqueen el ingreso de su propia población a la capital, limitando sus derechos de libre expresión y asociación pacífica.”

La Minga por la Vida, una convocatoria amplia de pueblos indígenas del Chocó, llegó a Bogotá el domingo pasado para exigir protección y respeto por sus derechos humanos. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia policías bloquearon el paso de aproximadamente 500 personas indígenas a la Plaza de Bolívar, donde planeaban realizar su protesta. Un segundo grupo de la Minga fue retenido por policías en la entrada de la ciudad y tuvo que pasar una noche ahí y luego entrar la ciudad caminando el lunes en la mañana.

*Minga es una palabra de origen Indígena que se define como una convocatoria amplia de los Pueblos Indígenas para manifestarse frente a algún tema colectivo.

 Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Sergio Ortiz: +52 1 55 4194 7886, sergio.ortiz@amnesty.org