Arabia Saudí aumenta a 11 años la despiadada condena impuesta en juicio injusto a defensor de los derechos humanos

Tras su recurso de apelación, Issa al-Hamid, defensor saudí de los derechos humanos condenado a 9 años de prisión por su trabajo de promoción de los derechos humanos, tendrá ahora que cumplir 11 años, seguidos de la prohibición de viajar por un periodo de igual duración, y que pagar una multa de 100.000 riyales saudíes (alrededor de 27.000 dólares estadounidenses).

En respuesta al fallo dictado hoy por el tribunal antiterrorista de Riad, Samah Hadid, director adjunto de Campañas de la oficina regional de Beirut de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“El fallo dictado hoy por el tribunal antiterrorista saudí es una demostración más de la represión implacable y despiadada que ejercen las autoridades contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. El recurso de apelación brindaba una importante oportunidad de corregir las enormes deficiencias de la sentencia. Sin embargo, las autoridades han preferido proseguir con su persecución incesante de los defensores y defensoras de los derechos humanos, aumentando una condena que era ya injustificada.

“Issa al-Hamid ha dado muestra de tremendo valor ante unos procedimientos flagrantemente injustos, que parecen tener por objeto silenciar a quienes se atreven a denunciar las incesantes violaciones de derechos humanos de Arabia Saudí. El hecho de que le hayan aumentado la condena es un golpe más asestado por el gobierno a la sociedad civil saudí para intentar silenciarla.

Issa al-Hamid ha dado muestra de tremendo valor ante unos procedimientos flagrantemente injustos, que parecen tener por objeto silenciar a quienes se atreven a denunciar las incesantes violaciones de derechos humanos de Arabia Saudí.
Samah Hadid, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Beirut

“Issa al-Hamid y sus dos hermanos, Abdullah al-Hamid y Abdulrahman al-Hamid, junto con muchas otras personas, han pagado un alto precio por su valentía y su dedicación a la defensa de los derechos humanos. Estas personas tienen que ser protegidas y reconocidas, no condenadas y encarceladas. Las autoridades de Arabia Saudí deben anular con urgencia las sentencias injustas dictadas contra Issa al-Hamid y todos los demás defensores y defensoras de los derechos humanos condenados por su activismo pacífico.”

Issa al-Hamid es miembro fundador de la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos, organización independiente de derechos humanos que las autoridades saudíes cerraron en 2013. Todos sus miembros fundadores han sido condenados a prisión por sus actividades pacíficas de derechos humanos, y siete de ellos se encuentran actualmente encarcelados. Amnistía Internacional considera que todos los que están encarcelados son presos de conciencia y pide que sean puestos en libertad incondicional de inmediato.