Egipto: Los autores del atentado más letal de los últimos años perpetrado contra una iglesia deben ser puestos en manos de la justicia

Los responsables del reprobable atentado con bomba perpetrado esta mañana contra una iglesia cristiana copta en El Cairo deben ser puestos en manos de la justicia en juicios con las debidas garantías y sin recurrir a la pena de muerte, ha dicho Amnistía Internacional. 

Al menos 25 personas murieron y muchas más resultaron heridas en la explosión, que se produjo durante el servicio religioso dominical en la iglesia ortodoxa copta de San Pedro, según los datos proporcionados por el Ministerio de Salud de Egipto. El edificio se encuentra junto a la catedral de San Marcos, en el distrito de Abbassia, sede del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta.

“Se trata de un ataque sectario, condenable y profundamente preocupante contra los cristianos coptos que asistían al servicio dominical”, ha dicho Philip Luther, Director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

Se trata de un ataque sectario, condenable y profundamente preocupante contra los cristianos coptos que asistían al servicio dominical.
Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional


“Las autoridades egipcias deben hacer todo lo que esté en su mano para asegurarse de que la investigación que han anunciado sobre el atentado de hoy es eficaz, independiente e imparcial y pone a los responsables en manos de la justicia. Deben dejar claro que no se tolerarán ataques contra minorías religiosas.”

En este momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del atentado.

Se trata del atentado más letal de este tipo desde el perpetrado contra una iglesia en Alejandría el 1 de enero de 2011, en el que murieron 23 personas.

Este último atentado debe servir de llamada de atención a las autoridades sobre sus medidas para evitar ataques contra los cristianos coptos, que desde hace tiempo son inadecuadas, ha dicho Amnistía Internacional.

Desde hace varios años, la organización ha pedido a Egipto que solucione las deficiencias sistémicas de su respuesta a este tipo de violencia, como la que dieron tras la ola de violencia contra los cristianos coptos de 2013. Los cristianos coptos son la minoría religiosa más numerosa de Egipto.

Las autoridades deben mostrar tolerancia cero para toda la violencia sectaria y procesar a los responsables, en vez de confiar en las tradicionales “reuniones de reconciliación” entre comunidades.
Philip Luther

Las autoridades egipcias deben tomar de inmediato todas las medidas legales posibles, ajustándose plenamente al derecho internacional de los derechos humanos, para evitar los ataques contra los cristianos coptos y otras minorías.

“Las autoridades deben mostrar tolerancia cero para toda la violencia sectaria y procesar a los responsables, en vez de confiar en las tradicionales ‘reuniones de reconciliación’ entre comunidades.”