Letonia: Alzar la voz para garantizar la seguridad del EuroPride

El gobierno de Letonia debe romper su silencio y adquirir el firme compromiso de hacer cuanto esté en su poder para garantizar la seguridad y protección de las personas que participen en el EuroPride de este año en Riga, ha afirmado hoy Amnistía internacional.

EuroPride, que celebra los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en una ciudad europea distinta cada año, se celebrará en la capital de Letonia el sábado 20 de junio, culminando un festival de una semana que comenzó el 15 de junio.

Aunque los organizadores del EuroPride afirman que las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley han mantenido una actitud de cooperación, el gobierno letón no ha dado la bienvenida al evento. Al ser preguntado al respecto en diciembre pasado, el presidente de Letonia, Andris Berzins, afirmó que “la homosexualidad no debería ser publicitada e impuesta”.

En vez de dar la bienvenida a un evento que pretende abogar por la apertura y la tolerancia, los dirigentes de Letonia parecen estar dándole la espalda. Como país que ocupa la Presidencia de la Unión Europea, Letonia debe dar ejemplo en la lucha contra la discriminación homófoba
Lucy Freeman, directora del Programa sobre Género, Sexualidad e Identidad de Amnistía Internacional

“Es inquietante comprobar la evidente incomodidad del gobierno de Letonia ante la celebración del EuroPride. En vez de dar la bienvenida a un evento que pretende abogar por la apertura y la tolerancia, los dirigentes de Letonia parecen estar dándole la espalda. Como país que ocupa la Presidencia de la Unión Europea, Letonia debe dar ejemplo en la lucha contra la discriminación homófoba”, ha afirmado Lucy Freeman, directora del Programa sobre Género, Sexualidad e Identidad de Amnistía Internacional.

“Lo triste es que la mayoría de la sociedad letona está en contra del EuroPride, y fomentar los derechos de las personas LGBTI sigue siendo una lucha: las parejas del mismo sexo son invisibles para el gobierno, los crímenes de odio homófobo no se reconocen, y los políticos de alto nivel emplean una agresiva retórica homófoba”, ha afirmado Kaspars Zalitis, miembro de la junta directiva de Mozaika, grupo letón que organiza EuroPride 2015.

El EuroPride de este año es el primero que se celebra en un país ex soviético, señal de hasta dónde han llegado lo derechos de las personas LGBTI en Letonia. En 2005, una marcha del orgullo de ámbito nacional celebrada en Riga se vio empañada por la violencia y la hostilidad, cuando 70 activistas marcharon por sus derechos pese a la presencia de más de 1.000 contramanifestantes que intentaron impedir la marcha, usaron gas lacrimógeno y arrojaron huevos contra los manifestantes del orgullo.

A pesar de los avances en cuanto a derechos de la comunidad LGBTI en los Estados bálticos y en toda Europa, la seguridad de las marchas del orgullo, y la libertad de expresión en general, continúa amenazada en varios Estados ex soviéticos, donde los ataques homófobos siguen siendo una amenaza constante. El 6 de junio, el Orgullo de Kiev se vio empañado por violencia homófoba que se saldó con 10 manifestantes y 11 agentes de policía heridos. Amnistía Internacional afirmó que la policía no protegió adecuadamente la marcha.

Sólo cinco antiguos Estados soviéticos han aprobado disposiciones legales que prohíben la discriminación en el empleo por motivos de orientación sexual, y sólo en tres de ellos –Georgia, Lituania y Estonia– hay leyes sobre crímenes de odio o incitación al odio que incluyen de forma explícita la orientación sexual o la identidad de género.

Es preocupante que Lituania y Rusia hayan aprobado leyes que restringen el derecho a la libertad de expresión de los activistas LGBTI, en la difusión de información y la defensa de cuestiones como la igualdad en el matrimonio para parejas del mismo sexo. Uzbekistán y Turkmenistán mantienen leyes que penalizan el sexo entre hombres adultos.

Esperamos que el EuroPride de esta semana transmita el mensaje de que los avances son posibles y la discriminación profundamente asentada puede ser desarraigada y sustituida por la tolerancia
Lucy Freeman

Activistas de Amnistía internacional de todo el mundo se unirán a los activistas LGBTI letones en el EuroPride.

“Dado que la violencia homófoba sigue siendo un peligro claro y presente para los activistas en los Estados post-soviéticos, esperamos que el EuroPride de esta semana transmita el mensaje de que los avances son posibles y la discriminación profundamente asentada puede ser desarraigada y sustituida por la tolerancia”, ha afirmado Lucy Freeman.