Tribunal estadounidense declara ilegal la vigilancia masiva de la NSA

La decisión de hoy indica que los argumentos a favor de los programas de vigilancia masiva no tienen fundamento.
Sherif Elsayed-Ali, director adjunto de Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional.

La vigilancia masiva de las comunicaciones por parte del gobierno de Estados Unidos ha recibido hoy un fuerte varapalo, al determinar una corte de apelaciones que la recopilación de grandes cantidades de registros telefónicos que realiza la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) es ilegal, ha manifestado Amnistía Internacional.

"Durante los casi dos años transcurridos desde las revelaciones de Snowden, el gobierno de Estados Unidos ha afirmado que la recopilación de grandes cantidades de registros telefónicos es legítima –ha señalado Sherif Elsayed-Ali, director adjunto de Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional–.

La decisión de hoy indica que los argumentos a favor de los programas de vigilancia masiva no tienen fundamento, ha señalado Sherif Elsayed-Ali, director adjunto de Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional.

"Esta es sólo una de la diversas impugnaciones judiciales de la base jurídica de los programas de vigilancia masiva de Estados Unidos y sus aliados. Cabe esperar que sea el principio del fin y que los gobiernos acaben afrontando la realidad y admitan que sus programas de vigilancia han ido más allá de lo permitido por la ley. Esta decisión tiene que servir de estímulo para que el Congreso anule el artículo 215 de la Ley Patriótica de Estados Unidos, utilizado para ejercer una vigilancia que ha superado nuestros peores temores.

"Dos gobiernos, Francia y Canadá, que esta semana han sometido a votación leyes que otorgan amplios poderes de vigilancia, deben tomar nota de que en Estados Unidos se están impugnando con éxito poderes similares."

Información complementaria

Este mismo mes, el Congreso de Estados Unidos someterá a votación el proyecto de Ley de Libertad, que tiene por objeto limitar los poderes de vigilancia masiva que concede la Ley Patriótica de 2001.

Los grupos de derechos pidieron ayer a los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado que se opongan a un proyecto de ley que reautoriza el artículo 215 de la Ley Patriótica sin modificarlo.

El martes, en la Asamblea Nacional francesa, los diputados votaron a favor de un proyecto de ley de inteligencia que los grupos de derechos advierten que podría otorgar a las autoridades amplios poderes para vigilar las comunicaciones dentro y fuera de Internet sin los debidos frenos y contrapesos.