• NOTICIAS

Siria debe poner en libertad a un clérigo chií libanés o presentar cargos contra él

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades sirias a que pongan en libertad o presenten cargos contra un clérigo chií libanés que se encuentra recluido en régimen de incomunicación desde hace más de tres meses, después de que fuera detenido cuando peregrinaba a La Meca.Sheikh Hassan Mchymech, ex miembro de Hezbolá, viajaba en automóvil a Arabia Saudí con su mujer y su madre cuando fue detenido el 7 de julio por los servicios de Seguridad Política sirios en el lado sirio del puesto fronterizo de Jdeidet Yabous entre Siria y Líbano.Las autoridades sirias no han desvelado el motivo de su detención, ni dónde se encuentra retenido, ni si se han presentado cargos contra él. Los servicios de Seguridad Política sirios son conocidos por llevar a cabo actos de tortura y otros malos tratos.“Las autoridades sirias deben dar a conocer inmediatamente el paradero de Hassan Mchaymech y bien ponerle en libertad, bien acusarle de un delito común reconocible”, ha señalado Philip Luther, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África.“Mientras permanezca detenido, las autoridades deben adoptar las medidas necesarias para garantizar que no sufre torturas u otros malos tratos, que se le permiten las visitas de sus familiares y que tiene acceso a un abogado de su elección.”Según la familia de Hassan Mchaymech, desde que fuera detenido, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Líbano ha escrito a las autoridades sirias en más de una ocasión para pedir explicaciones por la detención, pero no ha recibido respuesta alguna.Además, su familia ha publicado tres llamamientos en periódicos libaneses pidiendo a Michele Suleiman, a Saad Al Hariri y a Nabih Berri, presidente, primer ministro y presidente de la Asamblea Nacional libaneses, respectivamente, que insten a las autoridades sirias a revelar la suerte de Hassan Mchaymech. Los familiares se han reunido con representantes de las tres instancias destinatarias de los llamamientos, quienes les han indicado que las autoridades sirias no han respondido a sus solicitudes de información.Hassan Mchaymech pertenecía a Hezbolá, una organización política y militar chií con gran influencia en Líbano que cuenta con el apoyo de Siria e Irán, pero la abandonó en 1998 por discrepancias internas.En ese momento, fundó y dirigió la publicación mensual online http://difaf.org, donde escribía artículos en los que abogaba por la tolerancia con las diferencias entre las sectas religiosas en Líbano y por la separación entre la religión y la política.En agosto de 2009, fundó junto con otras figuras religiosas chiíes libanesas el Foro de Científicos Independientes, una ONG que pide el respeto por la diversidad intelectual y religiosa.

Los servicios de Seguridad Política son uno de los varios brazos de las fuerzas de seguridad sirias; con frecuencia, a la más mínima sospecha de oposición al gobierno, todos ellos realizan detenciones.Se tienen informes de que en 2009, al menos siete personas fallecieron como resultado de los abusos que sufrieron bajo custodia en Siria. Las autoridades no han actuado de ningún modo para investigar estas denuncias.En los tribunales sirios se utilizan sistemáticamente como prueba “confesiones” obtenidas bajo coacción y casi nunca se investigan las denuncias de torturas u otros malos tratos de los acusados.